Nación

Cierran puertas de penales a CIDH y dicen que los han atendido tres veces

Gobernación niega golpiza contra presas políticas, pero nadie las ha visto

Niegan tratamiento humanitario a Brenda Muñoz, que padece cáncer, alegando que no tienen la epicrisis, y hablan de presos en "régimen cerrado"



El ministerio de Gobernación negó que 17 presas políticas hayan sido vapuleadas la noche del viernes 26 de octubre en el penal La Esperanza, como denunciaron sus familiares. En una conferencia de prensa notificada a última hora, los titulares de ese Ministerio, María Amelia Coronel y Luis Cañas, entregaron a la “Comisión Porras” un informe que “prueba” el “buen estado de salud y físico” de los reos políticos, a quienes tildaron de “presos terroristas”.

“Las presas solo son custodiadas por oficiales mujeres. En ningún momento hay acceso de hombres a la parte del sistema penitenciario integral de mujeres”, dijo la ministra Coronel, en referencia a la denuncia de los familiares de las presas políticas, según la cual al menos unos 20 hombres vestidos de negro entraron a las celdas y las golpearon.

“No solo son noticias falsas, sino que son malintencionadas”, agregó por su parte el viceministro Cañas, quien en la práctica lleva las riendas de Gobernación.

Ante la grave denuncia vertida por los familiares y los abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) sobre la golpiza, el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) acudió el 30 de octubre a la La Esperanza a intentar ingresar a las celdas y verificar el estado de las presas políticas.

Según los familiares, las detenidas presentaban golpes en la boca y en el cuerpo. Describieron una noche plagada de crueldad a manos de estos supuestos hombres vestidos de negro como represalia hacia las presas por denunciar los maltratos que sufren en el penal.

Ante la insistencia de Ana María Tello para ingresar a la prisión, coordinara del Meseni en Nicaragua, las autoridades de La Esperanza le impidieron el acceso al equipo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los ministros de Gobernación aseguraron este lunes que no han recibido de parte del Meseni solicitudes de ingreso. Sin embargo, Tello dijo en una entrevista transmitida en el programa Esta Semana que el mecanismo ha enviado en reiteradas ocasiones, y a través de los canales oficiales, solicitudes para poder verificar el estado de los presos políticos. Como siempre, no han obtenido respuesta del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Al ser cuestionado sobre la afirmación de Tello, respecto a las solicitudes enviadas, el viceministro Cañas respondió de forma errática. “A esos organismos los hemos atendido en tres ocasiones en Tipitapa. No sé si le han informado sobre eso. Eso (enviar solicitudes) tendría que preguntarle a ellos, nosotros personalmente los hemos atendido en tres ocasiones”, insistió el funcionario, y rápidamente cambió el tema.

La ministra Coronel también evadió responder por qué impiden el acceso al Meseni, cuando el informe entregado a la “Comisión Porras” describe una situación favorable para los presos políticos.

“Debemos de tener, recibir cartas especificas con los canales y autoridades correspondientes (…) Nuestro principal objetivo es respetar los derechos humanos. Siempre otorgado fotografías, imágenes sobre el comportamiento de estos presos golpistas”, dijo Coronel.

Cañas dijo que en “ningún penal de Nicaragua hay presos políticos”, sino que son “presos terroristas”. Contrario a los 400 detenidos que contabiliza la CIDH, Gobernación solo reconoce a 273, de ellos 256 hombres y 17 mujeres.

Silencio sobre presos aislados

Los mismos presos políticos han denunciado –a través de cartas como lo hizo Medardo Mairena– que están aislados en celdas insalubres, donde no les permiten ver siquiera el sol, y que sufren padecimientos de salud debido a los maltratos.

Gobernación negó rotundamente estas denuncias y aportaron a la “Comisión Porras” el informe con una serie de fotografías que presentan como pruebas irrefutables. Las fotografías son generales de los penales y no aportan mayores detalles. Los presos políticos han denunciado que sufren interrogatorios por las madrugadas, que les pasan comida en mal estado, y que son golpeados en partes de su cuerpo que no son visibles como el tórax y las piernas. Es decir, no sufren golpes en los brazos y la cara, de acuerdo a varios familiares.

El viceministro Cañas negó que tanto Medardo Mairena como otros reos políticos como Yubrank Suazo, Cristian Fajardo y el coronel en retiro Carlos Brenes estén aislados.

“En todo país del mundo los centros penitenciarios tienen distintos regímenes. Régimen cerrado, semiabierto y el abierto. Hay parámetros o requisitos para que el preso vaya en el régimen de progresión, hasta que llegar al beneficio de convivencia familiar”, explicó Cañas.

Sin embargo, ni el viceministro ni la ministra Coronel revelaron los nombres de los presos políticos que están en el régimen cerrado.

“No le vamos a dar nombres concretos. Cuando llegan a un régimen cerrado no significa que estén encerrados completamente (…) No podemos estar negando noticias porque no es nuestro trabajo, nuestro trabajo es el beneficio de todos los presos”, evadió Coronel.

Ni “Comisión Porras” ha podido ver a Medardo Mairena

La “Comisión Porras”, encabezada este lunes por Cairo Amador, recibió el informe de Gobernación para “analizarlo”. Al ser abordado por los periodistas sobre la visita que hace mes y medio realizaron al penal La Modelo, el miembro de esta Comisión de la Verdad creada por la dictadura reveló que ni ellos han podido verificar el estado de salud y físico del líder campesino Medardo Mairena.

“Hace mes y medio entramos (a La Modelo) y no pudimos hablar con él (Medardo Mairena)”, dijo Amador. La “Comisión Porras” tampoco ha podido hablar con los otros presos políticos encerrados en el “régimen cerrado”.

“Eso queremos hacer (hablar con los reos en regímenes cerrados). Fue una primera visita y queremos dejar el canal abierto para comunicarnos con todos”, excusó Amador, quien contradijo lo planteado por los ministros de Gobernación.

Amador dijo que ellos han “escuchado” sobre los casos de Mairena, Irlanda Jerez y otros presos que han denunciado maltrato “a través de los medios de comunicación” sin ahondar en más detalles.

De acuerdo con el informe entregado a la “Comisión Porras”, las autoridades de los penales han brindado 3 mil 815 atenciones a los “presos golpistas”, desde el 24 de mayo al 4 de noviembre.

“720 visitas familiares, 198 visitas conyugales, 551 visitas médicas. 1, 355 actividades de sol, 604 pase de paquetes”, enumeró la ministra Coronel.

Gobernación aseguró que los detenidos tienen acceso a atención médica en los penales. Sin embargo, al preguntarle sobre el estado de Brenda Muñoz, quien padece cáncer terminal, Cañas dijo que no la han trasladado a un hospital porque sus familiares no han presentado un documento que avale su estado de salud.

“Son rumores. A los familiares le hemos dicho si tienen un papelito, una epicrisis, algún dato de algún hospital para poder proceder, porque solo a esa presa le hemos dado 9 atenciones médicas”, dijo Cañas.

Cuando se le hizo ver que el Meseni tiene en su poder el historial clínico de Muñoz, Cañas dijo que ellos “no lo tenían. “Somos una institución seria, integrante de nuestro gobierno, que tiene un alto espíritu humanitario. Si hay que llevarla a un centro hospitalario de referencia nacional, se hace”, dijo Cañas, quien de inmediato cambió el tema al contestarle una pregunta a un periodistas oficialista.