Política

Ortega sigue siendo el gran elector del oficialismo, en Managua ya impuso a Reyna Rueda sin encuestas

Frente Sandinista: Entre encuestas y “dedazo”

encuestas

El Frente Sandinista proclama utilización de “encuestas” para seleccionar a sus  candidatos a alcaldes, pero bases sandinistas desconocen candidatos



El lunes 26 de junio, detrás de un podio adornado por rosas multicolores y helechos frescos, la vicepresidenta Rosario Murillo leyó la resolución del “Congreso Sandinista Nacional, Siempre 19, siempre al Frente, siempre Más Allá! 38/19” (sic). La voz de la primera dama enfatizó el punto dos del documento (aprobado sin discusión y por unanimidad), que estable que la selección de candidatos para alcaldes del partido gobernante sería decidido por medio de encuestas.

El “Congreso Sandinista Nacional”, leyó Murillo, “confirma como modelo democrático, evolutivo, la consulta electoral por encuestas”. El comandante Daniel Ortega estaba sentado a la par de su esposa. Asentía cada vez que Murillo marcaba las pausas de las oraciones yuxtapuestas contenidas en el documento. Desde el año 2012, recordó la funcionaria, el Frente Sandinista realiza las encuestas “con las familias y comunidades de cada municipio para seleccionar a candidatos y candidatas”. Un proceso que inició después de Semana Santa en algunos municipios de Nicaragua, dos meses y medios antes de ser aprobada esta resolución.

Aunque Murillo insistió que será “la población, las familias” las que decidan las candidaturas sandinistas, el proceso de encuestas no ha sido masivo en distintos municipios y cabeceras departamentales visitadas por Confidencial. Faltan menos de cuatro meses para que el país asista a unos comicios municipales cuestionados por la oposición y sin garantías de transparencia, programados para el domingo cinco de noviembre. El ambiente electoral sigue siendo anémico y las encuestas del partido son solo un rumor que deambula por los pueblos, donde pocos han sido consultados. Unos jóvenes bajando de una camioneta con placas del Estado en Nandaime, o estudiantes universitarios encuestando “en puntos específicos” en Nagarote, infunden misterio en torno a esta consulta partidaria.

“Han andado haciendo encuestas. Llegaron al barrio El Burillo, pero aquí, a mi casa, no han venido”, relató Adolfo Álvarez Romero, sastre de profesión y militante sandinista desde la lucha guerrillera contra la dictadura Somocista. “No sé cuál es el misterio, y por qué no se ha sabido cuál es el candidato oficial que tiene el Frente Sandinista aquí en Nandaime. Estamos esperando”, agregó.

La tónica es la misma en el Occidente del país: En Chinandega y León. Los comerciantes de la Ciudad Universitaria, Roberto Berríos y María Arauz, no han escuchado de encuestas. Pese a que se relacionan con decenas de personas a diario en sus tramos, son pocas quienes comentan que han sido encuestadas.

“Cuando andan encuestando te salen por todas partes… y hasta el momento no sé si están haciendo encuestas”, dijo Arauz.

Tramos más adelante en el mercado de León, cobijado a la sombra de la imponente catedral, la comerciante Raquel Bolaños refirió que “ha oído decir que andan haciendo encuestas”. Sin embargo, nadie tiene certezas.

Siempre en el Pacífico del país, en el municipio de La Conquista, en Carazo, el exalcalde Enrique Ramón López “sabe de las encuestas, pero no las he visto”. López fue destituido como edil en 2014 por diferencias con el poderoso secretario de la Alcaldía Municipal de Managua, Fidel Moreno, quien es una especie de súper alcalde que resuelve problemas locales pasando por encima de la autonomía municipal. Aunque López tiene aspiraciones para postularse a un nuevo período, esta vez no ha sido incluido como precandidato en el sondeo.

