ad-200x90

 

Economía

Un asueto “innecesario", para AMCHAM, pero al presidente de CCSN le parece "positivo"

Feriados estatales afectan productividad

Estado decretó 3 días feriados para sector público en un país con nueve días libres por ley. Gobierno busca "réditos políticos", dice Roberto Sansón



El decreto del Ministerio del Trabajo (Mitrab), declarando tres días de asueto a nivel nacional tiene consecuencias –positivas y negativas– para el sector privado, en dependencia de a quién se le pregunte.

Tres ejemplos de ello son Roberto Sansón, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), para quien ese largo puente festivo es “completamente innecesario”; Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), al que el mismo hecho le parece “positivo”, y Mario Arana, director de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), quien considera que hay una ‘tendencia a exagerar’, cuando se dictan los feriados.

El decreto de la ministra del Trabajo, Alba Luz Torres, ratificaba que el ocho de diciembre es asueto con goce de salario, tal como lo manda la Ley, a la vez que amplía el descanso de los trabajadores del sector público, a los que envió a sus casas el siete y nueve de diciembre, con sendos asuetos a cuenta de vacaciones.

La Ley contempla un total de nueve días feriados con goce de salario (primero de enero, Jueves y Viernes Santo, primero de mayo, 19 de julio, 14 y 15 de septiembre, 8 y 25 de diciembre), efemérides que el gobierno amplía de facto cada vez que existe la oportunidad de hacer un ‘puente’, y en ocasiones hasta ofreciendo un lunes adicional de descanso.

Arana opina que “hemos tendido a exagerar un poco en el tema de los asuetos y los días de vacaciones”.

El economista explica que “sector privado lo resiente un poco porque se para la actividad económica. Tenemos que asegurar que el engranaje económico funcione bien todo el tiempo, pero esto (aprobar tantos días de descanso) tiende a desenfocar la atención de las empresas”.

Para Sansón, la decisión de dar tres días aprovechando el feriado en el que se celebra la devoción mariana, “demuestra falta de entendimiento de la necesidad del sector privado y del comercio en general, de que esta época navideña requiere el apoyo de oficinas gubernamentales como las de la Dirección General de Aduanas, que debería estar abierta estos días, en vez de irse de vacaciones”.

Aunque entiende la importancia que tiene para el trabajador y el ciudadano nicaragüense en general que quiere descansar y celebrar la Purísima, insiste en que “este largo puente es totalmente innecesario. Deberíamos estar preocupados por propiciar el desarrollo comercial en este fin de año. Este feriado causa un trastorno real e importante en las operaciones del día a día de las empresas que están tratando de sacar sus productos en estas fechas”.

‘Cese’ aduanero

El cierre de las Aduanas generará un atraso en las importaciones, lo que podría traducirse en un atraso en las ventas. “Las pérdidas no serían ahorita, sino en los próximos días”, señaló el líder gremial, recordando que el sector privado ha presentado muchas quejas contra la administración de Aduanas, que genera muchas deudas de valor, atrasos, trámites.

“De entre todas las oficinas del sector público, la administración de Aduanas es la que requiere de muchas más mejoras”, asegura.

Sansón también nota que, aunque a cualquier empleado le gusta tener vacaciones, de los tres días que aprobó el gobierno solo el jueves ocho de diciembre es feriado, y los otros dos días serán restados del acumulado de cada trabajador.

“Es posible que un gobierno crea que obtendrá réditos políticos por dar estas vacaciones, pero en el pasado no se han aprobado largas vacaciones como estas, y el gobierno de turno no perdió nada. El gobierno debería tener una línea consistente, en el tema del manejo de los feriados”, dijo Sansón.

Insiste en que estos son días de picos comerciales, y que las empresas necesitan prepararse para atender el incremento en el número de clientes que reciben en esta época para dar abasto a la población que llega a comprar.

“Tenemos que trabajar todos juntos para satisfacer a esos clientes. Celebrar el ocho y regresar a trabajar hasta el viernes, causa trastorno a las empresas. Nosotros (Sansón es Gerente de la distribuidora de autos Grupo Q) vamos a trabajar este viernes y sábado hasta el mediodía, aunque respetando a los trabajadores que deseen descansarlo”, añadió.

Sansón asegura que AmCham no tiene planes para conversar sobre el tema con el gobierno, pero supone que la CCSN sí los tiene, y sí piensa hablar con la administración Ortega, aunque quizás esté muy equivocado.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara, ve “positivo”, el que se aprobaran esos tres días de asueto, porque si bien los trabajadores del Estado se van de descanso, los de las empresas privadas trabajarán como un día normal. “El gobierno es el que va a cerrar, y la gente que trabaja en las oficinas del gobierno se podrá tomar esos días para hacer compras”, auguró.

Respecto a la conveniencia o no de que la administración de Aduanas cierre sus dependencias en estos días, Mayorga asegura que de todos modos los trámites se hacen en línea, o las empresas ya los hicieron, además que la Aduana “siempre tiene personal de turno para atender los casos que van llegando ese día”.