Política

A 37 años del Repliegue Táctico, exmiembro de la Junta de Gobierno da sus impresiones sobre celebración oficial

Hassan: “han convertido el Repliegue en vulgareo”

“Debería de ser un homenaje a los caídos y no una fiesta vulgar”, dice Moisés Hassan



El pasado 27 de junio se cumplieron 37 años del repliegue táctico hacia Masaya, una gesta histórica que ayudó a derrocar el régimen Somocista en 1979. Para Moisés Hassan, exmiembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, esta celebración se convirtió “en un bacanal” al que las personas asisten a bailar y tomar licor. En esta fecha, dice, debería de homenajearse a quienes cayeron en aquella acción clave para la derrota del somocismo.

“El repliegue táctico es un bacanal, me da tristeza y cólera porque han convertido una gesta histórica en un vulgareo. Si se tomaran la molestia de preguntar a esas personas que asisten el significado del repliegue, te aseguro que no sabrían darte una respuesta”, dijo Hassan en el programa televisivo Esta Noche.

Hassan enfatiza en que el cambio de fecha y de ruta es un atropello al evento histórico de 1979 y que debería “darle pena a Daniel Ortega y Rosario Murillo ser el centro de atención”, pues en esa época ellos no estuvieron en el país, sino de reunión en reunión en hoteles de Costa Rica.

“Debería de ser un homenaje a los caídos y no una fiesta vulgar. Una caminata con los representantes de las instituciones del Estado, un oficio religioso, echar flores, cantar himnos. Pero no lo es, aquí hasta la fecha de la celebración cambian porque les da la gana”, declaró el exmiembro de la junta de reconstrucción nacional.

En un año electoral, en el que el comandante Ortega tiene el control de todas las instituciones del Estado y en el que se encuentra sin oposición política y con “gran aceptación” en las encuestas realizadas, para Hassan todavía existe un miedo en el actual presidente de Nicaragua.

“Ortega no tiene estabilidad mental sólida y los acontecimientos del noventa, en el que estaba seguro de ganar las elecciones pero al final perdió, es lo que lo trauma. Quiere estar seguro de que no le pase otra vez  lo mismo. Él se tomó a pecho el consejo de Tomás Borge, de que podían perder cualquier cosa menos el poder”, finalizó Hassan.