Centroamérica

El premio de periodismo más importante de Iberoamérica

El Faro, premio Gabo a la Excelencia Periodística

Consejo Rector de la FNPI elogia la valentía de su sala de redacción para hacer periodismo en condiciones adversas



Un periódico digital que empezó a editarse en mayo de 1998 en un cuarto con apenas dos computadoras, ha ganado el galardón periodístico más importante de América Latina. El diario ElFaro.net recibirá el próximo 30 de septiembre, en Colombia, el Reconocimiento a la Excelencia Periodística del Premio Gabo 2016, mismo que otorga la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Es la primera vez que la entidad brinda este premio a un equipo y no de manera individual.

“Este premio reconoce la calidad del periodismo de El Faro y también la valentía de sus periodistas, que ejercen su labor bajo riesgos y en condiciones muy adversas, para investigar y divulgar historias y temas que tienen resonancia ineludible en el debate público”, afirma el Consejo Rector del Premio Gano 2016 en el fallo oficial que ha publicado la FNPI en su sitio web.

De igual manera, aseguran que el rigor de la investigación, la integridad y el compromiso con la verdad, la calidad narrativa y la vocación innovadora, así como la apuesta por enfocar temas relevantes que otros medios ignoran, ha permitido que este diario digital salvadoreño haga la diferencia al contar historias sobre Derechos Humanos, impunidad, violencia, crimen organizado, fiscalización de los poderes públicos y privados, corrupción, migración, pobreza, así como la demanda de transparencia pública.

Un periódico pionero

Cortesía | FNPI.
Cortesía | FNPI.

A nivel centroamericano, El Faro es conocido por realizar revelar numerosos actos de corrupción en su país, tales como las finanzas ocultas de presidentes y expresidentes de El Salvador, los entretelones del asesinato de Monseñor Óscar Romero, el pacto que estableció el gobierno con las pandillas, la operación de uno de los principales grupos de narcotráfico en su territorio, entre otros. Gracias a estas indagaciones, su sala de redacción ha logrado producir un periodismo “incómodo” para las esferas del poder.

Adicionalmente, la FNPI reconoce que EL Faro ha sido pionero del periodismo digital en Latinoamérica, al apostar tempranamente por la plataforma que años después revolucionaría la industria de los medios de comunicación. La entidad explica que sus integrantes han utilizado distintos formatos y soportes para divulgar su trabajo, como documentales, libros y programas radiales. “Han demostrado que su principal objetivo es informar y cautivar a los lectores con un contenido veraz que habla de lo que pasa en El Salvador y Centroamérica”, indican.

En un perfil que César Castro preparó para la FNPI, este revela que aunque el proyecto comenzó publicando columnas de opinión y análisis, sus fundadores (el periodista Carlos Dada y el empresario Jorge Simán) no estaban conscientes que habían creado el primer periódico digital de Latinoamérica. Internet se había convertido en la única opción para echar a andar un medio de comunicación que no tenía recursos para imprimir en papel.

Desde entonces, el equipo de El Faro ha conseguido financiamiento para contratar a unas 30 personas, de las cuales 21 desarrollan funciones exclusivamente periodísticas. Cuentan, además, con seis pasantes, un área de producción compuesta por seis personas y un equipo administrativo formado por otros seis empleados. También hay 15 colaboradores externos que alimentan el sitio web con artículos de opinión y blogs, y fomentan el debate y la interacción con los lectores.

Entre los reconocimientos internacionales más importantes que El Faro ha recibido durante sus 18 años de existencia, destaca el Premio Ortega y Gasset de 2011 por el reportaje multimedia “El Criminalista del país de las últimas cosas”, elaborado por Carlos Martínez y Bernat Camps. Ambos obtuvieron el galardón por una historia que desnuda la cotidianidad de la violencia y el peregrinaje anónimo de la gente que busca a sus desaparecidos.

Por sus investigaciones que incomodan a las élites, El Faro también ha necesitado que su equipo tenga escolta policial. Por ello, el Consejo Rector del Premio Gabo hace hincapié en que este medio ha sido capaz de operar en unos de los países más violentos de Iberoamérica y en un entorno político hostil para el ejercicio del periodismo independiente. Su sello de calidad, manifiestan, es una reportería que le devuelve la voz y la dignidad a los excluidos, desafiando las versiones oficiales de los hechos y los poderes que los emiten.

De los trabajos más célebres de El Faro destaca la investigación a fondo del asesinato de Monseñor Romero, elaborada por Carlos Dada; la serie de crónicas que siguió la ruta de los migrantes centroamericanos que viajan por México para llegar a Estados Unidos, a cargo de Óscar Martínez; y el documental titulado “María en tierra de nadie”, de Marcela Zamora. Todos ellos, dice la FNPI, constituyen una contribución excepcional a la verdad, al rescate de nuestra historia y a la identidad.

Reconocimiento al periodismo independiente

Cortesía | FNPI
Cortesía | FNPI

En su sitio web, El Faro detalla que desde su fundación y hasta 2003, el periódico operó gracias al trabajo voluntario no remunerado de los periodistas que lo crearon, muchos de los cuales todavía forman parte del proyecto. Posteriormente, las agencias de cooperación y otras organizaciones internacionales les brindaron fondos para desarrollar investigaciones de interés común. Su estrategia de financiamiento también ha consistido en vender espacios publicitarios y contenidos a otros medios.

Hoy día, este diario digital se financia por cuatro vías: proyectos de cooperación internacional (75%), venta de publicidad y patrocinios (17%), regalías por libros, películas documentales o venta de contenido a otros medios para su republicación (3%) y aportes de su comunidad de lectores y lectoras, a través de una campaña anual de Excavación Ciudadana (4%). Su equipo también es conocido por organizar el Foro de Periodismo Centroamericano, que se ha convertido en un ejemplo de capacidad de convocatoria a nivel regional.

La estrategia anterior ha permitido que este medio se haya mantenido por 18 años en el mercado de diarios digitales latinoamericanos, pero sobre todo como una empresa periodística independiente. “Ha sido a la vez escuela y semillero de periodistas, y desde su pequeña sala de redacción se ha convertido en una gran institución, cuya política editorial cobija los más altos principios de libertad creativa”, asevera el fallo de la FNPI.

El   Consejo   Rector   de   la   FNPI está conformado por Carlos Fernando Chamorro, fundador y director del diario Confidencial y de los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche; Jean-François Fogel (Francia), Germán Rey (Colombia), Héctor Feliciano (Puerto Rico), Jon Lee Anderson (Estados Unidos), María Teresa Ronderos (Colombia), el cronista Martín Caparrós (Argentina), Mónica González, directora del Centro de Investigación Periodística de Chile (CIPER) (Chile), Rosental Alves (Brasil) y el célebre escritor Sergio Ramírez (Nicaragua).

El Faro, ganador del Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo 2016 from FNPI on Vimeo.