Política

No envía cartas de invitación a la CIDH, ONU ni Unión Europea

Gobierno de Ortega rompe de nuevo el Diálogo Nacional

Protesta

Canciller alega “trabas burocráticas” en organismos internacionales. “No hay ninguna traba. Solo basta enviar invitación”, afirma secretario de la CIDH



La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia se levantó este lunes de las mesas de trabajo que mantenían con la delegación del régimen de Daniel Ortega en el marco del Diálogo Nacional, porque el canciller Dennis Moncada Colindres no presentó las copias de las cartas de invitación a organismos internacionales de derechos humanos.

Más tarde, los obispos anunciaron que el Diálogo (tanto mesas de trabajo como mesa plenaria) queda suspendido hasta que la delegación oficial presente las invitaciones. Esta seria la segunda ocasión que el proceso de Diálogo se interrumpe a causa de la intransigencia del régimen y su falta de voluntad para cumplir lo acordado.

El Gobierno se había comprometido el viernes pasado, en la reanudación del Diálogo Nacional mediado por los obispos, a enviar invitaciones a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para volver al país, así como extender otras al alto comisionado para los derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Unión Europea (UE).

Pero una vez más Daniel Ortega y su administración no honraron los compromisos adquiridos en esta crisis sociopolítica, que hasta este lunes deja 180 muertos confirmados por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“El Gobierno incumplió sus acuerdos nuevamente al no emitir de inmediato cartas de invitación a los organismos de derechos humanos, según su acuerdo del plenario del Diálogo Nacional el día 15 de junio”, señaló la Alianza Cívica en conferencia de prensa la tarde de este lunes en el Seminario Nacional de Fátima, donde la caravana del Gobierno abandonó el recinto a eso de las 12:30 del mediodía.

Según Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica, el canciller Moncada alegó “trabas burocráticas” en las organizaciones internacionales de derechos humanos como impedimento para extender las invitaciones.

“El canciller solo dio razones burocráticas, que, incluso, no son muy creíbles. Dijo que necesitaba, antes de enviar las cartas, hablar con los organismos para ver las condiciones, el tiempo que en el que iban a venir, etc.”, narró Tünnermann. “Nosotros le dijimos al canciller: Vaya a usted esta  tarde a su oficina. Redacte las cartas, mande las invitaciones, y traiga esas cartas para el plenario del diálogo”, agregó el miembro de la Alianza Cívica.

Sin embargo, los obispos aclararon en un comunicado que no habrá mesa plenaria este martes hasta que el Gobierno no regrese con las invitaciones a los organismos de derechos humanos internacionales en mano.

Abrao: “No hay trabas burocráticas en la CIDH”

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, dijo a Confidencial que con ellos “no hay ninguna traba burocrática”. “Solo basta enviar la invitación”, resaltó el funcionario interamericano.

La CIDH informó que el Gobierno de Ortega tampoco ha tenido contacto alguno con su secretaría desde el pasado viernes, cuando se comprometieron a extender las invitaciones. Abrao detalló que tampoco existe un protocolo para que un Estado envíe una invitación a la CIDH. “Nada, solo basta la invitación”, reiteró desde Washington.

Mientras que en Ginebra, Suiza, el Alto Comisionado para los derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, expresó que espera que el Gobierno cumpla con el compromiso del pasado 15 de junio durante la reanudación del ‘Diálogo Nacional’, incluyendo el cese inmediato de toda forma de violencia y la invitación a su Oficina para visitar el país.

“En Nicaragua, las protestas en contra del Gobierno durante los últimos dos meses han resultado en al menos 178 muertes, en su mayoría de la mano de fuerzas policiales y grupos armados pro-gubernamentales, incluyendo presuntos francotiradores, y al menos 1,500 heridos”, dijo Zeid Ra’ad Al Hussein durante su discurso inaugural de la 38 sesión del Consejo de Derechos Humanos . “Todo esto, sumado a secuestros y desapariciones reportadas. Condeno la violencia, incluyendo el horrible ataque incendiario del sábado 16 de junio”.

Para el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el incendio en el que murieron calcinados seis miembros de la familia Pavón amerita “bien puede merecer una comisión internacional de investigación”. Zeid Ra’ad Al Hussein resaltó que espera que el Gobierno envíe “sin demora” la invitación para que su oficina pueda ingresar a Nicaragua.

Alianza Cívica insiste en invitaciones

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y miembro de la Alianza Cívica, insistió que la presencia de los organismos de derechos humanos internacionales puede aportar mayor seguridad a los nicaragüenses.

“Lo importantes es que encontremos el método, la ruta, para que no siga habiendo más derramamiento de sangre y muertos. Condenamos que parte de esa estrategia (del Gobierno) sea ahora tirar bala en los diferentes barrios en la ciudad de Managgua para mantener a la ciudadanía amedrentada”, sostuvo Aguerri ante las cámaras del programa Esta Noche. “Son situaciones que se deben de detener y para nosotros es importante hacerlo con la llegada de estos organismos internacionales, y poder presentar ante el mundo lo que está sucediendo en Nicaragua”.

La Alianza Cívica resaltó en su comunicado la falta de voluntad política del régimen Ortega-Murillo no solo para cumplir el compromiso de invitar a los organismos de derechos humanos internacionales, sino a cesar la violencia y desarticular los grupos paramilitares.

Los integrantes de Alianza Cívica afirmaron que si el Gobierno persiste en sus incumplimientos “cambiarán de estrategia”, pero por el momento no la detallaron. Prefirieron ceder un voto más de espera a un Gobierno intransigente que, en lo único que no demora, es en reprimir la rebelión cívica que este lunes 18 de junio arribó a dos meses ininterrumpidos.

EE.UU: “Elecciones anticipadas”

Por primera vez en sus comunicados sobre la crisis en Nicaragua, Estados Unidos recomienda que “unas elecciones adelantadas constituyen un avance constructivo”.

La declaración firmada por Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, afirma que el Gobierno de Donald Trump está “informado de llamado generalizado de los nicaragüenses para el adelanto de elecciones”.

Este comunicado se conoce una semana después que Caleb McCarry, delegado del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, se reunió con el caudillo sandinista, quien supuestamente le ofreció a Washington adelanto de elecciones pero sin abandonar el poder, todo lo contrario al clamor popular.