Confidencial

ICIJ : “Habrá más revelaciones sobre los Panama Papers”

El domingo pasado se reveló la mayor filtración de información de la historia: 11,5 millones de documentos que pusieron a la firma legal panameña Mossack Fonseca en el ojo del huracán. Los Panama Papers expusieron los negocios secretos offshore de líderes mundiales, empresarios y celebridades.

Tras la investigación estuvo el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que por un año analizó y organizó los documentos, con periodistas de todas partes del mundo. La argentina, Marina Walker, directora adjunta de ICIJ habló con La Tercera sobre los desafíos de la investigación y el valor de los descubrimientos de los Panama Papers.

¿Cómo fue el proceso de investigación?

Ya habíamos realizado investigaciones globales y colaborativas y ya teníamos la ventaja de que tenemos este consorcio preestablecido de periodistas en distintos países del mundo. Fue uno de esos aliados, el diario alemán Sueddeutsche Zeitung, el que recibió esta información que era enorme y que era muy global. Gracias al trabajo previo vinieron y nos propusieron trabajar en esto juntos. En esos momentos no sabíamos el valor periodístico que tendría. Pero era prometedora por el tamaño, por el tema y por las conexiones globales. Empezó todo un gran desafío de trabajar la data, de hacerla legible y de procesarla y hacerla accesible a periodistas de distintos países.

¿Cuánto tomó este proceso?

La investigación duró más de un año y a lo largo de ese año fuimos incorporando más y más aliados a medida que iban surgiendo conexiones con otros países. También a lo largo de ese tiempo fuimos usando los datos, porque eso fue un proceso largo: 11 millones de documentos. Si bien teníamos experiencia, nunca en esa dimensión.

¿Se cumplieron las expectativas que tenían cuando se publicaron los documentos?

Las expectativas fueron mayores. Sí sabíamos que era una muy buena historia y que iba a tener gran interés publico. Pero no nos imaginábamos el resultado. Puedes haber trabajado un año y publicas, pero pasa algo en el mundo súper importante y olvídate. Nos ha ayudado la coyuntura. Hemos publicado en un momento en que hemos podido marcar un poco la agenda mediática. Creo que los hallazgos son fuertes y han resonado en muchos países. Hubo reacciones tempranas y de magnitud, como renuncias en el caso del primer ministro de Islandia.

¿Cuál es el valor real de esta investigación?

Yo creo que es súper importante porque si bien coincidimos en que crear una empresa offshore no es ilegal, la realidad es que no hay acto de corrupción importante en el mundo que no tenga un elemento offshore, que no pase por el secretismo de los paraísos fiscales, que son lugares de enorme criminalidad, que nuestra misma investigación lo demuestra, han sido utilizados por traficantes de armas, traficantes de drogas, personas dedicadas a la trata de personas, individuos que financian terrorismo. Entonces el hecho de que hayan políticos o empresarios, aun cuando digan “lo mío era todo legítimo”, pero que se presten a nadar en esas aguas turbias de los paraísos fiscales es cuanto menos llamativo y creo que merece y amerita la pregunta periodística. ¿Por qué pudiendo crear una empresa en Chile o en el país donde se va a hacer la inversión se elige un paraíso fiscal? ¿Por qué pagar para que otra persona ponga la cara y no el verdadero dueño? El valor es que se ha aportado a la transparencia de las finanzas en el mundo, un tema muy importante. La economía offshore es una economía de privilegiados, es una economía del 1%, pueden pagar y acceder y tener el conocimiento a este tipo de atajos y el resto de las personas no lo tienen y pagan sus impuestos lo mejor que pueden. Ese es el valor y no se pretende poner a todo el mundo en la misma bolsa, pero tampoco se puede decir que tener una empresa en un paraíso fiscal no amerite ninguna pregunta.

¿Surge en un tiempo en que la ciudadanía es más crítica con los temas de transparencia?

Creo que han habido muchos escándalos recientes que tienen su origen en paraísos fiscales. Si piensas en el escándalo de la Fifa, en el escándalo de Petrobras, cada vez que salta un nuevo elemento hay cuentas en paraísos fiscales y cuentas en Suiza. Creo que la gente común sí se ha cansado, la que por ejemplo se incorpora a una empresa en Chile y hace los esfuerzos, esa gente está empezando a demandar respuestas. Aunque no sea increíblemente irrisorio, el hecho de que hayan creado un paraíso fiscal la gente ya no lo está tolerando.

¿Cree que va a cambiar algo después de estas revelaciones?

Hace tres años cuando comenzaron estas filtraciones, el sistema lentamente comenzó a hacer ruido. Por un lado hay avances y, por otro, hay abogados y contadores que dedican su vida a buscar nuevos atajos y nuevas formas y ayudan a oscurecer las finanzas. Ayudan a la gente a esconder sus bienes. Entonces es una carrera constante y la realidad es que muchas veces los gobiernos que van reaccionando, van por detrás de los astutos ideadores de estas estructuras y esquemas de oculta miento de dinero. Pero sí creo que hay buenas posibilidades de que esto, por la magnitud y la importancia de los nombres que han surgido y las organizaciones involucradas, pueda dar un empujón decisivo.

¿Cree que los Panama Papers se parece a casos como el de Wikileaks o al revelado por Edward Snowden?

Me parece que el trabajo periodístico a fondo que se ha hecho y el hecho de que sean tantos periodistas juntos trabajando simultáneamente es lo que ayuda a que haya un impacto más grande en este caso, porque no estamos publicando un montón de documentos. Hay un trabajo periodístico detrás. El periodismo de investigación no son solo filtraciones y vale aclarar que las filtraciones no significa que sea periodismo fácil. Nos tomó todo un año hacer los análisis y el trabajo que significa. Pero creo que estas filtraciones de datos van a ser cada vez más frecuentes en los años y meses venideros, por que son armas muy poderosas.

¿Habrá más revelaciones en los próximos días o meses?

Se vienen más revelaciones en los próximos días y meses, seguimos trabajando con muchos periodistas en todo el mundo. Van a haber varias otras historias en los próximos días.