Política

Grupo opositor establece "hoja de ruta" para presentar a secretario general de la OEA

FAD: “Nuevas elecciones generales para 2017”

Violeta Granera: "No podemos hacer borrón y cuenta nueva. No podemos desconocer el mensaje que mandó la población el 6 de noviembre"



El Frente Amplio por la Democracia (FAD) ya tiene “una hoja de ruta” para presentarle al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien el próximo 1 de diciembre aterrizará en Nicaragua para darle continuidad “al diálogo” que mantiene con el gobierno de Daniel Ortega.

La propuesta del FAD es la repetición de las elecciones generales en la misma fecha en que están programadas las municipales en 2017. Violeta Granera, candidata a la vicepresidencia e ilegalizada por una decisión política de Ortega, y ahora coordinadora del FAD, aseguró que cuentan con un “planteamiento político y con una propuesta jurídica de cómo podemos salir de esta situación”.

“El centro de la propuesta es que no podemos hacer borrón y cuenta nueva. Nosotros no tenemos cómo, de forma ética, desconocer el mensaje que mandó la población el seis de noviembre”, sostuvo Granera en el programa Esta Semana. La dirigente política y expresidenta del Movimiento por Nicaragua (MpN) se refería a la alta abstención registrada en las votaciones del pasado seis de noviembre. Según el FAD y otros organismos políticos y de la sociedad civil, el abstencionismo rondó el 70%. Las cifras oficiales presentadas por el Tribunal Electoral revelan que la abstención fue del 50%.

“Estamos diciendo si la gente no fue a votar, es porque rechazó esa farsa electoral. ¿Y sino hubo elecciones, qué es lo que queda? Hacer elecciones. Allí hay varias alternativas. Estamos flexibles con eso, pero la propuesta es que se creen condiciones el próximo año para que se junten las elecciones nacionales con las municipales”, precisó Granera.

De acuerdo a la visión del FAD, unas nuevas elecciones generales son “la puerta de entrada para todas las reformas que hay que hacer” en Nicaragua. El movimiento —que aglutina a parte de la oposición ilegalizada y organismo de la sociedad civil— sostiene que el “tema no es solo electoral”. Más bien, el hecho de que no hayan elecciones libres, transparentes y competitivas es resultado del “desmantelamiento de la institucionalidad”.

Granera señaló que ese siempre ha sido el objetivo perseguido desde que iniciaron la campaña en la que llamaron a no votar. El FAD pretendía “demostrar la ilegitimidad del circo montado”, pero también mantener la demanda de unas elecciones que cumplieran con parámetros internacionales: Competitivas, transparentes y con observación nacional e internacional.

“Para llegar a eso hay un camino y lo entendemos perfectamente. Pero hay que empezar ese camino… En lo que estamos absolutamente en contra es con la propuesta de borrón y cuenta nueva. La impunidad con las que se han manejado todas las violaciones a los derechos humanos, incluyendo las violaciones de los derechos políticos, es lo que nos tiene en esta situación”, insistió Granera.

Es ético, también

Granera dijo que la propuesta es ética además de política. “Tenemos que poner un basta ya a este deterioro total no solo en la institucionalidad, sino esta cultura democrática que la gente ha empezado, que las cúpulas y las elites están empeñadas en desconocer”, propuso.

Este lunes, Ciudadanos por la Libertad, la organización asociada con Eduardo Montealegre, solicitó ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) una personería jurídica para su movimiento político. Esto ha sido interpretado por algunos analistas políticos como un contrasentido: pedir al mismo sistema que le arrebató la casilla a la Coalición Nacional por la Democracia una personería.

Aunque la agenda de la delegación de la OEA encabezada por Almagro se desconoce, Granera dijo que una delegación del FAD se reunirá con ellos. Asimismo, agregó, ella gestionó otra audiencia para los diputados opositores destituidos por orden del gobierno de Ortega. Otro grupo de alcaldes también serán recibidos este martes 29 de noviembre.

Granera anunció la marcha conjunta que realizarán este primero de diciembre con los campesinos del movimiento anti Canal. Los productores comenzarán a llegar este martes 29 y realizarán una vigilia, para luego fusionar la marcha con organismos con el FAD y demás ciudadanía en general.

Granera no cree que sea fácil detener a los campesinos que viajarán hasta Managua. Este lunes, varios de esos líderes locales han denunciado militarización en Río San Juan y Nueva Guinea, el núcleo duro de la protesta anti Canal. Aunque Granera sostuvo que el hecho de haber escogido esta fecha para la marcha es por la visita de la OEA que, de alguna forma, puede reducir los riesgos de represión por parte del gobierno de Ortega.

Granera hizo un llamado a la empresa privada, reunida en el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), y otros gremios para “que tomen una actitud menos declarativa y más activa” sobre la demanda de elecciones libres y transparentes.

“Los empresarios más pronto que tarde van a tener que entender que no podemos dejar en hombros de los campesinos la lucha por Nicaragua, que al final es la lucha de todos. La situación de Nicaragua siempre ha descansado en los campesinos. Ellos han puesto los muertos, todos los esfuerzos”, alentó la excandidata a la vicepresidencia.