Economía

Ganadores y perdedores al disminuir devaluación del córdoba

Funides: balance podría ser neutro para la mayor parte de los agentes económicos. BCN debe comparecer ante la ciudadanía y explicar la decisión

Si bien es muy temprano para conocer a los ganadores y perdedores netos de la decisión gubernamental de frenar el ritmo de devaluación de la moneda –porque ese resultado depende de muchos factores distintos- la principal demanda hoy es que el Banco Central de Nicaragua (BCN), explique a los agentes económicos y a los ciudadanos los objetivos de la reducción de la devaluación del córdoba del 5% anual al 3%

“El gobierno dio a conocer esta medida a través de un comunicado en la página web del BCN, donde explicaba las condiciones que tomó en cuenta el Consejo Directivo del Banco para llegar a ese acuerdo”, dijo el economista Camilo Pacheco, investigador de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), entrevistado en el programa Esta Noche, que se transmite en línea.

Recordó que al final del comunicado mencionan que el objetivo de corto plazo es “buscar la recomposición del gasto público y mejorar el poder adquisitivo de los hogares”, pero “no queda claro cuál es el objetivo de mediano plazo”, pues el gobierno se limitó a emitir ese comunicado, añadió.

Como educador e investigador en temas de economía, Pacheco lamenta que no hubiera “algún tipo de presentación pública de parte del presidente de la autoridad monetaria, ni documento base donde se explicase con mayor sustento cuáles eran las razones de corto y mediano plazo para adoptar esa medida”.

Soslayando esa limitación inicial, admite las dificultades para definir a ganadores y perdedores de esa medida, tanto en el campo de las empresas que se dedican al comercio internacional, como de los asalariados, los pensionados, las familias que reciben remesas, la inflación, el mercado informal de divisas y los deudores (Estado incluido), porque hay demasiadas variables que analizar, de donde resulta que la respuesta más certera es que “depende”.

A continuación, las explicaciones del experto en torno a varios tópicos:

Jubilados

Las personas que reciben una pensión del seguro social, recibirán nominalmente menos dinero, pero en términos de su poder de compra, o capacidad adquisitiva, podrían quedar igual al final del año.

La diferencia es que habrá ciertos intervalos en el tiempo, que podrían tener diferentes percepciones de cómo está su poder de compra. Si los precios no se ajustan tan rápido, al inicio pueden decir “estoy recibiendo un poco menos”.

Si el crecimiento de los precios no desacelera al instante, sentirán que están perdiendo poder de compra, pero en la medida en que los precios reaccionen bastante rápido, podrían quedar igual al final de un año.

Remesas

Quienes reciben transferencias, (o un salario en dólares, o en córdobas con mantenimiento de valor), recibirán menos córdobas, pero al final, el costo de la vida puede reducirse si la inflación también se reduce, lo que compensaría la pérdida inicial.

Precios

Tenemos una inflación baja y estable, que no llega a dos dígitos desde hace varios años. El mecanismo de formación de precios en nuestra economía es bastante sencillo: tasa de devaluación de la moneda, más inflación importada, porque una buena parte del componente de los costos de producción es importada.

De primas a primeras vemos que la pérdida de valor del córdoba será menor que antes. Si esto se refleja en los precios -lo que puede tomar cerca de un año- en la misma proporción, se podría esperar que la inflación también se reduzca en dos puntos a lo largo del año.

Mercado de divisas

Dependerá de cómo interpreten los agentes económicos esta decisión de la autoridad monetaria. Si la entienden correctamente, no debería haber mayor presión en el mercado informal de compraventa de dólares y córdobas.

Sí puede haber presión, en la medida en que se estimulen mucho más las importaciones, pues podría subir un poco la brecha cambiaria al haber mayor demanda de dólares, porque querés traer productos de fuera.

Hay que esperar a ver cómo se comporta la dinámica de abaratamiento de las importaciones, y cuáles son las decisiones del sector privado en la compra de las mismas.

Importadores y exportadores

Desde un punto de vista teórico, esto abarata los productos que traigan los importadores, porque van a necesitar menos córdobas para pagar sus importaciones, mientras que los exportadores van a recibir, en promedio, menos córdobas por sus ventas.

Todo dependerá de la estructura de cada empresa o sector, porque si hay exportadores cuyos ingresos provienen de la venta en el exterior, pero sus gastos y compras a proveedores, también son importados en un porcentaje alto, podrían alcanzar un balance relativamente estable.

Deuda

Los ingresos del gobierno son en córdobas, a pesar que tenemos una economía dolarizada. En el primer semestre, el gobierno central logró un superávit temporario que podrían guardar, enviarlo al Banco Central en forma de reservas, o pagar deuda.

La deuda interna está indexada al dólar, y tiene mantenimiento de valor, mientras que la externa está fijada en dólares, de modo que el gobierno tendría un alivio de dos puntos porcentuales en el pago de intereses, en comparación con lo que hubiese pagado adicionalmente, de no haber modificado el ritmo cambiario.

Lo mismo es válido para el sector privado, y para los agentes económicos que tienen deuda. Todos verán un alivio al respecto.

Más en Economía

Send this to a friend