Política

Félix Maradiaga: “regreso con la frente en alto”

Activista perseguido y director del IEEPP, despojado de su personería jurídica, regresa hoy para sumarse a la lucha cívica en Nicaragua

El director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) y activista político, Felix Maradiaga, regresará este lunes a Nicaragua luego de un año de exilio forzado, debido a la persecución política de la dictadura Ortega-Murillo. La Policía rodeó el Aeropuerto Internacional de Managua previo a su aterrizaje.

Decenas de patrullas policiales, cargadas con agentes especializados en operativos contra criminales peligrosos se ubicaron en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, así como en sus alrededores, previo a la llegada de Maradiaga.

“Este anuncio es consecuente con la posición que mantuve desde el inicio de mi exilio forzado. Siempre dije que mi salida de Nicaragua sería temporal y con el único propósito de continuar mi lucha cívica y de derechos humanos, desde el frente internacional”, expresó Maradiaga en la ciudad de Miami. “He hecho todo lo que ha estado a mi alcance para que el mundo sepa lo que está pasando en Nicaragua y para que la comunidad internacional ejerza presión para una transición pacífica hacia la democracia. Ha sido una labor ardua, y de equipo, junto a muchísimas personas”.

Maradiaga fue acusado por la dictadura de dirigir una red delincuencial y terrorista durante las protestas de la rebelión cívica. El 23 de septiembre de 2018, la justicia orteguista emitió una orden de captura contra este politólogo bajo la querella de “financiar mafias narcotraficantes”, así como la atribución los delitos de terrorismo, narcotráfico, y crimen organizado.

“Ahora siento que debo regresar a la trinchera de lucha cívica dentro de Nicaragua, como lo había venido haciendo por más de una década, antes de que el sistema judicial Sandinista iniciara una persecución política en mi contra. Es una decisión que he tomado acompañado de mucha oración y reflexión con mi familia, guiado por el convencimiento de que ninguna tiranía me puede robar el derecho de vivir y trabajar por la nación que amo. Nicaragua es mi Patria. Como ciudadano nicaragüense que soy, voy a hacer uso de mi derecho constitucional a entrar y salir de mi país cuando lo estime conveniente”, expresó Maradiaga.

Según el director del IEEPP, está consciente que su retorno implica muchos riesgos. Pero también advirtió que no permitirá que el régimen le saque rédito político a su regreso. “Al igual que los nicaragüenses que no pueden ejercer sus plenas libertades, yo tampoco tengo ninguna garantía. Me siento en la obligación moral de insistir en que aún no existen condiciones para el retorno seguro de los exiliados. Mi regreso obedece estrictamente a una decisión personal basada en  mi fe inquebrantable y confianza en que cuento con la protección de Dios”, aseguró.

Y agregó: “En el mes de julio de este año, aduciendo la aprobación de una Ley de Amnistía, los jueces orteguistas archivaron cientos de causas penales, entre ellas la mía. Sin embargo, no es ninguna ley espuria de amnistía la que determina ni inocencia, sino mi conciencia, que siempre ha estado limpia. Regreso para sumarme a los esfuerzos de Unidad Nacional para la libertad de Nicaragua”.

Advertisements

Más en Política

Send this to a friend