Más al sur del Pacífico, en la ciudad turística de San Juan del Sur, varios militantes sandinistas confirmaron que la encuesta ha sido realizada, pero insistieron que “en puntos específicos”. “No ha sido una encuesta general”, narró una militante y trabajadora de la alcaldía portuaria consultada, pero que por temor a ser despedida pidió permanecer en el anonimato.

En los municipios muchos hablan de la encuesta sandinista y  los nombres de los precandidatos son tema de conversación. Sin embargo, en menor medida pocos afirman haber sido encuestados. La secretaria política municipal de Chinandega, Arelis Zeledón, contradijo el hecho de que la encuesta sea limitada.

Describió un “proceso más democrático, más sano, más unificador, más confiable, y más enriquecedor”. “Es un proceso que unifica, que fortalece al Frente (Sandinista). Que asegura a alguien que tenga mayor simpatía de Chinandega y mayor acercamiento con la familia. Esa es una definición de nuestro partido”, aseguró Zeledón.

Vicente Molina está entre los precandidatos del FSLN en Chinandega. Es el único que salió a las calles a hacer campaña y colocó mantas en el centro de la ciudad, pero tampoco conoce mucho del alcance del sondeo.

Vicente Molina está entre los precandidatos del FSLN en Chinandega. Carlos Herrera/Confidencial

“Las encuestas se están haciendo al azar. De tal manera que esto te va a generar un estado de opinión… Los resultados van a saberse en su debido momento. Estos son métodos estadísticos aleatorios con sus variables y al final del proceso se determina quién va a quedar”, explicó.

En el Caribe Sur, en la Ciudad de Bluefields, la secretaria política del FSLN, Bridget Budier, comentó a Radio La Costeñísima que las encuestas “se están realizando” para elegir a los candidatos a alcalde y vicealcades, así como los candidatos al Concejo Municipal.

“Ya tenemos un listado de nombres de personas que lo han solicitado por sí mismos, y algunas personas que son propuestas por los líderes de los barrios”, afirmó Budier.

Los nombres que suenan en las encuestas 

En algunos municipios han sido realizadas hasta dos y tres rondas de encuestas. No han logrado un consenso para elegir a los precandidatos. Los resultados de ellas nunca son expuestos a la militancia sandinista. Lo que varía son algunos nombres de precandidatos. Pero en general los nombres que siempre repiten son actuales alcaldes, exalcaldes y secretarios políticos. En menor medida aparecen militantes que no ostentan cargos públicos en las municipalidades, o estrellas deportivas o de la cultura por ejemplo.

“Aquí en León no existen los candidatos. Se dice, se rumora que el doctor Róger Gurdián va a reelegirse. Pero al final de cuentas, en la práctica, no han dicho si de verdad ese es el candidato que va a tener el Frente en las próximas elecciones”, dijo Esthela Calderón, poeta y directora de la promotora cultural de León.

Calderón es hermana del exalcalde de León, Manuel Calderón, destituido en el 2012 por supuesta ineficiencia. Calderón suena en las encuestas. Es popular en las filas del partido aunque fue purgado por la misma vicepresidenta Rosario Murillo. El exalcalde es también recordado cuando garroteaba a efectivos policiales que intentaban frenar a una horda sandinista que agredía a una marcha opositora en 2008. En esa fecha fue documentado el primer fraude electoral municipal.

Un sondeo realizado por CONFIDENCIAL en las calles de León no recogió buenas referencias del alcalde Gurdián. El docente Juan Ramón Pineda aseguró que el edil “no ha llenado las expectativas” en la cabecera departamental. “Lo poco que se ha hecho, lo ha hecho el gobierno central”, comentó.

Mercedes Espinoza es una militante que aparece en la encuesta de León, y una de las pocas que no tiene un cargo público.

