Reporte ciudadano

Instructivo sobre el Repliegue incluye orden de “mostrar alegría cuando pase el presidente”

FSLN prepara caravana a Masaya, acarreando a trabajadores del Estado

Garantizan gasolina a motorizados, y buses para quienes no tienen carro propio o prefieren no llevarlo. Jueces están exentos.



El Frente Sandinista convocó a su militancia y a los trabajadores estatales a participar en una “caravana, no caminata”, para conmemorar el Repliegue a Masaya este sábado en un operativo mañanero en el que ordenan “mostrar alegría cuando pase el Presidente”.

Dado que no habrá acto en Managua, sino que solo en Masaya, según las coordinaciones logísticas filtradas a través de redes sociales, se garantiza combustible a los motorizados, que deben llegar a las 6:30 de la mañana “a la gasolinera Petronic ubicada por los semáforos del Antiguo hospital Militar”, donde “deben buscar el compañero Cano que tiene un listado de motos reportadas”, a las que el remitente de la nota agrega por su cuenta, otras ocho motos más.

Daniel Ortega visitó en 2018 la delegación policial de Masaya en un intento de conmemorar el Repliegue. La ciudad le cerró las puertas. Presidencia | Confidencial

Mientras tanto, desde las seis de la mañana los responsables de “los 13 territorios”, deberán retirar “los buses asignados” a partir de las seis de la mañana, en la Plaza de La Biblia, donde “entregan Calero y Toledo”.

Esos buses, y la gente de los trece territorios, deberán estar desde las nueve de la mañana “sobre la carretera a Masaya, desde la Rotonda Metrocentro hasta los semáforos del casino Farahos” (Pharaohs, en realidad), indicando que cuando pase el “presidente” (se refiere a Daniel Ortega) hay que mostrar “alegría… respaldo e incentivando en el apoyo moral y social a lo qué significa el proyecto revolucionario”.

“Cada quien lleva sus agua (SIC) y demás provisionamientos”, dice una nota (plagada de errores), que contiene “Indicaciones sobre el Repliegue a Masaya”, mientras en otra nota se detalla que “el punto de reunión será en el registro de la propiedad ubicado en reparto San Juan a las 8 de la mañana”, y se indica que “los militantes pueden llevar su refrigerio almuerzo ropa cómoda”.

Pasar lista, y controlar en todo tiempo

Si bien los buses deberán estacionarse en la marginal de carretera a Masaya, se prohíbe “parquearse en carretera Masaya hacia Managua puesto que es una pista de retorno para la Caravana del presidente”.

Repliegue2018
Un grupo de paramilitares recibe en Masaya al comandante Daniel Ortega, en la caravana con la cual reemplazó la caminata conmemorativa del repliegue de 1979 a Masaya. EFE/Rodrigo Sura

El orden establecido para la caravana ubica “primeramente las motos a continuación camionetas y carros seguido de microbuses y buses”, pero los vehículos solo serán abordados después que “a las 10 am el Cmdte Daniel comienza la caravana. En cada tramo donde vaya pasando ese territorio se sube, rapido y veloz, a sus buses y se une a la caravana”.

Conocedores de que hay trabajadores del Estado que acuden a las actividades, y se van después que les ‘pasan lista’, hay una clara indicación de que “cada político y de organización territorial va al frente de su gente y asume el control de todo lo que ocurre en su tramo y durante la travesía, ida y vuelta”.

“Debemos ir preparados para todo el día se nos hiciste (insiste) en disciplina una vez que vaya a la Caravana no nos podemos salir de la misma a efectos de reporte los militantes se reportaran con los secretarios políticos, quienes rendiremos el informe a las autoridades designadas”, dice el texto que parece destinado a los trabajadores del Registro de la Propiedad.

Extrañamente “los jueces están excluidos de participar pero si quieren asistir lo pueden hacer con sus respectivas medidas, puesto que es un derecho de participar actividades festival que se han realizado desde hace muchos años y siempre han participado”, se aclara.

Y para que no haya excusa “los compañeros que no tienen vehículo se le garantiza su traslado en bus y microbús deben estar a las 8 de la mañana en el registro de la propiedad”.


Nueva ficha de militancia: Obediencia a dictadura familiar

Además de aprovechar para su propio beneficio partidario las efemérides que son patrimonio de la generación de nicaragüenses que derrocó a la dictadura anterior a esta, el Frente Sandinista también está tratando de incrementar (y comprometer) a sus bases, haciéndoles llenar una ‘Ficha Única de Militancia’ 40 Aniversario.

En ella, además de pedir nombre completo, nacionalidad, correo electrónico o religión, también se les demanda que juren “promover y defender la victoria del pueblo con el FSLN en la trinchera que me corresponda para asegurar la continuidad y profundización de nuestro Proyecto Sandinista, por una Nicaragua Cristiana, Socialista y Solidaria”.

Consultada, la historiadora y comandante guerrillera Dora María Téllez, opina que ese juramento “es congruente con lo que es esta dictadura, que… necesita obediencia incondicional, y fidelidad absoluta a lo que le planteen de arriba hacia abajo. Eso es lo que dice esa ficha: que sometan su voluntad por completo a los intereses de la dictadura”, analizó.

Téllez tampoco ve proyecto sandinista alguno, “sino una dictadura familiar, dinástica, muy parecida a la de los Somoza, que tenía ese mismo tinte. El orteguismo no es una ideología, no tiene ideología ni proyecto. Sus decisiones sobre el país están basadas en sus intereses, sin importar que sus decisiones de hoy sean contradictorias con las de la mañana”.

Luego, el discurso de que están “construyendo una Nicaragua Cristiana, Socialista y Solidaria”, le parece “pura furulla. Es la vestimenta ideológica… es una fábrica ecléctica de cosas que no está totalmente definida… ¿A qué se refieren con una Nicaragua cristiana, socialista o solidaria? Son adefesios conceptuales fabricados por la familia Ortega para modelar su discurso”, aseveró.

Téllez, que fue parte del FSLN histórico, dice al comparar con la actual organización autodenominada ‘Frente Sandinista’, que “son dos cosas distintas: el de 1979 luchaba contra una dictadura, y esta es una organización al servicio de una dictadura criminal”.

“El Frente Sandinista ha servido de base para ejecutar crímenes, sus oficinas son bases paramilitares, sitios de tortura; sus cuadros municipales y departamentales han encabezado la represión paramilitar. Es una organización totalmente criminal y totalmente delincuencial”, aseguró.