Economía

Funides: ordenar sector eléctrico

Recomienda racionalizar los subsidios, para que lleguen a quienes en realidad los necesitan conforme a su capacidad de pago

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) presentó una serie de recomendaciones para mejorar la situación del sistema eléctrico nacional, en especial, para que el servicio pueda ofrecer tarifas más competitivas a los consumidores y crecer en el intento.

“Queremos que baje la tarifa y que suba el consumo”, aseveró Juan Sebastián Chamorro, director Eejecutivo de Funides, al presentar el Primer Informe de Coyuntura Económica 2016, según el cual el crecimiento de la economía nacional tendrá un leve descenso en 2016 y 2017, pasando desde el 4.9% calculado por el Banco Central de Nicaragua para 2015, al 4.7% y 4.4% en el presente año y el siguiente.

“Funides proyecta condiciones para 2016, similares a las de 2015, y pronostica una tasa de crecimiento del 4.7%… se estima un mantenimiento en el dinamismo de las inversiones privadas, complementadas por las inversiones públicas”, además de un crecimiento de 5% en la tasa de consumo interno, detalló externando la expectativa que las exportaciones seguirán luchando contra los bajos precios de nuestros productos, mientras “las zonas francas muy probablemente mostrarán un crecimiento similar al observado”.

Regresando al terreno del sistema eléctrico, Chamorro recordó que el sector existe en una realidad confusa, en el que el pliego tarifario se rige por unas normas que fueron dictadas en una época de escasez, pero se aplican en una situación de exceso de capacidad instalada.

“El costo del servicio no depende solo del costo de generación, sino también del costo de transmisión, del pago de potencia a los generadores, del valor agregado de distribución, del reconocimiento de las pérdidas técnicas (y las ‘no técnicas’), así como las deudas y recargos”, detalló.

El economista recomendó “simplificar el pliego tarifario, que es complejo y abstracto”, lo que va en contra de la misma Ley, que manda a aplicar el ‘principio de simplicidad’, con lo que, más que tener cincuenta y tantas  tarifas distintas, el pliego debería parecerse más al de los vecinos de la región, que tienen menos de diez.

País pobre subsidia a pobres

Otro elemento a considerar es el esquema de subsidios, que tiene un costo de US$100 millones anuales, en el que hay cuatro sectores beneficiados: los consumidores de menos de 150 Kwh al mes, lo que equivale al 80% de los clientes residenciales; los asentamientos precarios; los jubilados, que pagan el 50% del servicio si consumen menos de 150 Kwh; y los clientes residenciales que reciben una exoneración y reducción del IVA.

La combinación de esos factores da como resultado que el sector comercio subsidie al domiciliar, aunque al final, los clientes domiciliares terminen pagando un sobreprecio por los productos adquiridos al comercio, que deben recuperar los altos precios de la energía.

También cree que se debe racionalizar los subsidios, para asegurarse que lleguen a quienes en realidad los necesitan conforme a su capacidad de pago, recomendando estudiar la posibilidad de que el subsidio sea para los que consumen un máximo de 100 Kwh al mes, aunque quizás ello implicaría tener que revisar el costo del kilovatio en el rango de 101 a 150.

Como se ha dicho muchas veces, habría que reducir las pérdidas técnicas, y revertir su comportamiento de los últimos años. A junio de 2013, se perdía el 13% del total de energía generada. A septiembre 2015, ese porcentaje se había elevado a 16%.

Chamorro también abogó por eliminar el ‘Fondo de Pobreza’, que se alimenta con un porcentaje de los ahorros que reporta el sistema gracias a la baja del precio de los hidrocarburos, sin que se reporte en qué se usan esos recursos.

César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua, dijo que ese gremio espera que se hagan mejoras en ese sector, pero que sea a partir del próximo año, para evitar la ‘contaminación política’ que significaría discutirlo en este año electoral, condicionando a los suyos a que la propuesta se origine en el sector privado.

Acerca del ‘Fondo contra la Pobreza’, recordó que el mismo “es una cuestión que está en la Ley”, y que ellos ya emitieron su punto de vista “hace un año cuando se creó el Fondo, pero hay que cumplir con la Ley. Al final, lo están ocupando para subsidiar Enacal, otra empresa con serios déficits de recursos, y hay que buscar balance”, invitó.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend