Economía

Proyectan crecimienro del 4% mientras BCN insiste en una tasa mayor entre 4.3% y 4.8%

FMI: reducir exoneraciones y fortalecer al INSS

"Las autoridades necesitan continuar fortaleciendo el marco estadístico de las cuentas nacionales", dice el FMI



La delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) que durante dos semanas analizó el desempeño macroeconómico de Nicaragua, valoró como positivas las perspectivas del país para el cierre de 2015. Gerardo Peraza, líder de dicha misión internacional, también aseguró que las políticas monetarias que está aplicando el Estado permiten garantizar la seguridad macroeconómica de la nación.

Durante las últimas dos semanas, el FMI se reunió con funcionarios de instituciones del sector público responsables de la formulación e implementación de la política monetaria, fiscal y financiera del país. Además, sostuvo encuentros con representantes del sector privado, centros de pensamiento, líderes del sector académico, legisladores, la comunidad internacional y sindicatos. Lo anterior responde a la revisión que la entidad hace a sus estados miembros una vez al año, según lo dispone el Artículo IV de sus estatutos.

Para este año, el Fondo Monterario Internacional estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) será de un 4%. Como resultado de la baja de los precios del petróleo, se prevé además una inflación del 3.5%, así como un aumento del déficit del sector público consolidado de un 2.7% y un incremento del déficit de cuenta externa del 8%. A mediano plazo, espera un crecimiento de la economía del 4%, con una inflación estable del 7%.

Pese a su informe positivo, la misión del FMI enfatizó a las autoridades de Nicaragua “la necesidad de reforzar las políticas macroeconómicas en algunas áreas para crear espacio que permita enfrentar vulnerabilidades fiscales y externas”.

Respecto a 2016, estimó que “el déficit del sector público consolidado disminuirá marginalmente (…) y se mantendrá en ese nivel el resto de la década (un 2,6 por ciento del PIB de promedio). “Como resultado, la deuda pública se estabilizará a alrededor de 41 por ciento del PIB”, agregó.

La misión del FMI, que en Nicaragua se reunió con miembro del Gobierno, del Banco Central, el empresariado y la sociedad civil, sugirió a las autoridades “un esfuerzo fiscal adicional en 2017 a fin de crear espacio fiscal en caso que las vulnerabilidades fiscales y externas se materialicen”.

Entre las medidas sugeridas mencionó una reducción en las exoneraciones fiscales y una mayor focalización de los subsidios eléctricos a los hogares más pobres. “Hacia adelante, la misión recomienda identificar medidas económicas para fortalecer la viabilidad financiera del instituto nacional de seguridad social”, agregó Peraza, que también recomendó a las autoridades nicaragüenses mejorar su marco estadístico, la recolección de datos y la estrategia de comunicación.

Aunque Peraza aseguró que existe un consenso con el gobierno sobre la necesidad de fortalecer las políticas macroeconómicas en general, Peraza reveló las recomendaciones que harán al gobierno tras la evaluación. Según éste, la misión presentará un reporte sobre el tema a la directiva del FMI, a su regreso a Washington y en él presentarán medidas específicas para Nicaragua. Sin embargo, el funcionario no detalló cuándo estará listo el reporte.

Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua, indicó que el gobierno mantiene las estimaciones del crecimiento económico del país, entre un 4.3% (como mínimo) y 4.8% (como máximo), un pronóstico que está en línea con un estudio publicado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), y cifras proporcionadas por FUNIDES (4.5%). Esto, a pesar del impacto que ha tenido la sequía en la producción agrícola y cuyos datos el gobierno no ha revelado.

Hace dos meses, Ovidio Reyes prometió presentar en Octubre la metodología que el BCN aplicó para la revisión de las Cuentas Nacionales del país, pero hasta el momento no lo ha cumplido. En ese entonces, la entidad admitió haber identificado un déficit de cuenta corriente en la Balanza de Pagos de Nicaragua. Economistas independientes señalaron que ese error consistió en no registrar las importaciones de las maquilas, lo que habría provocado que el valor del PIB no fuese el que parecía. Los expertos criticaron que el ajuste de los datos se hizo sin atender normas básicas de transparencia.

Al ser cuestionado sobre el informe prometido, Ovidio Reyes expresó que el Banco Central todavía está revisando la metodología. “Hemos estado trabajando en eso. El FMI tuvo consideraciones adicionales que quiere que incorporemos. Estos son temas que toman tiempo, nos llevan a una revisión y una mejora del sistema estadístico. Una vez que los incorporemos, lo vamos a terminar”, indicó.

(Con información de EFE)