Nación

Familia acusa a la Policía de torturar al joven Kevin Solís

Tiene la cara inflamada y por la madrugada lo sacan de su celda en El Chipote, para mojarlo con una manguera a presión

Familiares del universitario y preso político Kevin Solís denunciaron ante los medios de comunicación que el joven es torturado por oficiales de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), específicamente por el “comisionado Pacheco”, quien presuntamente lo saca de su celda por las madrugadas para mojarlo con una manguera a presión.

“Kevin me pidió que hiciera público todo lo que le están haciendo. Lo están torturando. Tiene la cara inflamada, como si le hubieran arrancado las cordales. Cuando lo ví estaba atónito, es que está en una celda aislado. Me dijo que me agradece por estar ahí, que sentía que había pasado tanto tiempo sin ver gente, que solo escuchaba las voces de las personas”, relató un familiar de Solís, quien solicitó omitir su nombre por seguridad.

Solís fue secuestrado, el pasado 6 de febrero, afuera de la Universidad Centroamericana (UCA) según confirmó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). El secuestro ocurrió luego de que simpatizantes del régimen de Daniel Ortega circularan su fotografía con la leyenda “se busca”, por su participación en protestas estudiantiles.

El Cenidh corroboró que Solís fue interceptado por una camioneta negra doble cabina, en la calle que va hacia el consulado de Costa Rica. Luego, sujetos desconocidos lo subieron por la fuerza al vehículo y se lo llevaron con rumbo desconocido. Días más tardes su familia tuvo información de que se encontraba en “El Chipote”.

Según el familiar de Solís que habló con los medios de comunicación, en las madrugadas un comisionado, al que solo identifica como “Pacheco”, lo saca de su celda y lo traslada a una habitación de castigo para mojarlo con una manguera a presión. “Le dice que quizás así se le limpia la mierda que tiene en la cabeza”, narró el allegado del detenido.

“Realmente está muy mal, hay que hacer presión, lo que sea para que salga lo más pronto posible. Es la segunda vez que está ahí (antes estuvo preso 11 meses). Nunca lo había visto así, me tiene bien preocupada”, indicó el familiar de Solís.

Lo acusan de robo agravado

La Fiscalía acusó esta semana a Solís por el delito de robo agravado en perjuicio de José Leonel Suazo Gutiérrez, el simpatizante orteguista que se infiltró en una protesta que universitarios de la UCA realizaron semanas atrás. Emmanuel Torrez y Gerson Suazo también fueron acusados y se les giró orden de captura. El juez que admitió la causa es Celso Urbina, del Juzgado Décimo de Distrito Penal de Audiencia.

De acuerdo a la relación de hechos planteada por la Fiscalía, los tres jóvenes junto a personas desconocidas, agarraron a patadas al denunciante y un sujeto le sacó la cartera con documentos personales y 600 córdobas.

La abogada defensora de Solís, Aura Alarcón, explicó que la acusación de la Fiscalía es falsa, pues Kevin nunca estuvo en el lugar en el que supuestamente ocurrieron los acontecimientos. Como prueba se remitió a las transmisiones en vivo y demás videos que circularon, en los que no se aprecia a su defendido.

Sobre las torturas que denunció la familia de Kevin Solís, Alarcón agregó que la forma de operar de la Policía es golpear en partes no visibles durante las primeras 48 horas, de esta forma cuando llega a la audiencia preliminar, no hay señales físicas en el cuerpo del detenido. Sin embargo, los oficiales realizan amenazas que cumplen después, según la abogada.

“Entre la primera audiencia y la audiencia inicial tenés un máximo de diez días. Ahí es donde hacen efectiva su amenaza”, señaló la abogada, quien agregó que la próxima presentación ante el juez de Solís será el 20 de febrero.

Más en Nación

Send this to a friend