Política

Reúnen pruebas para comprobar actos de corrupción de magistrado CSE

Fiscalía tica investiga a Rivas por blanqueo de capitales

Roberto Rivas

Rivas cuenta en Costa Rica, a través de una sociedad anónima, con varias propiedades, incluyendo un terreno valorado en 193 mil dólares



La Fiscalía General de Costa Rica informó el martes que abrió una investigación contra el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, por lo que considera un posible delito de legitimación de capitales o blanqueo de dinero en ese país, donde Rivas –sancionado por el Gobierno de Estados Unidos– cuenta con varias propiedades.

En Costa Rica se denomina legitimación de capitales al lavado de dinero, un delito grave, cuya finalidad es esconder el origen sucio del dinero obtenido por organizaciones criminales o personas señaladas por corrupción.

El presidente del Tribunal Electoral de Nicaragua, artífice de los fraudes electorales que han atornillado en el poder al presidente Daniel Ortega, fue sancionado el 21 de diciembre por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que lo acusa de corrupción y fraude electoral.

La decisión de la Fiscalía de Costa Rica amplía la presión sobre Rivas y el Gobierno de Nicaragua, que según expertos en Derecho debería abrir una investigación independiente sobre el magistrado, que lleva una vida fastuosa, es propietario de casas y bienes de lujo.

La Fiscalía tica informó al diario La Nación de San José que “se abrió de oficio la causa 18-000038-058-PE luego de analizar unas publicaciones compartidas por el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), en relación con informaciones difundidas en Estados Unidos sobre presuntos hechos delictivos aparentemente cometidos por Rivas en Costa Rica”. Las autoridades han iniciado a reunir pruebas contra Rivas, “para probar o descartar la existencia de un delito”.

La Nación también informó que Rivas es dueño de un terreno de 3,514 metros cuadrados, valorado en 193 mil dólares y localizado en un condominio exclusivo. El terreno está a nombre de la empresa Chibilu del Oeste S.A., de la que Rivas es presidente. Investigaciones periodísticas del mismo diario revelaron en 2009 que la misma empresa había registrado en el mismo condominio de lujo cuatro casas, que sumaban 2,441 metros cuadrados de construcción.

“Ese mismo año, además, el gobierno costarricense cuestionó a Rivas por tener en San José dos vehículos de lujo que fueron exonerados de impuestos, con placa diplomática de la Embajada de Nicaragua, a pesar de que él no era miembro de la delegación diplomática”, recuerdo La Nación.

La Superintendencia General de Entidades Financieras de Costa Rica también pidió a los bancos de ese país revisar si Rivas mantiene cuentas en los bancos ticos, tras ser avisadas las autoridades costarricenses de las sanciones impuestas por Estados Unidos al magistrado.