Nación

Relator para libertad de expresión de CIDH condena represión contra periodistas

“Extrema persecución” contra Miguel Mora

Acusación de incitación al odio "es figura en blanco para un sistema judicial que no es independiente", afirma Lanza; En León, desmantelan Radio Darío



Miguel Mora, director de 100% Noticias, catalogó la denuncia interpuesta este lunes por simpatizantes sandinistas ante el Ministerio Público como un escalón más de la represión de la dictadura Ortega-Murillo en su contra. La narrativa oficial sostiene que “familiares de víctimas del golpismo” señalan al periodista como incitador de asesinatos, odio, tranques de la muerte y terrorismo”.

“Me acusan de que soy asesino, mentiroso, instigador de mentiras y odio en el pueblo. El gobierno tiene un plan de coartar todas las libertades públicas. Es un estado policial, paramilitar”, advirtió Mora a Confidencial.

Los familiares de las víctimas que aúpa el régimen Ortega Murillo señalan a Mora de estar detrás de los asesinatos de Guillermo Méndez Ortiz, el teniente policial Gabriel de Jesús Vado, y el trabajador de la Alcaldía de Managua, Bismarck Martínez.

Para Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la querella contra Mora representa “un caso de extrema persecución”.

“Aparenta ser una denuncia que se orquesta varios meses después de los hechos. La acusación penal de incitación al odio es una figura en blanco para un sistema judicial que no es independiente, y que no ha investigado los casos de de los 325 asesinatos ocurridos en las protestas, en la mayoría cometidos por fuerzas policiales”, dijo Lanza a Confidencial.

La reacción ante la acusación en perjuicio de Mora causó solidaridad entre los periodistas independiente. Se realizó en las afueras de la sede de 100% Noticias un pequeño plantón de solidaridad.

chazamos las agresiones y censuras contra 100% Noticias. Periodistas independientes de Nicaragua rechazamos la campaña de desprestigio, agresiones, retenciones arbitrarias, intimidación y persecución contra Verónica Chávez y Miguel Mora. Rechazamos la acusación interpuesta en la Fiscalía. Basta de criminalizar la labor informativa”, dijo Julio López, periodistas del programa radial Onda Local.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) expresó que las acciones emprendidas contra Mora “instrumentalizan” a la Fiscalía y al Poder Judicial. “Constituyen una evidente criminalización de la libertad de expresión y al periodismo independiente con el fin de acallar sus voces violando así el derecho a la libertad de prensa y el derecho a informar que tienen los periodistas y los medios de comunicación”, aseguró el organismo.

Mora ha denunciado en las últimas semanas persecuciones y seis detenciones a manos de policías de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP), quienes lo habrían amenazado de muerte.

“Hoy hicieron otra de tantas denuncias falsas… que han inventado con el objetivo de que tengamos miedo como ciudadanos. Quieren que cambiemos como periodistas y defensores de la libertad de prensa. Eso no va a pasar”, dijo Mora. “El gobierno tiene un plan de coartar todas las libertades públicas. Es un estado policial, paramilitar. Nos quieren amedrentar para que cambiemos nuestra línea editorial, que nos vayamos del país o cerremos el medio de comunicación, algo que no vamos a hacer”, recalcó el director de 100% Noticias.

Desmantelan Radio Darío en León

El comandante Daniel Ortega compareció la noche de este lunes en una cadena nacional pero no hizo referencia a la persecución contra Mora y 100% Noticias. Tampoco a la escalada de represión contra la prensa independiente.

La noche de este lunes, horas después de las acusaciones contra Mora, la Policía Nacional saqueó y desmanteló las instalaciones de Radio Dario en la ciudad de León. De acuerdo a la denuncia, cuatro de los trabajadores de la emisora fueron capturados.

Fidel Dominguez, jefe departamental de la Policía, llegó a la emisora con tres patrullas repletas de antimotines. Obligó a los trabajadores de Radio Darío — la misma que fue incendiada en abril por turbas del régimen — a entregarles sus celulares.

