Economía

Frontera entre Costa Rica y Nicaragua continúa cerrada, pese a acuerdo entre Gobiernos y transportistas

Se logra acuerdo para descongestionar frontera entre Costa Rica y Nicaragua, pero horas más tarde transportistas se niegan a cumplirlo

Este 30 de mayo, después de 12 días, finalmente se logró un acuerdo para descongestionar la frontera entre Costa Rica y Nicaragua. Sin embargo, Michael Soto, ministro de Seguridad de Costa Rica, aseguró más tarde que pese a las negociaciones, los transportistas del lado nicaragüense se negaron a aceptar.

Por su parte José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), explicó este 31 de mayo, que lo que sucedió fue que en el documento que acordaron los ministros, en el punto cinco, se establecía que Costa Rica tenía que presentar una posición oficial por escrito. “Esa posición ya se entregó hoy”, aseguró Aguerri.

El acuerdo había sido anunciado oficialmente por Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en Twitter. El SICA informó que la medida que dará paso a al menos 1600 camiones de carga que transportaban todo tipo de mercancías, se dio en una reunión virtual entre el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) y la Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans). Y hasta el momento, ninguna de las organizaciones participantes ha reaccionado a las declaraciones de Soto.

“De acuerdo a lo que manejamos de los transportistas, ayer en la noche (30 de mayo) se tomaron ellos un tiempo para poder entender el acuerdo alcanzado. Estamos hablando de que los liderazgos en Fecatrans establecieron la comunicación con los traileros que estaban en la frontera. Pero ya desde hoy en la mañana ya está en manos de las autoridades migratorias y aduaneras de Nicaragua que se abra la frontera”, añadió Aguerri.

Esperaban que se abriera de inmediato

“Nos informaron hace unos minutos que sus colegas (transportistas) del lado nicaragüense no aceptaron. Bajo esa circunstancia de momento vamos a suspender y se valorará más adelante que puede ocurrir”, dijo el ministro de seguridad de Costa Rica, en una entrevista para un medio costarricense.

Según el diario La Nación, es el Gobierno de Nicaragua el que mantiene el paso cerrado al transporte de carga en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, pese a que incluso el acuerdo establecido este 30 de mayo, había sido firmado por Orlando Solórzano, ministro de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua.

“Acabamos de conversar al puesto fronterizo de Tablillas y descubrimos con sorpresa que, el funcionario de aduanas de Nicaragua allí, le dice a nuestros transportistas que van a hacer el trámite correspondiente, que no lo hacen aún porque, agrega, tiene que esperar instrucciones”, reveló Marjorie Lizano Páez, presidenta de la Federación Centroamericana de Transportistas (Fecatrans) al diario tico.

Según el presidente del Cosep, todas las entidades que estuvieron presentes en el acuerdo, entendieron que a la firma de este se abriría la frontera de inmediato, sin embargo, ya en el terreno los transportistas primero se tomaron un tiempo, para luego disponerse a pasar. Cuando esto sucedió las autoridades migratorias y de aduana nicaragüenses no les permitieron el paso, porque solicitaban el acuerdo por escrito. “El problema de este tipo de negociaciones siempre es la desconfianza. Y aquí hay que apostar siempre a que lo prioritario sea lo que está sucediendo en el territorio, priorizar a las personas que están ahí”, mencionó Aguerri.

Transportistas retornarían a sus países

En el encuentro en línea del 30 de mayo, también estuvieron presentes miembros del Comité Aduanero Centroamericano, Autoridades de Migración, de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca) y la Secretaría General del SICA. “El acuerdo plasma las necesidades del sector transporte de ampliar la permanencia en Costa Rica a cinco días”, escribió también en Twitter, María Antonia Rivera, designada presidencial y ministra de Desarrollo Ecnómico de Honduras, quien también es Presidenta Pro-Témpore de Honduras.

