Nación

Población desconoció acuerdos, que ahora sus firmantes afirman que autoridades han manipulado

Firmantes de acuerdo en Masaya denuncian engaños

Masaya

“El acuerdo que firmamos era que la Policía no iba entrar a Monimbó. No había nada de eso que ahora dicen”, explica Luis Useda, de “Los Porroncones"



Los “líderes de grupos juveniles” que firmaron “acuerdos” con el jefe de la Policía de Masaya, Olivio Salguera, y el alcalde de la ciudad, Orlando Noguera, con el compromiso de “desmovilizarse, no levantar barricadas y ayudar a desmontarlas”, se presentaron la mañana de este lunes ante los ciudadanos de Monimbó para informar que rubricaron las hojas con “engaño de las autoridades”.

“Muchos dicen que nos habían dado 18 mil córdobas y que nos habíamos vendido y no es así. Yo trabajo en la Alcaldía y a mí me llamaron para decirme que había una reunión. Llegué y me dijeron que había unos acuerdos y era que ellos no iban a entrar a Monimbó y no iban a sacar a los compañeros. No me explico cómo es que después aparecen esas otras cosas”, dijo Alonso Blanco, supuesto líder de “Los Porroncones”.

Luis Useda, también señalado como integrante”de la misma banda, resaltó que una persona, que no logró identificar, lo llamó de un número privado y le expresó que habría una junta con el padre Edwin Román, de la Iglesia de San Miguel, en Masaya, y con los representantes de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

“Estábamos sentados. Llegó el comisionado y el alcalde y el acuerdo que firmamos era que la Policía no iba entrar a Monimbó. Nosotros firmamos encima de una línea. No había nada de eso que ahora dicen. Es parte se la anexaron porque nosotros no estamos de acuerdo con eso de bajar las trincheras, eso no salía”, relató Useda.

Los “acuerdos” firmados por estos jóvenes, sugerían que la Policía  producto de la situación actual” no entraría a Monimbó “hasta que las condiciones lo permitan”. Tampoco realizarían capturas en el barrio.

En el mismo documento los supuestos “líderes de grupos juveniles” se comprometían a “no hostigar a los agentes y desmovilizarse para no levantar barricadas ni participar en actos de violencia”. También a “trabajar” con la institución policial y la comunidad”.

“Los líderes de los grupos juveniles se comprometen a realizar acciones en conjunto con la municipalidad para ir quitando poco a poco las barricadas en Monimbó que faciliten la libre circulación”, dice parte de los “acuerdos”.

“Yo vine aquí para aclarar la situación. Y voy a seguir en pie de lucha con mi pueblo, porque es el propósito de Monimbó. Yo sigo para adelante”, expresó Blanco. Por su parte Useda refirió que si lo vuelven a contactar, no asistirá a ninguna reunión que no sea convocada o anunciada por los líderes de las barricadas.

La hermana de Marlon Molina, quien supuestamente era líder de la banda “Los tamales”, refirió que su familiar nunca ha estado con esa agrupación, que existió en el pasado pero que en la actualidad, no tiene ni voz ni peso en el barrio de Monimbó.

“Quiero que saquen a mi hermano de este grupo, que no me le vaya a pasar nada, la banda de Los Tamales no existe, los Tamales son viejos, ya no es banda. Quiero que mi hermano me lo retiren de ahí. Él es un panadero”, dijo la hermana de Molina.

Monimbó firmaría solo dos acuerdos

Yubrank Suazo, representante del Movimiento 19 de Abril- Masaya, reafirmó que los “acuerdos” que firmaron estos jóvenes, no representan el sentir de la población. Legitimarlos sería traicionar la sangre de “nuestros hermanos y no estamos dispuestos a negociar con el régimen orteguista”, dijo.

“Como pueblo tenemos la moral en alto para continuar en pie y la tenemos fortalecida porque ustedes nos han dado en cada ayuda que nos han hecho llegar. Hace 39 años sacamos a un déspota que nos gobernaba. No nos han dividido ni nos dividirán nunca”, reiteró Suazo.

El profesor Álvaro Gómez, quien perdió un hijo en el primer mes de represión, y quien es muy conocido en Monimbó, refirió que fue desafortunado que los jóvenes hayan caído en la trampa de las autoridades y a la misma vez refirió que cualquier acuerdo que exista con el pueblo, va a ser firmado en el barrio indígena.

“El objetivo de esos acuerdos, que entre el pueblo haya división, pero aquí Monimbó sigue unida. Nosotros no vamos a matarnos entre nosotros mismos. Le queremos decir que Monimbó siga unida más que nunca”, afirmó el profesor, quien agregó que cuando exista un acuerdo, será con todos los representantes de las barricadas.

Suazo destacó que los dos acuerdos que firmaría el pueblo de Monimbó serían la renuncia de Ortega y Murillo y otro en el que se castigue a los responsables de los asesinatos de todos los caídos, en especial los que son originarios de Masaya.

“Este 6 de julio a Masaya no entra el repliegue porque las calles son del pueblo de Monimbó, de Masaya. Las barricadas se comenzaron a levantar en diferentes barrios en repudio a la firma de tales acuerdos. Masaya y Monimbó no está dispuesto a ceder espacio a orteguismo”, finalizó.