Nación

Indígenas ramas y creoles señalan al Gobierno por no actuar ante destrucción

Urgen frenar invasión en reserva Indio Maíz

Guardabosques aseguran que Batallón Ecológico del Ejército no los acompañan en vigilancia y que procurador Estrada “no responde” a sus peticiones



El ruido de la motosierra asedia a la Reserva biológica Indio Maíz. Pese a que los indígenas Rama-Kriol denuncian y documentan el avance de los colonos en esta selva, las autoridades competentes y el gobierno del comandante Daniel Ortega “no muestran voluntad” para evitarlo. La denuncia la formulan Aldric Beckford Dearing, Presidente Gobierno Comunal de San Juan de Nicaragua, y Pablo Solano Ruíz, guardabosque comunitario de la Reserva Indio Maíz.

indio maizLo que estos hombres describen es un esquema que se repite en territorios indígenas de Nicaragua, ya sea en la reserva de Bosawas o en territorios miskitos de la Costa Caribe Norte. Con sus propios recursos los comunitarios intentan documentar la destrucción de los bosques, pero cuando informan a las autoridades para que actúen, encuentran desinterés.

Para cubrir dos mil kilómetros cuadrados de reserva, los indígenas cuentan con cinco guardabosques comunitarios. Solano Ruíz es uno de ellos. Cuando ha solicitado ayuda al Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua dice “que no” los “quieren acompañar”.

“En la comunidad no estamos muy bien, porque hallamos gente (colonos) de diferentes lugares. Hace dos meses nos topamos gente armada y es problemático para nosotros cinco, nos sentimos solos”, expresó el guardabosque indígena en el programa Esta Noche.

Los colonos son el mal de los territorios indígenas. Su avance por las selvas traen ganadería, tala de madera preciosa, agricultura desenfrenada y deriva en el tráfico de tierras, en el que se han visto involucrados funcionarios ligados al Frente Sandinista, según reveló una investigación de Confidencial.

La normativa 445 (Ley del Régimen de Propiedad Comunal de los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica y de los Ríos, Bocay, Coco, Indio y Maíz) establece en su etapa el saneamiento. Es decir, ordenar y expulsar a los colonos. Sin embargo, los indígenas denuncian que la falta de acompañamiento del gobierno Sandinista.

“Nos preocupa que las instituciones responsables de llevar a cabo y apoyar a los pueblos indígenas con su proceso de saneamiento, o cumplir con ese marco legal, como lo es el MARENA, Ejército, y la Procuraduría no lo están haciendo”, lamentó Beckford Dearing. “Como gobierno territorial estamos donde estamos gracias a nuestros propios recursos”, agregó.

Al igual que los Rama-Kriol algunos líderes comunitarios miskitos han “auto-gestionado” recursos para inventariar el número de colonos que ocupan sus territorios. En el caso de Beckford Dearing, han realizado un diagnóstico y proponen a los colonos “un régimen de convivencia” pacifica sin que afecten la cultura ancestral. Para ello han tratado de involucrar a la Comisión Nacional De Demarcación Y Titulación (CONADETI), pero no lo han logrado.

“Hemos invitado a instituciones a que juntos elaboremos una estrategia de defensa a esta invasión que no está afectando. Hemos intentado hacer una acción interinstitucional, y a pesar que ponemos recursos económicos para que puedan sumarse a ese esfuerzo, no se suman”, sostuvo Beckford Dearing.

El Presidente Gobierno Comunal de Greytown, territorio que agrupa a nueve comunidades, relató que han tenido contacto e impulsados gestiones con el propio Procurador General de la República, Hernán Estrada, encargado de dar seguimiento a este tema. No obtuvo respuesta. Confidencial tampoco ha tenido una reacción de la procuraduría, pese a que hace un prometieron una entrevista hace más de un mes.

“Cuando el presidente nos entregó el título de propiedad, su primera palabra era respetar los derechos de los pueblos indígenas. Pero me pregunto si es que el señor presidente se da cuenta de lo qué está sucediendo”, dijo Beckford Dearing. “Porque las instituciones que deben proteger la reserva Indio Maiz no están cumpliendo”.

El guardabosques Solano Ruíz dijo que dos veces al mes patrullan la reserva Indio Maíz, y la información recabada es presentada en un informe geo referenciado a las autoridades. Por lo tanto, aduce, no pueden alegar desconocimiento. Para Beckford Dearing lo que existe es “falta de voluntad”.

Los indígenas Rama-Kriol intentaron el año pasado montar una reunión interinstitucional con la Procuraduría, el Ministerio del Ambiente, y los secretarios políticos de Bluefields y Río San Juan. Se reunieron con ellos en Managua en la vicepresidencia de la república, pero dos días antes de viajar a Greytown al evento, cancelaron el viaje, denunció Beckford Dearing.

“Nos reunimos con el secretario político de Bluefields, Jhony Hodgson, con el de Rio San Juan, Jony (…) y planteamos hacer reuniones con autoridades de la Costa Caribe Sur y Rio San juan… activamos esa interconexión pero cancelaron. Nos preocupa. Los ministros de cada institución, los secretarios políticos están sabidos. ¿Qué más podemos hacer? Hacemos un llamado al presidente Ortega para que baje instrucciones para salvar reserva Indio Maíz”, clamó el líder indígena.