En un comunicado oficial, la Presidencia Pro-Témpore de Honduras, afirmó que tras la liberación de las fronteras, los transportistas podrán finalizar su trayecto y retornar a sus países, sin embargo, todavía no ha reaccionado al cierre que mantienen en el sitio, transportistas nicaragüenses. Aguerri explicó que las fronteras deben abrirse lo más pronto posible y que por el momento no debería existir nada que impida que se normalice el tránsito para los cientos de camiones de transporte de carga, que aún permanecen varados.

Una vez entre en vigencia el acuerdo, y los transportistas puedan pasar  se les permitiriá “descargar mercancías en bodega para productos perecederos y peligrosos. Al mismo tiempo, salvaguardar los intereses de salud de los transportistas de carga ante la pandemia Covid-19. También se creó un grupo de trabajo entre la Comieco, Fecatrans, la Secretaría General del SICA y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), para el fortalecimiento del sector Transporte; mismo que deberá reunirse en cinco días”, detalló Rivera también en Twitter.

“Estos resultados se suman a los “Lineamientos de Bioseguridad para el sector transporte de carga” que fueron aprobados esta semana en videoconferencia entre el Consejo de Ministros Integración Económica (Comieco) y el Consejo de Ministros de Salud de C.A. (Comisca)”, añadió Rivera luego de agradecer “por la seriedad y madurez que permite alcanzar este acuerdo en pro del bienestar de toda la región centroamericana”.

Crisis en frontera desatada por medidas ticas

Como parte de las medidas contra los contagios de coronavirus, Costa Rica, decidió a inicios de mayo, limitar el ingreso de transportistas extranjeros a su territorio. La orden exigía que los transportistas entregaran su carga a un conductor costarricense mientras el vehículo estuviera en tierras ticas. Esta medida, y otras medidas, fueron consideradas extremas por los demás países de la región y generaron rechazo en toda Centroamérica tanto de parte de los gobiernos, como los empresarios y transportistas.

Luego de tres semanas, más de 1600 camiones que transportan todo tipo de mercancías, aún permanecen varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, así como en la frontera entre Costa Rica y Panamá. “El diálogo y el consenso siempre serán nuestros aliados”, escribió también en Twitter, Vinicio Cerezo, Secretario General del SICA y expresidente de Guatemala, celebrando el acuerdo que aún sigue sin tener su efecto.

Las entidades involucradas ya habían dado pasos de avance, con la aprobación de una serie de lineamientos de bioseguridad para el sector transporte de carga, el pasado 28 de mayo. Estos establecieron el cumplimiento de protocolos aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Ministerios de Salud de los países en los que se encuentren los transportistas. Asimismo, estrictos controles sanitarios, detección de transportistas enfermos, entre otros.

Bloqueo de fronteras afecta la economía

Antes de publicarse el acuerdo, la Federación de Cámaras y Asociaciones de exportadores de Centroamérica y el Caribe (Fecaexca), divulgó un pronunciamiento sobre las afectaciones que conlleva “el entorpecimiento” del comercio de la región, ante las medidas “unilaterales” tomadas por Costa Rica para el control del covid-19. El organismo catalagó el problema como un “retroceso a la integración centroamericana” que en tan solo dos semanas, generó un castigo a la economía. Y que sigue sin encontrar solución.

La Fecaexca detalló las pérdidas millonarias que estiman los países de la región como impacto de las medidas ticas. Por ejemplo, El Salvador estima una pérdida de 40 millones de dólares. En tanto en Guatemala, unas 750 empresas están siendo afectadas. El comercio entre Nicaragua y Costa Rica representa 360 000 dólares en mercancías de exportación aproximadamente y 1.2 millones de dólares en importaciones desde Costa Rica, que se están dejando de percibir.

“Cada día que la frontera está paralizada, le cuesta a Panamá de 1 millón a 1.5 millones de dólares a razón del intercambio comercial que debe entrar por suelo canalero”, aseguró la Federación. Mientras que para Honduras “el problema generado por covid-19 en fronteras afecta a 100 contenedores, 2.1 millones de dólares, más costos de estadía”, reza el pronunciamiento.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend