Economía

FMI: Economía nicaragüense caerá un -6% en 2020 por covid-19

Organismo multilateral proyecta que la economía mundial se hundirá un -3% por el impacto de la pandemia del coronavirus

En sus más de 75 años de historia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) no había lanzado unas proyecciones semejantes: la economía mundial caerá un -3% en 2020 debido al impacto de la pandemia del coronavirus. En el caso específico de Nicaragua, calcula un desplome del -6%, el peor de la región centroamericana.

La previsión del FMI es peor que la del Banco Mundial (BM), que pronostica un descrecimiento del -4.3% para Nicaragua en 2020. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha alertado que la crisis sanitaria “podría llevar a que Nicaragua ligue tres años consecutivos de contracción económica”.

El informe del FMI “Perspectiva de la Economía Mundial”, publicado este martes, revela que Nicaragua tendrá la peor caída económica de la región, seguida por El Salvador con -5.4%; Costa Rica con un -3.3%; Honduras con un -2.4%; mientras las economías de Guatemala y Panamá se hundirán un -2%.

El FMI indica que en el supuesto de que la pandemia se disipe en el segundo semestre de 2020 y que las medidas de contención puedan ser replegadas gradualmente, “se proyecta que la economía mundial crezca 5.8% en 2021”. Sin embargo, para la economía nicaragüense prevé un nulo crecimiento para el próximo año.

En ese terreno, Nicaragua también es de los peor parados en Centroamérica. Para Guatemala, el FMI prevé un crecimiento del 5.5%; para El Salvador, un 4.5%; Honduras, un 4.1%; Panamá, un 4%; y Costa Rica, un 3%.

“El Gran Cierre”

La caída de la economía mundial se verá lastrada por una contracción económica de EE. UU. del -5.9%; del -7.5% en la zona euro; y de -5.2% en Japón, según el informe.

Solo mantendrán un crecimiento positivo, aunque con revisiones contundentes a la baja, los dos grandes gigantes asiáticos: China, que crecerá un 1.2% este año; e India, que se prevé lo haga un 1.9%.

El organismo bautizó la crisis como “El Gran Cierre” debido a las medidas de confinamiento y restricciones de movilidad en gran parte del mundo para contener la pandemia.

“La pandemia de covid-19 está infligiendo enormes y crecientes costos humanos en todo el mundo. Para proteger vidas y permitir que los sistemas sanitarios puedan hacer frente a la situación ha sido necesario recurrir a aislamientos, confinamientos y cierres generalizados con el fin de frenar la propagación del virus. La crisis sanitaria por ende está repercutiendo gravemente en la actividad económica”, detalla el documento.

Peor que la Gran Depresión

“Es muy probable que la economía global experimentará la peor recesión desde la Gran Depresión (de 1930), sobrepasando la crisis financiera global de hace una década”, explicó Gita Gopinath, la economista jefe del FMI, en rueda de prensa.

Como comparación, precisó, la crisis financiera de 2009 provocó una caída del crecimiento económico global de apenas el 0.1%.

“Mucho peores resultados en el crecimiento son posibles y puede que incluso probables (…) La magnitud y la velocidad del colapso de la actividad no se parece a nada de lo que hemos visto en nuestras vidas”, agregó Gopinath, al alertar sobre el “elevadísimo nivel de incertidumbre”.

El informe explica que las secuelas económicas dependerán de factores “difíciles de predecir” como: “la trayectoria de la pandemia, la intensidad y eficacia de los esfuerzos de contención, el grado de las perturbaciones en la oferta y volatilidad de los precios de las materias primas”.

“Muchos países se enfrentan a crisis con múltiples aristas, que comprenden un shock sanitario, perturbaciones económicas internas, derrumbe de la demanda externa, cambios de sentido de los flujos de capital y colapso de los precios de las materias primas”, por lo que “predominan los riesgos de que los resultados sean peores”, según el documento.

“El paisaje económico se verá alterado de manera significativa mientras dure la crisis y posiblemente después, con una mayor participación de los Gobiernos y los bancos centrales en la economía”, anticipó Gopinath.

Asistencia financiera

En las últimas semanas, el Fondo ha recibido “un número sin precedentes” de solicitudes de asistencia financiera de emergencia, con más de 90 países de los 189 que lo componen llamando a las puertas de la institución para recibir respaldo.

Kristalina Georgieva, directora gerente de la institución, advirtió la pasada semana que, si bien la pandemia está afectando tanto a países avanzados como en desarrollo, regiones como Latinoamérica, África o Asia tienen mayor riesgo debido a sus frágiles economías y sistemas de salud.

De hecho, subrayó que “en los últimos dos meses han salido flujos de capital de los mercados emergentes por valor de 100 000 millones de dólares, un volumen más de tres veces mayor que en el mismo periodo de la crisis financiera global”.

Escenario latinoamericano

Las economías de México y Ecuador se contraerán un -6.6% y un -6.3%, respectivamente, y serán este año las más damnificadas de Latinoamérica por la crisis de la pandemia, que afectará en la región a las cadenas de suministro y la demanda interna y externa, entre otros factores. En general, la economía de América Latina y el Caribe se reducirá un -5.2% este año.

También verán fuertemente contraída su economía Brasil, con -5.3%; Argentina, con -5.7%; Chile -4.5 %; y Venezuela -15%, el peor de todo el continente americano.

“El alto nivel de informalidad (de la economía latinoamericana) hace mucho más difícil encarar esta crisis”, advirtió Gopinath, quien subrayó el “importante peso” en la economía de América Latina de sectores como el entretenimiento, la hostelería y el transporte, actividades “con una gran cantidad de trabajadores informales”.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend