Nación

Fiscalía pide 28 años de cárcel para tres líderes universitarios

Hansel Vásquez, Marlon Fonseca y Kevin Espinoza son declarados culpables de terrorismo y tráfico de armas, en otro proceso judicial "viciado"

Los jóvenes Hansel Vásquez, Marlon Fonseca y Kevin Rodrigo Espinoza fueron declarados culpables por los delitos de terrorismo, tráfico ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos, en un juicio a cargo del juez Séptimo de Distrito Penal de Juicio, Melvin Vargas.

Los líderes universitarios, que pertenecen al Movimiento Estudiantil 19 de Abril, también fueron acusados por la Fiscalía de robo agravado y asesinato frustrado en perjuicio de 16 trabajadores de la Radio Ya, sin embargo, el judicial excluyó estos delitos a última hora en la calificación final.

El delito de asesinato frustrado fue imputado por la Fiscalía, porque supuestamente los jóvenes universitarios coordinaron parte de la quema de la emisora oficialista el pasado 28 de mayo.

La Fiscalía pidió las penas máximas por cada uno de esos delitos, que en total sumarían 28 años de cárcel, mientras que el abogado defensor, Julio Montenegro, solicitó la pena mínima, que no superaría los 20 años. El juez dará a conocer la sentencia condenatoria el viernes 12 de octubre.

Vásquez, Fonseca y Espinoza, según sus familiares, fueron capturados el pasado once de julio por grupos paramilitares, en el municipio de Nindirí, Masaya, a bordo de un vehículo. Luego fueron trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua.

La Policía los presentó y señaló que al momento de la captura (ilegal) los jóvenes traían “cuatro magazines, 113 proyectiles de bala viva y 20 proyectiles de salva, todos de fusil AK. Material bélico que iban a suministrar a los tranques instalados sobre la carretera a Masaya”.

Según la acusación del Ministerio Público, Vásquez, Fonseca y Espinoza, de forma organizada, tenían el control de las barricadas ubicadas en la Rotonda Universitaria, Barrio Ayapal, Georgino Andrade, Villa Progreso, 8 de marzo y Tipitapa. Los mismos sitios que el líder estudiantil, Edwin Carcache Dávila, “también coordinó y supervisó”.

“Esto es bastante particular, porque no se explica cómo en dos procesos distintos (el de Carcache y el de los tres jóvenes universitarios) a las mismas personas que están siendo procesadas, se les adjudica las mismas acciones y en los mismos lugares. En el proceso de Edwin no se menciona a los tres muchachos, y en el de ellos, tampoco se menciona a Edwin. Esto nos da una idea de que los testigos y las acusaciones, de repente no son coherentes con la realidad de los hechos que se están plasmando”, explicó Montenegro.

Las irregularidades del proceso judicial

Montenegro relató que el juez Vargas había decidido tomarse quince minutos para dar el fallo, sin embargo, el vocero de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Roberto Larios, llegó antes de que saliera de la sala. Ambos sostuvieron una conversación y finalmente el judicial, un tanto nervioso, declaró culpable de tres delitos a los jóvenes universitarios.

“El juez los condenó por tres delitos. Sin embargo, hay fuertes cuestionamientos de nuestro lado porque supuestamente los testigos, que fueron acreditados por la Fiscalía, iban a brindar declaraciones sobre las trincheras y barricadas, pero al final, nadie habló de esto”, explicó Montenegro.

El abogado de los líderes estudiantiles, refirió que durante la entrevista con los testigos de la Fiscalía, sobresalió uno llamado “Código Uno”, quien supuestamente había dado seguimiento a los jóvenes y tenía detalles sobre lo que se encontró dentro del vehículo en el que se transportaban el día de la detención.

“Cuando le pregunté quiénes estaban al momento de la captura de los jóvenes, no pudo responder. Le pregunté si él los había capturado y no pudo dar razones. La Fiscalía dice que a los muchachos les encontraron armas. A ‘Código Uno’ le pregunté si al momento de la detención se les encontraron cajas o armas, y no me dio una respuesta. Estas anomalías dan qué pensar sobre si realmente era un testigo clave”, insistió el abogado.

Montenegro explicó que desde el momento en que los jóvenes fueron detenidos por paramilitares, los procesos de pruebas “son nulos”. De acuerdo al abogado, ni siquiera tenía que existir juicio.

“Si la detención la hace un civil, que no está autorizado por la ley, no puede haber efecto alguno en los medios de pruebas, porque la detención debe ser realizada por la Policía Nacional. Desde ahí es nulo el proceso. El juez de audiencia, desde el momento en que le llegó el caso, debía desistir y decir que quedaba anulado, pues los medios de pruebas no tenían valor alguno”, reiteró Montenegro.

El abogado dejó sentado que este proceso estuvo viciado y que el fallo del judicial fue muy escueto, pues en el acta quedó reflejado que no tiene los argumentos necesarios para decretar un fallo de culpabilidad. “Vamos a ver si en la sentencia va a trabajar mejor esos argumentos”, finalizó Montenegro.

Los “culpables” del régimen

Estos son algunos de los casos que el régimen del presidente Daniel Ortega, a través del Poder Judicial, ha criminalizado y declarado culpable.

  1. Hansel Vásquez, Marlon Fonseca y Kevin Rodrigo Espinoza, culpables por terrorismo, tráfico ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos.
  2. Wilmer Martínez, Ervin Alexander Zamora Peña, Daniel Alexander Sánchez, Júnior Alexander Sánchez, Juan Carlos Bermúdez, José Margarito García Orozco, Wilfredo Antonio Orozco Urbina, Mauricio Antonio Paniagua García y Yudielka Yaneris Flores Aburto, culpables de terrorismo.
  3. Brandon Lovo y Glen Slate, culpables por el asesinato del periodista Ángel Gahona.
  4. Jaime Ampié, William Picado, Reinaldo Lira y Julio Ampié, culpables por los delitos de exposición de personas al peligro, lesiones y homicidio frustrado.

Más en Nación

Send this to a friend