Nación

Gobierno confirma 18 fallecidos por huracán Iota en Nicaragua

Murillo afirma que nueve de los 18 decesos ocurrieron en el deslave del Macizo de Peñas Blancas; otros se reportan en Jinotega, Carazo y Nueva Segovia

Las inundaciones, derrumbes y desborde de ríos que provocó el paso del huracán Iota en Nicaragua han dejado hasta la fecha un total de 18 fallecidos en los departamentos Jinotega, Carazo, Nueva Segovia y Matagalpa, según los datos oficiales divulgados por la vicepresidenta y vocera del régimen, Rosario Murillo.

“La alegría es haber logrado preservar vidas en medio del dolor de la pérdida que tuvimos, los 18 hermanos que hasta el momento hemos contabilizado, desgraciadamente, como fallecidos”, dijo Murillo.

Los 18 decesos, según los medios oficiales, son nueve en el Macizo de Peñas Blancas, en Matagalpa; cinco en Santa Teresa, Carazo; tres en Jinotega; y uno en Quilalí, Nueva Segovia.

La también vocera del Frente Sandinista detalló que hasta el momento tienen 7098 familias albergadas en los diferentes refugios del país, destacando que muchas de estas han empezado a retornar a sus lugares de origen.

Sin embargo, habitantes de Bilwi también han confirmado a medios de comunicación que permanecen en albergues porque sus casas fueron destruidas por completo.

Murillo reconoció que estas familias que retornan “en muchos casos encuentran casas con muchas afectaciones”, por lo que informó que están “trabajando ese informe que incluye las viviendas”.

La vocera explicó que, luego de 48 horas del paso de Iota, han restablecido el servicio de energía eléctrica a 46 028 viviendas de un total de 48 000 que estaban afectadas en la Costa Caribe de Nicaragua.

A su vez indicó que hasta el mediodía de este jueves, 19 de noviembre, todavía permanecen 4 613 familias afectadas con la suspensión del servicio de agua potable.

Alcaldías opositoras siguen sin apoyo

La vicepresidenta también aprovechó para destacar la entrega de “plan techo” en Bilwi, con la distribución, según dijo, de 11 250 láminas de zinc.

En contraste, las alcaldías opositoras al Frente Sandinista siguen esperando el apoyo de las instituciones del Estado de Nicaragua para atender las necesidades básicas de docenas de familias que se vieron afectadas, principalmente en los municipios de El Cuá, Ciudad Antigua, Murra, Mulukukú y Santa María de Pantasma.

En un reporte publicado por CONFIDENCIAL, los alcaldes liberales de Murra, San Sebastián de Yalí, El Cuá y Ciudad Antigua denunciaron la falta de coordinación con las instituciones del Estado.

Ninoska Cruz, vicealcaldesa del municipio de Murra, en una entrevista con el programa Esta Noche afirmó que han trabajado “solos” y “sin el apoyo de las instituciones del Estado” frente a las afectaciones que ha dejado el huracán Iota. Además, urgió el apoyo de organismos u organizaciones internacionales para poder atender las necesidades de esas comunidades, pues afirman que hay un “abandono” del Gobierno Central.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend