Emergencia Coronavirus

Exiliados nicaragüenses en Panamá ante covid-19

Más de 270 familias de nicaragüenses exiliados en Panamá urgen comida o elementos básicos en medio de la pandemia por la covid-19

Desde la sangrienta jornada represora del Gobierno de Daniel Ortega, que comenzó en abril del 2018, más de 6041 nicaragüenses han solicitado refugio en Panamá, según datos confirmados por la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), en un informe elaborado por el mecanismo de seguimiento para Nicaragua (MESENI), en su visita en septiembre del 2019.

Un mes después, en octubre del 2019, se conforma la Coalición de Movimientos Nicaragüenses exiliados en Panamá. – “fue un proceso que primeramente se llamaba Coalición de Movimientos Nicaragüenses en Panamá. Luego, en la unificación, el movimiento campesino nos avaló por nuestra gran labor social y política, el movimiento campesino como testigo fue parte de esta estructuración, de una nueva junta directiva que se realizó de manera transparente. Se invitó a todos los movimientos para que fueran parte de este trabajo” – comenta Daniela Orozco, representante de la coalición, quien nos cuenta cómo están sobrellevando los exiliados nicaragüenses en Panamá, la pandemia del covid-19.

¿Cómo ves las medidas tomadas por el Gobierno de Panamá para prevenir y controlar el coronavirus?

Daniela Orozco: Las medias del Gobierno de Panamá son eficientes, ya que se tomaron en tiempo y forma para evitar una mortandad, no solo aquí, sino en muchos lugares del mundo, puesto que por este país pasan muchas personas provenientes de muchos lugares y con diferentes destinos; cerrar el aeropuerto temprano ha sido muy acertado. El protocolo de acción ciudadano que han puesto, con horarios de salida cada día, con días designados a hombres o mujeres, es muy eficaz para todos, pues contamos con dos horas diarias, tiempo necesario para salir en busca de alimentos o medicamentos.

¿Cómo lo has vivido personalmente? 

Me afecta mucho, puesto que ha cambiado toda nuestra forma de vida, ahora no se sabe cuándo esto va a parar ni cuándo volveremos a poder movilizarnos sin esas restricciones.

Exiliados nicaragüenses en Panamá. Foto de archivo

¿Han sido incluidos los nicaragüenses exiliados y solo con estatus de solicitante de asilo en algunas ayudas del Estado para sobrepasar este tiempo de cuarentena?

Los solicitantes de Refugio no han sido incluidos en las gestiones de las autoridades panameñas, actualmente ni ONPAR (Oficina Nacional para Atención al Refugiado) está dando respuesta; no hay ninguna ONG que esté al frente de darles respuesta humanitaria a los nicaragüenses exiliados, estamos solos y a la voluntad de Dios. Aún ni siquiera los mismos residentes están siendo incluidos, todo esto del plan solidario en un protocolo, el mismo pueblo panameño de bajos recursos se está quejando porque no les llega la ayuda.

¿Qué pasa con la pérdida de trabajos formales e informales y el pago de alquileres y servicios básicos?

Hay un decreto ley que ayuda con prórroga de pagos de alquileres de viviendas, con los trabajos como muchos saben el solicitante de refugio en Panamá no tiene ningún derecho más que a vivir en el país, muchos han vivido de la caridad y otros del trabajo informal. Es legal si te mandan a tu casa sin salario por la crisis que se atraviesa a nivel mundial, así que actualmente se sobrevive de la solidaridad de unos con otros, compartiendo lo poco que se tiene. El dicho nica, donde come uno comen dos, y donde comen 5 comen 6.

Cabe resaltar que ya conocemos casos de nuestra misma gente que ha sido desalojada de los lugares donde habitaban, somos una comunidad que vive de los trabajos informales a causa de nuestro estatus migratorio; solicitante de refugio es igual a NO tener permiso de trabajo,  la pérdida de trabajos informales está ocasionando incertidumbre ante nosotros, pues no sabemos qué va a pasar con nosotros durante esta crisis, el desespero que existe entre nosotros nos hace pensar en retornar a nuestra Patria sin tener ninguna garantía de retorno seguro.

Exiliados nicaragüenses en Panamá distribuyendo paquetes de ayuda a compatriotas en situaciones precarias.

¿Existe alguna otra fuente de ayuda?

Sí, algo. Prácticamente toda la iniciativa de buscar ayuda a nuestros hermanos nicaragüenses ha sido de la coalición. Al principio tratamos de hacer una recolecta de dinero con aliados panameños, nicas residentes y quienes quisieran apoyar, pero no dio resultado; luego, varios integrantes de la directiva reunieron algo de dinero por su propia cuenta, lo suficiente para hacer paquetes de comida para 20 personas que estaban en situaciones de necesidad y no contaban con ningún recurso o apoyo. Después fue que se dio la ayuda de unas monjas, ellas no quieren que nadie sepa de este apoyo que nos han dado. Con su ayuda logramos entregar más de 60 paquetes familiares. (Familias de 4 personas, comida para 15 días más o menos)

A partir de esta situación decidimos hacer una base de datos con las familias nicaragüenses que tienen más necesidad de conseguir comida o elementos básicos para la vida. Hoy en día hay 270 núcleos en lista de espera para apoyo.

También se pidió ayuda al Hogar Luisa, esta es una casa albergue, la base de dato se hizo conforme con las necesidades, familias con niños y ancianos. No hemos tenido respuesta.

¿De lo que has leído y hablado con tus contactos y familia, que opina de la forma que han tratado la amenaza del coronavirus en Nicaragua?

En Nicaragua no se está tomando con seriedad el gran peligro al que toda la ciudadanía está expuesta, es evidente que al Gobierno no le interesa el pueblo, también se ve la falta de compromiso de los empresarios, se nota que no están valorando el recurso humano. Es alarmante que la oposición no ha llamado a la comunidad internacional y al mismo pueblo a que tome las medidas, hay mucha falta de responsabilidad, más allá de la politiquería se debe tomar conciencia que con la vida de un pueblo no se juega. Se deben hacer campañas para sensibilizar y visibilizar que el virus no es un mito, no es un juego y tampoco se puede tapar, esto es una realidad mundial y debemos tomar nuestras propias medidas por el bien de todos.

Sinceramente, es alarmante la negligencia que hay por parte del Gobierno, también la falta de credibilidad por parte del sector de la Salud; en lo personal, mi familia en Nicaragua está tomando todas las medidas de seguridad y precauciones, pero, lamentablemente, somos el segundo país más pobre del continente y hay falta de conocimiento de la pandemia, a pesar de que la población está poniendo de su parte, ¿Qué podemos esperar?

¿Cuáles son tus preocupaciones? 

Me preocupa qué va a pasar con nosotros, ya que ninguna ONG se ha acercado a ayudarnos como solicitante de refugio, ni como Coalición, pues estamos trabajando en equipo para apoyarnos entre nosotros.

 ¿Crees que el covid-19 ha debilitado o fortalecido el régimen de Ortega?

Creo que no lo ha debilitado. Mas bien creo que está usando la pandemia como una estrategia macabra, promoviendo la propagación del virus y mal llamando a los casos positivos como simple pulmonía. Lo que quiere el régimen es que seamos nosotros los que pidamos el levantamiento de sanciones contra sus altos funcionarios y oficiales cuando nuestro país se encuentre en colapso.

Publicado en Havana Times

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend