Nación

Precaristas denunciaron manipulación y expresaron su enojo

Gobierno desaloja a más tomatierras, ahora en carretera a León

Tomatierras

"Esta es la gente que ha apoyado a Daniel. Pero con lo que estás haciendo, la gente se va a voltear”, reclamó un ciudadano



Al menos 1500 familias que ocuparon de forma ilegal los terrenos de la finca La Praga, ubicada en el kilómetro 17 de la carretera Nueva a León, fueron desalojadas la noche de este miércoles y la mañana del jueves por la Policía Nacional. Los ciudadanos, que habían bautizado el lugar como barrio “39/19”, expresaron a los medios de comunicación su molestia por ser tratados “como delincuentes” por el régimen del presidente Daniel Ortega.

Uno de los afectados, con su rostro cubierto y que se identificó como sandinista, declaró al noticiero Acción 10 que se habían tomado esas tierras porque creían les pertenecían al Estado y tenían derecho a ellas por apoyar al presidente Ortega.

“Somos sandinistas. Hemos estado apoyando al partido (sandinista) siempre. No es justo lo que nos están haciendo”, dijo una mujer, también con su rostro cubierto.

La mayoría de personas entrevistadas dijeron que tenían necesidad y no podían pagar por un terreno. Expresaron que las casas que ofrece el sector privado tienen costos elevados y que no tienen “un trabajo digno” para costear esos precios.

“Nos vienen a intimidar a sacarnos con armas. No somos delincuentes. Esta es la gente que ha apoyado a Daniel. Pero ahora con lo que estás haciendo, la gente se va a voltear”, expresó otro ciudadano.

De acuerdo con un vigilante que estaba en la propiedad, unos 100 policías llegaron el miércoles por la noche a bordo de  20 patrullas y 15 motos. El Comisionado Fernando Borge fue el encargado de hablar con los precaristas e informarles que tenían hasta las 4:30 de la tarde de este jueves, para abandonar la finca.

Por la tarde, los últimos precaristas pagaron acarreos para llevar láminas de zinc y algunos enseres. Según el mismo vigilante, antes de ser desalojados, algunos ciudadanos estaban ofreciendo sus lotes en 5000 y 2000 córdobas.

La propiedad, que tiene una extensión de 60 manzanas de tierra, fue invadida el pasado 19 de julio. El nombre del barrio fue puesto en conmemoración al 39 aniversario de la revolución sandinista, que derrocó con la fuerza de las armas el 19 de julio de 1979 a la dictadura de los Somoza.

Hasta el 28 de septiembre pasado, un total de 7317 manzanas de tierras (5158 hectáreas), en su mayoría para uso agrícola, permanecían tomadas de forma ilegal, según la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Upanic ha denunciado las tomas de tierras en diversos departamentos del país desde el pasado 1 de junio y ha exigido a la Policía Nacional y al Ejército que intervengan a través de planes de seguridad preestablecidos.

Lotes para los damnificados

El régimen del presidente Daniel Ortega presentó este jueves el programa social de terrenos “Bismarck Martínez”. Fidel Moreno, secretario de la Alcaldía de Managua, fue el encargado de supervisar la lotificación de 50 terrenos en el barrio Los Corteses del Distrito Siete.

Este viernes cincuenta ciudadanos firmarán un contrato para que se les entregue los lotes que miden 150 varas cuadradas. Esto incluye un mejoramiento de suelo, instalaciones para agua potable y energía eléctrica.

Según la información oficial, los primeros ciudadanos que recibirán los lotes son los damnificados por las lluvias del pasado fin de semana, que dejaron cinco muertos y más de 3000 viviendas afectadas. Sin embargo, estos no serán regalados, sino que serán entregados a un “precio módico”.

Los desalojos empezaron en septiembre

La Policía Nacional ha implementado diversos operativos para obligar a los precaristas a abandonar las propiedades. El pasado miércoles 19 de septiembre, decenas de oficiales desalojaron desde las seis de la mañana a un grupo de tomatierras que habían invadido una propiedad de diez manzanas en un lugar conocido como “El Naranjo” en Chinandega, desde el pasado cinco de junio.

Durante el desalojo las fuerzas antimotines forcejearon con los tomatierras y lanzaron bombas lacrimógenas para poder sacarlos del terreno invadido. De acuerdo al reporte de las redes sociales, al menos una mujer y un policía resultaron con fuertes golpes durante el desalojo.

La propiedad fue invadida por los tomatierras simpatizantes del Frente Sandinista (FSLN), pues en la entrada de la propiedad habían colocado una bandera del partido de Gobierno y una manta en la que bautizaron el lugar como “Reparto Naranjo 5 de junio”.

Los pobladores de Chinandega en redes sociales denunciaron el desalojo que realizó tras una balacera. Muchos de los tomatierras reclamaron que el Gobierno de Ortega se estaba burlando de ellos, porque les habían permitido tomarse esos terrenos y ahora los sacaban.

El viernes 21 de septiembre, precaristas que estaban ubicados en los terrenos privados ubicados frente al Country Club Nejapa, en Sábana Grande, también fueron desalojados por la Policía Nacional.

Los ciudadanos manifestaron que no creyeron que iban a ser desalojados, pues los coordinadores políticos del Frente Sandinista, les prometieron el terreno.

Si bien aquí no hubo violencia policial, sí los conminaron a abandonar la zona en un plazo de doce horas. Los pobladores aseguraron sentirse “usados y traicionados”, pues se movieron con toda su familia desde distintos sectores de la capital, luego de que los secretarios del Frente Sandinista les prometieran la legalización del pedazo de tierra a cambio de apoyar a “que el comandante se quede”.

“No sabemos de quiénes son estos terrenos, pero los coordinadores solo piden cédula, y 500 córdobas cuando nos ofrecieron venirnos”, dijo Miguel Ángel, uno de los desalojados. La norma, al parecer, es igual en los otros terrenos tomados en Managua. Los “coordinadores”, es decir los secretarios políticos, realizaban reuniones para ofrecer las tierras a cambio del apoyo político de los precaristas.