Confidencial

“Granada, el París de Centroamérica”

La belleza colonial, la alegría de los nicaragüenses y lo asequible de los precios impresionó a la bloguera de viajes Kathleen Peddicord en su regreso a Nicaragua. Así lo relata en la más reciente entrada a su blog, en el portal estadounidense “The Huffington Post”, en la que compara a la ciudad de Granada con la “romántica” ciudad de París en Francia. “París es especial porque es precioso sin igual. Granada también es una maravilla sin igual”, relató la autora.

Después de cinco años de mantener en su memoria su último viaje, la escritora retornó al país y quedó sorprendida durante su estadía,  en la que observó grandes cambios que hacen de Nicaragua un mejor destino para recibir a turistas extranjeros. “Nicaragua ha disfrutado de algunas mejoras desde mi última visita. El aeropuerto internacional de Managua se ha ampliado y mejorado. Una nueva carretera de Masaya, la carretera de la costa tiene menos baches de lo que recordaba. Muchas más casas y condominios se han construido con vistas a la bahía de San Juan del Sur, incluidos algunos que recorrí que califican con  estándar de lujo”, escribió Peddicord.

Para la autora, una de las características más interesantes es la parsimonia y alegría que define a la población nicaragüense. “En general, Nicaragua sigue siendo pobre. Pero los nicaragüenses nunca dejan de sonreír. Estas personas tienen una capacidad de resistencia y la determinación que los mantiene a seguir adelante con una actitud positiva, a pesar de su reciente siglo de lucha. Viajando por todo el país se les ve arreando su ganado, tendiendo su caña de azúcar, y meciéndose lentamente en sus grandes sillas de mimbre”, enumeró la mujer. “Parecen que no tienen prisa por llegar a ninguna parte o hacer algo en particular, y, viéndolos, uno se empieza a preguntar: ¿Por qué yo tengo tanta prisa?”.

Con el título “Descubre el París de Centroamérica (que puedes pagar)” la ‘bloguera’ hace una serie de comparaciones primero entre Panamá y Nicaragua, y luego sobre París y Granada. Según ella encuentra muchas similitudes a pesar de las diferencias. “Granada, Nicaragua, es París, Francia, sin la limpieza de las calles dos veces al día y la rehabilitación obligatoria de edificios cada 10 años”, expresó Peddicord.

“Mientras que Panamá está ocupado en reinventarse a sí misma, en una década de crecimiento continuado, desarrollo y expansión, Nicaragua está feliz de sentarse y disfrutar del sol”, escribió la bloguera.

“Granada tiene un lago al final de una calle empedrada, llena de tiendas y cafés con mesas y sillas afuera, donde uno puede disfrutar de una buena copa de vino al final de la tarde. Hay pequeñas galerías de arte, vendedores ambulantes, y un montón de turistas. Tal y como en París” dijo.

Para Peddicord, el encanto de Granada radica en la calidez del entorno en cualquier momento del día. “Tan solo con salir afuera, uno se topa con sonidos encantadores, cosas que ver y exquisitos aromas mientras pasa al lado de impresionante arquitectura, parques bien cuidados y hermosas vistas” apuntó.

Módicos precios

Asimismo la autora hace énfasis en los módicos precios con que se puede viajar y vivir cómodamente en Nicaragua, a diferencia de Panamá y Francia. “Nicaragua sigue siendo el tipo de lugar donde todo es tan asequible que nunca tiene que decirse que no a sí mismo” recalcó.

Peddicord ha investigado y  escrito sobre turismo y recomendaciones para jubilados fuera de los Estados Unidos por 28 años. Su principal fuerte es brindar amplias perspectivas a los “expats” para que decidan donde invertir, y cuáles son las cualidades de cada país.