Nación

General Mojica asumirá presidencia de INE

Licitaciones

Militar en retiro, sin experiencia previa en el tema de energía, dirigirá el ente regulador



El nombramiento del general en retiro Oscar Mojica como virtual presidente del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, generó reacciones encontradas entre analistas del sector eléctrico y representantes del sector privado.

El ingeniero eléctrico Fernando Bárcenas advirtió que el nombramiento de un militar en retiro, sin experiencia previa en el sector eléctrico, afectará severamente la imagen de autonomía del ente regulador estatal y la búsqueda de nuevas inversiones en el sector energético . “Da la imagen que es un ente que está totalmente bajo control”, señaló Bárcenas al ser consultado por Confidencial.

Bárcenas explicó que David Castillo, quien renunció a su cargo como presidente del consejo directivo del INE a inicios de marzo, no jugó un papel de “regulador” para el sector, pero al menos podía mantener una imagen diferente, tomando en cuenta que es un profesional civil.

Sin embargo, el economista Mario Arana, expresidente del Banco Central y director de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) espera que el nuevo presidente del INE escuche las recomendaciones del grupo de asesores que trabajaron con Castillo, de tal manera que pueda mantener el rumbo del sector por buen camino.

El candidato sin experiencia
Uno de los cuestionamientos que se le hacen a Mojica, además de ser militar, es que no tiene experiencia en temas energéticos. En el perfil publicado en el sitio web del Ejército se explica que es “máster en economía, especialista en finanzas, licenciado en administración de empresas y licenciado en Ciencias de la Educación”, pero no se habla de experiencia en temas energéticos.

Además se detalla su trayectoria como militar. “Su formación militar y profesional le ha permitido desempeñar en sus 34 años de servicio importantes cargos en los distintos niveles de mando de Jefe de Operaciones de Región, Jefe de Brigada en la Segunda Región Militar, Jefe de Estado Mayor de la Séptima y Cuarta Región Militar, Jefe de Distrito Naval Atlántico, Sub Director y Director del Centro Superior de Estudios Militares, Jefe de la Secretaria General, Jefe de la Dirección de Doctrina y Enseñanza y Director Ejecutivo del Instituto de Previsión Social Militar”, indica el documento en línea.

El viernes pasado Mojica fue propuesto por el presidente Daniel Ortega para ocupar el cargo y se da por descontado su elección y nombramiento oficial por la Asamblea Nacional, controlada por la aplanadora del FSLN y la minoría de diputados colaboracionistas.

El déficit que deja INE
El INE recibió el año pasado de 20,221 recursos administrativos por facturación, daños de equipos y calidad del servicio, según un documento enviado por la Oficina de Acceso de Información Pública a solicitud de Confidencial.

De esos, el 78.4 por ciento fueron resueltos a favor de la empresa distribuidora de energía, es decir 10,887 recursos y el 21.6 por ciento, fue a favor de los clientes (2,999) detalla el documento.

El Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec), en cambio, recibió 48 mil denuncias y aseguró que el número que el INE maneja es bajo, porque la población no cree que el ente regulador resuelva sus reclamos. “Diario llegan alrededor de 180 casos solo en cuestiones de energía. El mayor rubro de denuncias es por facturación, pero hay otros reclamos como la solicitud de un medidor o las inspecciones”, dijo el director del Indec, Marvin Pomares en una entrevista concedida al programa televisivo Esta Noche.

El fallo de los casos resulta desalentador. A lo que el INE responde: “(se) resuelve aplicando el marco legal vigente y le da la razón a quien la tiene”.

En efecto, las quejas de los consumidores se redujeron considerablemente desde el 2012, cuando el INE recibió 36,523 denuncias, frente a las 20,221 del 2016. El pico más bajo de denuncias las recibió el ente regulador en el 2015, cuando totalizaron 19,324.

Pérdidas energéticas
En su informe de gestión ante la Asamblea Nacional, el presidente saliente del INE David Castillo señaló que en Nicaragua las pérdidas de energía casi alcanzan el 25 por ciento (en contraste con el 7 u 8 por ciento que es la media internacional). Estas se dan en más del 90 por ciento de los casos en la distribución del servicio y le cuestan al país más de 110 millones de dólares.

Estos se trasladan a los consumidores en la factura del servicio eléctrico, cuya tarifa luego de Semana Santa podría “subir o bajar” en dependencia del precio del petróleo, aseguró Castillo a los diputados. Aunque fuentes vinculadas al Gobierno afirman que se prepara un alza del 5 por ciento.

Para homologarse con otros países de Centroamérica, cuyo promedio de pérdidas es del 15 por ciento, Nicaragua recibió en enero un préstamo de 163.5 millones de dólares por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Se espera que así se llegue al menos al 18.7 por ciento, que representaría un ahorro de 96 millones de dólares.