Economía

Petronic aumenta 300% sus ingresos, pero aporta poco al presupuesto

IEEPP: presupuesto 2016 con déficit de transparencia

Ministerio de Hacienda mantiene discrecionalidad en el manejo de la cooperación venezolana y el "presupuesto paralelo"



El proyecto de Presupuesto General de la República de 2016 ofrece datos de grandes agregados económicos pero no brinda detalles claves sobre la manera en que las instituciones del Estado están gastando los recursos asignados por el gobierno, considera una investigación del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEPP).

Iván Acosta, titular del Ministerio de Hacienda, declaró que el gobierno de Daniel Ortega comtempla gastos totales que superan los 71 mil millones de córdobas (9 mil 70 millones más que los 62 mil millones asignados para 2015, posterior a la reforma presupuestaria del corriente). Por su parte, los ingresos totales ascenderán a 63 mil 312 millones de córdobas, un monto superior a los 56 mil 736 millones del corriente año. En lo que respecta al plan de inversión pública, la partida ascenderá a 16 mil millones de córdobas, con asignaciones para educación y salud que alcanzarán casi los 2 mil millones de córdobas cada una.

De cara al año electoral

En el presupuesto se prevé un incremento de 9 mil millones de córdobas en el gasto público del próximo año, un período en que también se realizarán elecciones presidenciales.

Adelmo Sandino, economista e investigador del programa de gobernanza e inclusión social del IEEPP, explicó en el segmento Cuentas Claras de Esta Noche, que al analizar la propuesta, se toparon con puntos preocupantes. Entre ellos, la inexistencia del monto total recaudado por la emisión de cédulas de identidad, un trámite valorado en C$300 córdobas por ciudadano y al que muchos optan no sólo para participar en comicios presidenciales o municipales, sino para hacer transacciones bancarias o de otra índole.

En la iniciativa presupuestaria también se indica que el Consejo Supremo Electoral recibirá mil 335 millones de córdobas, unos mil veinticinco millones más que el corriente año, un monto que se utilizará para organizar las elecciones presidenciales de 2016. Sandino calcula que el costo por voto será de US$7.7 por persona, comparado con los 8 dólares que costó cada voto para las elecciones de 2011. A pesar del ligero decrecimiento, dicho gasto es uno de los más elevados en la región latinaomericana.

Para el año electoral, las instituciones que recibirán más fondos serán el Ministerio de Salud, con 2 mil 44 millones de córdobas adicionales (incremento del 15%); el Ministerio de Educación (MINED), con mil 850 millones de córdobas (incremento del 15%) y el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), con 923 millones de córdobas más (incremento del 20%).

“Lo valoramos como positivo. Como hemos visto en años anteriores en los que hay elecciones, el monto destinado a estas carteras se mermó para acudir al gasto electoral. No vemos una disminución importante en 2016. Sin embargo, todavía hay retos mayúsculos en el área de salud y educación que deben ser atendidos, y asignárseles recursos”, dijo Adelmo Sandino en una nueva edición del programa Cuentas Claras.

Mayor recaudación tributaria

Hace dos semanas, el ministro Iván Acosta manifestó que de los 6 mil 500 millones de córdobas adicionales que se incorporaron a los ingresos totales del PGR, unos 6,256 millones provendrán de una mayor recaudación tributaria. Para Adelmo Sandino, los ingresos tributarios están cobrando más relevancia para el Estado. De acuerdo a la iniciativa, cerca del 90% del gasto del gobierno se financiará con impuestos, en especial lo recaudado con el Impuesto sobre la Renta (IR), que aportará un 48% sobre el total de ingresos tributarios.

“Es parte de la política de mayor recaudación del gobierno. Todavía no podemos discernir si son los trabajadores, con sus salarios, o las empresas, con sus actividades y utilidades, las que están aportando una mayor o menor cantidad para este rubro. Eso es parte de lo que debería esar reflejado en un Presupuesto General de la República”, advirtió el investigador del IEEPP.

Asimismo, Sandino criticó que el Ministerio de Hacienda no acompañe la iniciativa presupuestaria con un anexo que incluya el estado de las exoneraciones y exenciones para ciertas inversiones. Aunque se conoce que éstas han aumentado con la nueva ley de zonas francas para exportación, no existe un estudio que refleje el impacto de la ampliación del abanico de opciones para los agentes económicos, lo que para el economista desacata el artículo 286 de la ley, mismo que exige al ministerio informar a quién se otorgan estos beneficios.

Urge transparentar cooperación venezolana

La discrecionalidad en el manejo de la cooperación venezolana –que constituye un presupuesto paralelo canalizado a través de CARUNA y ejecutado por empresas privadas, hijas de empresas públicas– es otro tema de preocupante para el IEEPP. Según Adelmo Sandino, el PGR de 2016 refleja un aumento del 300% para PETRONIC, sin explicar por qué se da este incremento sustancial que no se vio en años anteriores y que se ha colocado en el rubro de “otros ingresos”.

Sandino expresó que los ingresos de PETRONIC, cuyo origen no se refleja adecuadamente, ascienden a 550 millones de córdobas. De esa cifra, no se conoce el uso que se está dando a 384 millones de córdobas. Sólo se sabe que 50 millones serán transferidos de la empresa al gobierno central. “Nos llama la atención porque esto no se vio en el pasado. Recordemos que PETRONIC es el garante de la deuda generada a raíz del acuerdo con PETROCARIBE y debe responder en algún momento con su patrimonio”, aclaró Sandino.

El próximo año, ENABAS también asumirá una deuda de 286 millones de córdobas. Según el proyecto del PGR, esto servirá para hacer pagos de la deuda que generó la empresa por la distribución de paquetes alimenticios distribuidos a pobladores de escasos recursos. “Hasta donde teníamos información, estos paquetes se estaban financiando con la cooperación venezolana y ahora aparecen reflejados como deuda pública”, apuntó el economista del IEEPP. Hasta la fecha, la empresa acumula más de 500 millones de córdobas de endeudamiento.

De acuerdo a Sandino, lo mismo está ocurriendo con ENACAL, pues refleja deudas por obras de construcción (alcantarillado, agua potable) en Ciudad Belén, que se suponía recibía fondos de la cooperación taiwanesa, en el Hotel Escuela Luxemburgo (Playa de Pochomil) y en la Isla de Ometepe. Las deudas asumidas por la empresa, reflejadas como deuda interna, se utilizarán para pagar al consorcio Albanisa, explicó el investigador.

“Si bien el Presupuesto General de la República ha mantenido un déficit bastante controlado, cuando sumamos lo que se ha venido gastando en materia de cooperación venezolana, el déficit se dispara. Los déficit del PGR son artificiales hasta cierto punto. El gobierno necesitará sincerarse y reflejar la verdadera posición fiscal del Estado”. concluyó el economista.