En el caso de Chinandega, aparte de Vicente Molina, son nueve precandidatos más. Figuran la secretaria municipal del partido, Arelis Zeledón; Juan Alberto Torres, ex concejal; Guadalupe Sánchez, exdiputada; José Manuel Espinoza, secretario político departamental; Julio Velásquez, exalcalde; y Aura Lila Padilla, actual alcaldesa, entre otros.

En La Conquista todos los precandidatos son funcionarios edilicios o del Frente Sandinista. En este municipio de Carazo son seis propuestas: Encabeza la encuesta Cándida Cruz, actual alcaldesa; Jimmy Chávez, actual vice alcalde. Luego la secretaria política municipal del partido y la del concejo municipal.

Tres exalcaldes dominan la encuesta en San Juan del Sur: Eduardo Holmann, Jorge Sánchez y César Guadamúz. La actual fórmula edilicia, Katia Espinoza y Randal García, aparecen. Gilmarosa Moncada es la única militante.

Las fuentes del partido señalan que la dirigencia del Frente Sandinista quiere escoger como candidato a Holmann debido a los avances que logró en la ciudad turística durante su administración. Sin embargo, las bases del partido están decantadas por el vice alcalde García, joven y carismático.

En general los nombres que siempre repiten son actuales alcaldes, exalcaldes y secretarios políticos. Carlos Herrera/Confidencial

En Nandaime han sido realizadas cuatro encuestas. La lista inicial de precandidatos era de 14. Fue reducida a cuatro personas, entre ellas la vice alcaldesa Ana Regina Romero Sandino y la secretaria del Concejo Municipal Lourdes Obando, quienes administran el poder local de forma sectaria, según sus críticos opositores. Los otros dos nombres son el exalcalde Roger Acevedo, quien llegó a la alcaldía sustentando por su imagen como manager de béisbol del equipo del Granada, y Pedro Morales, militante y antiguo miembro de la Seguridad del Estado en la década de los ochentas.

En este municipio de Granada también hay críticas por los precandidatos de las encuestas. Francisco Chamorro es combatiente histórico del Frente Sandinista y un activo militante. Recibió al equipo de Confidencial en su casa de habitación, que colinda a un plantío de caña de azúcar. Chamorro es moreno y sus ojos brillaron cuando enseñó los diplomas que lo acreditan como cumplidor del Servicio Militar Patriótico y directivo de la Asociación de Excombatientes Sandinistas de Nandaime.

Chamorro no ha sido encuestado y tampoco cree que ese método sea democrático. De acuerdo a su visión, “los cuadros intermedios del partido” predeterminan a los precandidatos y, de esa manera, las bases del partido pierden la potestad de elegir “al candidato idóneo”.

Como cuadros intermedios que influyen en la predeterminación de los nombres en las encuestas, Chamorro señaló a la vicealcadesa Romero Sandino, a la secretaria municipal Obando y a la diputada Nacional y coordinadora del departamento de Granada, Auxiliadora Martínez.

“Con los seis o siete candidatos que andan en la encuesta, al pueblo no le ha parecido o no le parece, camarada”, refirió Chamorro. “Porque son dirigidos. No es como un compañero al que le haya costado la causa, o que haya luchado por los más desposeídos… ese es el problema”, reclamó Chamorro.

El combatiente histórico hubiese preferido una asamblea general del partido en el municipio, que convocara a todas las facciones del Frente Sandinista. En las pasadas elecciones municipales, la dirigencia nacional del partido gobernante convocó al proceso de encuestas, pero en varios municipios hubo protestas contra el dedazo de candidatos impuestos desde El Carmen, donde despacha el comandante Daniel Ortega.

Las bases del partido en el municipio de Masatepe alegaron aquella vez que los resultados de las encuestas no fueron respetados, y terminó prevaleciendo el dedazo del comandante Ortega. En aquel entonces, a principios de 2012, Nelson Artola, ex Presidente Ejecutivo del Nuevo FISE, era el ejecutor del “dedazo” en las bases sandinistas. Luego, lo relevó William Grigsby como comisario político enviado desde el nivel superior.

Esa vez, Grigsby nombró en Masatepe como candidato a Marco Herminio Arévalo. En Nagarote a Juan Gabriel Hernández Rocha, quien fue destituido del cargo en 2014 por supuestos malos manejos. Sin embargo, Hernández Rocha es uno de los favoritos en las encuestas actuales en ese municipio leonés. Los “dedazos” de Grigsby también fueron patentes en Catarina, donde en 2012 fue decidido como candidato por el Frente Sandinista Reynaldo Acevedo.

Las encuestas no se hacen en Managua

Fuentes de los Gabinetes de la Familia confirmaron que en Managua, la principal plaza electoral de Nicaragua, no se realizaron encuestas. Los candidatos están escogidos de antemano. Se trata de Reyna Rueda, secretaria del concejo municipal, a quien en los últimos eventos partidarios y de gobierno la proyectan las cámaras de los medios oficiales. Como vice alcalde repetiría Enrique Armas, aunque el poder real lo seguirá ejerciendo Fidel Moreno.

“No ha pasado encuesta, no han pasado realmente”, comentó Maritza Velázquez, militante sandinista y comerciante de camisas alusivas el gobierno de Ortega y Murillo. Ella trabaja en un tramo ubicado en la entrada de la oficialista Radio Ya.

“La gente está inclinada con este muchacho de la alcaldía: Fidel Moreno. Para la gente él es aceptable. Por lo que ha hecho por medio de la alcaldía. Reparando calle, reparando cauces y ayudando a las familias nicaragüenses de escasos recursos”, agregó.

Anibal Guerra y Rafael Molina tampoco han sido encuestados en Managua. Ambos también conocen a Moreno, y desconocen a Reyna Rueda, como el resto de consultados por Confidencial. “No sé quién es para serte franco”, agregó William Urbina, otro militante.

La tarde del 26 de junio, el Congreso Sandinista acordó en el punto tres de la resolución que “faculta a nuestro Secretario General, Comandante Daniel Ortega Saavedra, a aplicar la Política de Alianzas, para ratificar a l@s Candidat@s que hayan resultado con mayor aprobación de las Familias y Comunidades en las Encuestas realizadas en cada Municipio de nuestro País” (Sic). Es decir, el secretario general del partido tendrá la última palabra con los candidatos a alcalde.

La decisión el Congreso de otorgarle el poder absoluto de decisión al comandante Ortega resulta “respetable” para Rafael Molina. “El comandante sabe quién es el idóneo para ponerlo en la alcaldía. Yo, como partidario del Frente y militante, me interesaría uno. Pero eso me lo guardo yo. Como militante tengo una obediencia en esa dirección”, aseguró.

En los municipios las bases y los precandidatos esperan que esa decisión sea tomada antes del 19 de julio, cuando el partido sandinista celebre el 38 aniversario de lo que fue la Revolución Sandinista.

¿Quiénes hacen las encuestas?
 

¿Quiénes hacen las encuestas de los precandidatos? No está claro en los municipios. La información varió según donde se preguntó. En Chinandega solo se dice que “es personal calificado”. En Nagarote se habla de estudiantes de Managua. Mientras que en León, Nandaime y San Juan del Sur de la Juventud Sandinista.

Los militantes sandinistas describieron una encuesta bastante “informal y focalizada”. La consulta está compuesta en promedio por cinco preguntas. La primera es de qué partido sos. Luego solicitan los datos personales del encuestado. El tiempo de militancia en el partido es la otra pregunta. “Además quieren saber si votaste en las últimas elecciones”, narró un funcionario del partido en Nandaime. Por último, los encuestadores leen una serie de nombres y preguntan si los conocen. El siguiente paso es que los califiquen entre “bueno, regular o malo”.

“Y dejan una pregunta abierta para que el militante proponga un nombre si no le parece los nombres que les leyeron”, agregó la fuente partidaria.