Nación

Freedom House: Nicaragua, uno de tres países latinoamericanos sin libertad

Informe señala que "la disminución dramática de la libertad" en Nicaragua se vive desde el inicio de la crisis y es considerado un país "no libre"

La brutal represión a las protestas, las agresiones a periodistas, las detenciones extrajudiciales, las torturas a ciudadanos y la falta de institucionalidad, son algunos de los motivos que ubican a Nicaragua como uno de los tres únicos países del hemisferio occidental en clasificar como naciones sin libertad, revela el informe “Libertad Global 2020”, de la organización Freedom House.

El documento señala que Venezuela, Nicaragua y Cuba son los únicos países de la región donde no existe plena libertad, de una lista de 49 naciones en esta categoría. En la escala de “la disminución dramática de la libertad en todas las regiones del mundo” durante los últimos diez años, Nicaragua se sitúa negativamente sexta solo por debajo de Burundi, Turquía, Mali, la república Centroafricana y Venezuela.

La escala evaluativa del organismo otorga las denominaciones de “Libre, Parcialmente libre y No libre” para definir en cuáles naciones ha disminuido más la libertad global en los diez últimos años.

 

Con respecto a Nicaragua el informe afirma que la crisis iniciada en abril de 2018 obligó a miles de nicaragüenses a huir del país, contribuyendo a la “crisis migratoria más grande de la región”, junto a Venezuela.

“La brutal represión de la disidencia por parte del régimen de (Nicolás) Maduro y la administración aliada del presidente nicaragüense Daniel Ortega ha alentado a millones de personas a huir al extranjero”, destaca el informe.

Deterioro democrático y represión

El organismo menciona que el deterioro democrático de Nicaragua inició desde que Daniel Ortega retomó el poder, “marcado por la consolidación de todas las ramas del Gobierno bajo el control de su partido, la limitación de las libertades fundamentales y la corrupción sin control”. Sin embargo, insisten en que desde el 2018 “el estado de derecho se derrumbó”.

“La crisis continuó en 2019 con más detenciones y arrestos arbitrarios; quienes eran percibidos como opositores del Gobierno indicaron ser objeto de vigilancia y supervisión”, señala Freedom House. 

incremento del asedio
Policías de la Dirección de Operaciones Especiales agreden a ciudadanos y periodista en una protesta. Carlos Herrera | Confidencial

También hace mención a las constantes violaciones a la libertad de prensa y al alto riesgo que enfrentan los periodistas que cubren la crisis sociopolítica de Nicaragua.

“El Gobierno participa en acciones sistemáticas dirigidas a obstruir y a desacreditar a la prensa crítica. Los periodistas que cubren la crisis política han sido objeto de amenazas, detenciones y agresiones físicas”, recoge el documento. 

El pasado 25 de febrero, fue el día con más ataques a la prensa por parte del régimen de Daniel Ortega, ordenando la agresión de al menos  25 reporteros por policías cuando cubrían manifestaciones. Este martes tres de mayo, al menos cinco periodistas fueron golpeados y asaltados por turbas afines a la dictadura mientras brindaban cobertura a una misa de cuerpo presente del poeta y sacerdote, Ernesto Cardenal.

Imponen el miedo

El reporte menciona que la represión y la intimidación por parte de “fuerzas estatales y progubernamentales contribuyeron a un clima generalizado de miedo y terror”.

“El colapso institucional y la sangrienta ofensiva contra los disidentes en 2018, así como la continua represión estatal a partir de ese año han generado un clima de temor y desconfianza que desalienta la libertad de circulación”, señala el informe. 

Freedom House reporta que, el año pasado, la Policía “bloqueó o dispersó varios intentos de manifestación”.

Violaciones de derechos humanos
Madres de Abril sortean el estado de sitio policial y protestan en demanda de justicia por sus hijos asesinados. Jorge Torres | EFE | CONFIDENCIAL

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet Jeria, presentó el pasado 27 de febrero al pleno del organismo, en Ginebra, Suiza, una actualización sobre la situación de Nicaragua, y advirtió que las “violaciones de derechos humanos no han cesado, en el marco de un contexto político y social extremadamente complejo”.

“El derecho a la protesta pacífica es sistemáticamente negado. Los masivos despliegues policiales desalientan a los nicaragüenses a manifestarse. Cuando se realizaron protestas, incluso durante celebraciones religiosas, la Policía los dispersó abruptamente o elementos progubernamentales los atacaron violentamente”, narró Bachelet.

Disminuye libertad global

El informe “Libertad Global 2020″concluyó que de los 195 países evaluados, 83 (43%) fueron calificados como libres, 63 (32%) fueron parcialmente libres y 49 (25%) fueron no libres.

Oficiales antimotines atacan la Catedral de Managua. Carlos Herrera | Confidencial

“Freedom House encontró que 2019 fue el decimocuarto año consecutivo de disminución de la libertad global. La brecha entre los reveses y las ganancias se amplió en comparación con 2018, ya que las personas en 64 países experimentaron un deterioro en sus derechos políticos y libertades civiles”, detalla el informe.

La proporción de países libres ha disminuido en tres puntos porcentuales en la última década, mientras que el porcentaje de países parcialmente libres y no libres aumentó en dos y un punto, respectivamente.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend