Economía

Golpe al bolsillo de los consumidores: temen impacto en el comercio

Gasolina sube doce córdobas por galón

combustibles

"Gasolinazo¨ obligará a la pequeña clase media a ajustar su mermado presupuesto familiar.



A Susana García “poco le faltó para el infarto”. Enterarse del aumento de  C$3.27 por litro en el costo de la gasolina súper para este domingo diez de septiembre, sumó otra preocupación más a su vida. El aumento aproximado por galón en este tipo de combustible es de C$12.40.

En pocas palabras, Susana y los demás usuarios que tienen vehículo, tendrán que pagar este domingo un estimado de C$33.40 córdobas por litro, y por galón deberán entregar un aproximado de C$126.43 a las gasolineras del país.

La tendencia del aumento en los precios del combustible fue confirmada con la información que las empresas petroleras suministraron a las estaciones de servicio del país. En este caso, la gasolina regular tendría un incremento de 1.38 por litro y de C$5.22 por galón. En tanto el diésel subiría 0.95 centavos por litro y C$3.60 por galón.

“No tengo un plan para que el incremento en el combustible no me afecte, pero de algo estoy segura: en mi familia tendremos que recortar gastos, porque ya nos acostumbramos a la comodidad del carro”, matizó García.

Confirmado los precios del combustible, en dos semanas la gasolina súper ha tenido un aumento por litro de C$17.81, en tanto la gasolina regular de C$10.82 y el diésel de C$1.86.

El economista Adolfo Acevedo explicó que el aumento en el precio de la gasolina impacta a lo largo de toda la economía, pues va a incrementar el costo de la vida, particularmente para los sectores medios, que son los que más consumo de combustible realizan en el uso de sus carros.

“El precio en el transporte (taxis y probablemente transporte interurbano) también se va a incrementar. El combustible es clave para nuestra economía y su aumento en el costo se multiplica a lo largo de toda la economía, en la cadena de costos y en los precios”, aseguró Acevedo.

Golpe a la clase media

Susana García tomó una medida a corto plazo para ahorrar unos cuantos córdobas más. Lo primero que hizo al enterarse de la noticia fue realizar un adelanto de salario con su tarjeta de débito para llenar el tanque de combustible de su carro antes de que el aumento se haga efectivo y así “llegar a la quincena” sin tantos aprietos económicos.

“Quizás llegue a la primera quincena de septiembre con lo que logre echar antes del aumento, después tendré que ajustar el presupuesto a ver de qué forma puedo resolver en el siguiente pago. Vos sabés, como buen nica, esto es al bote y al miado”, opinó García.

Soraya Blandón, otra usuaria que usa su camioneta para ir al trabajo y llevar a su hija a la escuela, dijo a CONFIDENCIAL que pagará el aumento en el combustible, pero ello le llevará a recortar sus gastos.

“No puedo dejar de usar mi vehículo. Mi trabajo es ventas y mi camioneta es mi herramienta de trabajo, mi plan contingente estaría por no salir de paseo, gestiones cerca de casa a pie y comprar menos bienes que no son de primera necesidad”, afirmó Blandón.

La mañana de este domingo la empresa Puma Energy emitió un comunicado para justificar el alza en los precios de los combustibles. Jaime Batlle, gerente de país de la petrolera, aseguró que lo ocurrido en Houston, Estados Unidos, tras el paso del huracán Harvey, provocó que algunas refinerías salieran de servicio, dejando de producir 2.5 millones de barriles diarios.

“Ello obviamente hizo subir el precio promedio internacional de los productos, de la manera siguiente: US$ 0.42 centavos/galón la Premium, US$ 0.18 centavos/galón la Regular y US$ 0.12 centavos/galón el diésel. Cabe señalar  que los precios en Nicaragua se rigen por las variaciones semanales de los precios promedio internacionales de los productos”, explicó Batlle.

Algunos usuarios consultados por CONFIDENCIAL no creen que ese argumento de las empresas distribuidoras sea cierto. Blandón opinó que tiene años de no recibir una explicación de las empresas comercializadoras del petróleo en Nicaragua ni del Gobierno, sobre los motivos de los “exagerados” incrementos.

“Suben los precios a discreción y siempre el nicaragüense debe pagar la gasolina más cara, y esto sucede porque el Gobierno así financia sus negocios”, destacó Blandón.

Silvio Alvir manifestó que el Gobierno debería brindar una explicación de por qué los precios de los combustibles en Nicaragua son tan elevados si el país es uno de los más pobres a nivel mundial.

“Mi plan es utilizar mi segundo medio de transporte, que es una moto, pues en esta gasto menos combustible, aunque sea menos segura que el carro”, manifestó Alvir.

Luis Rivas Vargas, otro consumidor, declaró que tratará de planificar las rutas de viajes al salir de su casa, es decir, no manejar en horas en que el tráfico esté pesado, pues de esta forma podrá ahorrar combustible. También manifestó que buscará gasolineras que ofrezcan descuentos fijos en sus bombas de despacho.

“No creo disminuir el uso del automóvil en la semana, traslado a mi familia a sus puntos de trabajo y estudio y la comodidad que tengo con mi vehículo no la recibo de los servicios de transporte en la ciudad. Aunque sí he pensado en compartir auto con vecinos para compartir el gasto”, aseguró Rivas.

El alza a corto plazo

Gustavo Martínez no tiene un vehículo propio y tampoco usa el transporte urbano de la capital. Este joven de 29 años la mayor parte del tiempo utiliza taxis para trasladarse de su trabajo a su casa o a cualquier sitio que necesite llegar.

De su casa al trabajo paga C$50. Martínez teme que con este nuevo aumento, el precio que le ofrezcan los choferes sea superior y esto le desajuste su presupuesto mensual o le obligue a irse en rutas que van completamente saturadas de pasajeros.

Vidal Almendarez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicotaxi), declaró que sin duda, el sector taxi será uno de los afectados de manera inmediata. Si antes el combustible representaba el 50% del gasto de operación de un taxista, con el aumento, dice, podrá aumentar a un 60%.

“El aumento no es solo el de esta semana, sino el que ya se hizo efectivo la semana pasada. Estamos hablando de casi 20 córdobas y nuestros usuarios no van a tener la capacidad de absorber el impacto de forma inmediata y esto es lo que nos preocupa, que no puedan pagar”, mencionó Almendarez.

Fenicotaxi tiene una estación de servicio de combustible. Según Almendarez, ninguna empresa petrolera explicó el motivo en el alza de los precios y a su juicio, el sector y el Gobierno, deberían brindar un argumento sólido a todos los consumidores.

“Solo entregaron la tabla de precios y de los incrementos para este domingo. Es una tendencia, pero podría tener variaciones. O sube más de lo que dice el documento o el incremento es un poco más bajo de la cifra inicial”, finalizó Almendarez.