Economía

El presidente de la compañía se disculpa por el escándalo

Fraude en el gigante alemán Volkswagen

EE.UU. acusa a la empresa alemana de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos diesel para eludir normas ambientales



Washington.- La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EE.UU. y el estado de California acusaron a Volkswagen y Audi de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos, por lo que se ordenó la llamada a revisión de 482.000 automóviles. El presidente del grupo automovilístico alemán, Martin Winterkorn, se disculpó en un vídeo por la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en los vehículos diesel vendidos en EEUU.

Ante las crecientes peticiones para que dimita por este escándalo, Winterkorn prometió “una explicación transparente y rápida y volver a hacerlo bien”.

“Las irregularidades en los motores diesel de nuestro consorcio contradicen todo lo que apoya Volkswagen”, dijo Winterkorn, de 68 años, quien aseguró no tener “en este momento todas las respuestas a todas las preguntas”.

“Lamento infinitamente que hayamos decepcionado esa confianza. Me disculpo de todas las formas ante nuestros clientes, las autoridades y la opinión pública por este comportamiento incorrecto”, añadió.

El escándalo ha hecho aumentar la presión para que dimita Winterkorn, cuyo contrato actual expira a finales de 2016 si bien había sido prolongado recientemente hasta diciembre de 2018.

El diario alemán “Tagesspiegel” informó de que Winterkorn será sustituido el viernes por el presidente de Porsche, Matthias Müller, en la reunión que mantendrá el consejo de supervisión de la compañía, si bien Volkswagen rehusó comentar esas informaciones.

La Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA) detectó una manipulación en las pruebas de certificación de vehículos diesel de Volkswagen a través de un software, que disfrazaba que emitían gases contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido

Volkswagen ha reconocido haber manipulado los datos de emisiones contaminantes de varios de los modelos diesel que comercializa en EEUU y podría enfrentarse a una multa de 18.000 millones de dólares.

La EPA señaló en un comunicado que el Grupo Volkswagen (formado, entre otras, por las marcas Volkswagen y Audi) utilizó un software en los automóviles de los modelos 2009 a 2015 dotados con motores diesel de cuatro cilindros que evita las regulaciones sobre emisiones de contaminantes.

Según la EPA, el software detecta cuando el vehículo está siendo examinado para comprobar que cumple las regulaciones sobre emisiones y afecta las mediciones para cumplir las normativas federales y estatales, a pesar de que las emisiones reales de óxidos de nitrógeno son 40 veces superiores a lo permitido.

La agencia estadounidense también dijo que Volkswagen admitió que utilizó el software en sus vehículos.

La subdirectora de EPA para normativas sobre emisiones contaminantes al aire, Cynthia Giles, declaró que “utilizar un aparato en vehículos para evitar las normas sobre contaminación es ilegal y una amenaza para la salud pública”.

Por su parte, Richard Corey, representante de las autoridades de California, afirmó que “nuestro objetivo ahora es asegurar que los automóviles afectados son reparados, investigar más la dimensión e implicaciones de los esfuerzos de Volkswagen para engañar y tomar las acciones apropiadas”.

El software de Volkswagen fue detectado por investigadores de la Universidad de Virginia Occidental.

Los modelos afectados por la llamada revisión al tener instalado el software ilegal son:

– Jetta, modelos 2009 a 2015

– Beetle, modelos 2009 a 2015

– Audi A3, modelos 2009 a 2015

– Golf, modelos 2009 a 2015

– Passat, modelos 2014 a 2015