Mundo

El candidato socioliberal Emmanuel Macron ganó las elecciones con una amplia ventaja

Francia dice no al populismo y a Le Pen

La candidata ultraderechista reconoce la derrota y propone "constituir una nueva fuerza política"



París.- El candidato socioliberal Emmanuel Macron ganó este domingo las elecciones presidenciales francesas con unos 30 puntos de ventaja sobre su rival, la ultraderechista Marine Le Pen, según las primeras proyecciones de los institutos demoscópicos.

De acuerdo con las estimaciones sobre voto real ofrecidas por los medios franceses, Macron obtuvo un 65 % de los votos, frente al 35 % que consiguió Le Pen, con una participación históricamente baja de en torno al 75 %.

Los resultados de Macron, mejores que lo que las encuestas habían pronosticado en las dos semanas entre la primera y la segunda vuelta, oscilan entre el 65,1 % que le otorgan las estimaciones de la casa Ipsos difundidas por el canal público “France 2” y el 65,9 % que le da el instituto Elabe, según el canal de información “BFMTV”.

Otras proyecciones, como la realizada por Sofres para “TF1” o la de Ifop para “CNEWS”, también sitúan al socioliberal en el umbral de conseguir el apoyo de dos de cada tres franceses.

La participación, que estaría entre el 74 % y el 75 %, es la más baja registrada en la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales en Francia desde 1969, cuando obtuvo la victoria Georges Pompidou.

Casi un 12 % de los votos en las elecciones presidenciales francesas celebradas fueron blancos y nulos, según las primeras proyecciones de los institutos de sondeos publicadas al cierre de las urnas, lo que significa un récord en los comicios en Francia durante la V República.

Según el instituto Ipsos, los votos blancos y nulos -que sólo se contabilizan en la participación pero no en el resultado- totalizaron 4,2 millones, lo que representa un 8,8 % del censo total.

Respecto a los votos emitidos, el 12 % queda muy por encima del 5,82 % de la segunda vuelta de las presidenciales de 2012 (cuando el socialista François Hollande ganó al conservador Nicolas Sarkozy); del 4,20 % de 2007 (Sarkozy venció entonces a la socialista Ségolène Royal); o del 4,30 % de 2002, cuando el conservador Jacques Chirac superó al ultraderechista Jean-Marie Le Pen.

Uno de los elementos detrás de este resultado histórico de los sufragios blancos y nulos está la posición del candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, que después de quedar eliminado en la primera vuelta se negó a dar una consigna de voto, más allá de pedir que se impidiera el triunfo de la ultraderechista Marine Le Pen.

Los analistas políticos también habían indicado que la actitud de Mélenchon acarrearía una abstención más elevada. De hecho, según las proyecciones de los institutos demoscópicos, el nivel de participación hoy fue el más bajo en una segunda vuelta de unas presidenciales desde 1969, con entre el 74 y el 75 %.

Le Pen reconoce derrota

La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia Marine Le Pen propuso hoy una “transformación” de su movimiento político, el Frente Nacional, “para constituir una nueva fuerza política”, señaló en su discurso de aceptación de la derrota en las elecciones.