“En un acto de brutal represión y de total violación a la libertad de expresión, las fuerzas policiales ordenaron que de inmediato la emisora apagar los estudios de Radio Dario, se apagaran todos los equipos, sin contar para ello con ninguna orden del ente regulador de las comunicaciones, TELCOR o de cateo. En este momento Radio Darío se encuentra fuera del aire y todo el personal en casas de refugio o escondidos”, denunció, desde el exilio, el director de la emisora Aníbal Toruño.

Rothschuh: “El Gobierno está perdiendo la brújula”

El director del Observatorio de Medios de Comunicación del Centro de Investigaciones de la Comunicación (CINCO), Guillermo Rothschuh, recordó que Mora ha denunciado amenazas de muerte explícitas, que considera “pone en mal predicado a quienes son los responsables de dirigir estos ataques en contra a la prensa nacional”.

“Esto lo hemos visto a lo largo de los años, lo deseable sería que en este caso se manifestasen todos los que a través de la semana lo estuvieron haciendo de una manera enérgica. Vi que AmCham se solidarizó con Miguel y eso lo que me revela a mí es la urgencia de contar con una institución autónoma que sea la que esté ahora velando por los intereses de los medios y de los periodistas nicaragüense”, opinó Rothschuh.

Según el comunicólogo, este reciente ataque contra Mora “parece que fuera parte de una estrategia que culmina con una acusación en los Juzgados”.

“Yo creí que era una etapa ya superada de parte del Gobierno, porque si vos ves a lo largo de los años hacia el corazón donde apuntaba las acciones y los asedios y los hostigamientos del Gobierno era para generar la autocensura. Una vez que ese proceso no dio ni rindió frutos se pasó a un momento donde están las agresiones, las detenciones, pero lo que hemos visto es que esas campañas no hayan tenido ninguna efectividad. Yo creo que el Gobierno está perdiendo la brújula y debería por su propio bien y a favor de sus intereses redefinir esas estrategias que les han resultado fallidas”, sentenció.

Constituyen nueva organización de periodistas

Este sábado se conformó la organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), en un momento de crisis donde el periodismo nacional enfrenta amenazas y persecución por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Actualmente unos sesenta periodistas y comunicadores de Managua y de varios departamentos conforman este organismo, cuyo fin será buscar apoyo y acuerpamiento ante la escalada represiva del Gobierno hacia la prensa nacional.

“El periodismo no está solo y el gobierno sabe que tenemos el respaldo nacional de la población (…) tenemos el respaldo de organismos y organizaciones internacionales que trabajan con periodistas y medios de comunicación independientes, lo que no tenemos es el respaldo del Estado que debería actuar en la defensa de la libertad de expresión y prensa”, manifestó Julio López, periodista de Onda Local y miembro de PCIN, en el programa televisivo Esta Noche.

Por su parte, el periodista Sergio Marín Cornavaca, promotor del organismo, comentó que la iniciativa surgió “de manera autoconvocada”.

“Para nosotros es un hito en la organización periodística precisamente porque es un momento muy difícil el que atravesamos como periodistas. Miramos nuestro ejercicio sin pronunciarnos más allá. Hicimos un estudio de la realidad y nos dijimos quién nos representa qué hacemos en este momento si nos están criminalizando nuestra actividad y hay una escalada de parte de régimen. Lo que elegimos es organizarnos”, agregó Cornavaca.

Desde que iniciaron las protestas contra el Gobierno de Ortega, el asedio a la libertad de prensa se ha agudizado. Primero con la interrupción de 100% Noticias los primeros días de la resistencia cívica y luego con el asesinato del periodista Ángel Gahona, reportero de Bluefields que fue asesinado el 20 de abril mientras daba cobertura a una protesta en su ciudad. Desde entonces, las agresiones físicas no han cesado.

El último caso ha sido el asedio al director de 100% Noticias, Miguel Mora, quien ha recibido amenazas de muerte por parte de autoridades.

El siguiente paso para PCIN será “fortalecer la organización apoyar la gestión territorial de los periodistas locales”, así como afianzar los canales con los profesionales de la comunicación que por razones de seguridad se han exiliado fuera del país.