Nación

Indígenas denuncian: 6800 hectáreas de Indio Maíz fueron invadidas en marzo

Han detectado unos 463 incendios en Indio Maíz, casi 20 por día, que, sospechan, son provocados por "colonos", para remover la frontera agrícola.

Las comunidades indígenas del Territorio Rama y Kriol, del sureste de Nicaragua, denunciaron un “abandono institucional” por parte del Estado, que estaría facilitando el ingreso de invasores, quienes supuestamente destruyen o se apropian de sus recursos naturales.

Según denunciaron los representantes del Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K), que rige en parte de la Región Autónoma Caribe Sur (RACS) en el sureste de Nicaragua, solamente en marzo los “colonos” (invasores) han arrasado con unas 6800 hectáreas de cobertura vegetal en la Reserva Biológica Indio Maíz, aprovechando la ausencia de las autoridades estatales.

“Expresamos nuestro sentido de angustia y enojo, porque el Estado no está cumpliendo con lo que se comprometió, es su competencia, (pero) hasta la fecha no han podido solucionar los problemas que hoy tenemos, y que lamentablemente se han incrementado”, dijo la primera vocal del GTR-K, Princess Barberena, en conferencia de prensa virtual, desde Indio Maíz.

La falta de presencia estatal en la Reserva de Biosfera del sureste de Nicaragua, conocida como “Río San Juan”, ha propiciado actividades ilegales de extracción de madera, minería, crianza de ganado, pesca, cacería, compra y venta de tierras, así como usurpación de derechos de propiedad, pese a que los territorios indígenas no pueden ser objeto de comercio ni de traspaso de propietarios.

El GTR-K recordó que en 2019 el Gobierno Central firmó un acuerdo de manejo conjunto de Indio Maíz, en el que garantizó la protección de los recursos y los indígenas a través del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, pero al final incumplió.

“La destrucción avanza impune, y los pueblos del sureste de Nicaragua sienten cada vez más el abandono institucional, que facilita la invasión y destrucción de la que somos víctimas”, denunciaron los representantes del GTR-K.

La abogada del GTR-K, Betty McRea, afirmó que es poco lo que pueden hacer para proteger la reserva con los guardabosques indígenas, si estos no reciben el respaldo de las autoridades estatales.

“Muchas instituciones del Estado han dicho que, si tomamos acciones, si algo sucede a las autoridades comunales o guardaparques, es asunto de nosotros”, lamentó la abogada.

Los indígenas afirmaron que en el presente mes detectado unos 463 incendios en Indio Maíz, casi 20 por día, que, sospechan, son provocados por “colonos”, para remover la frontera agrícola.

Indio Maíz, que tiene 2093 kilómetros cuadrados de extensión, es el hogar de indígenas Rama y Kriol, así como de una amplia variedad de especies en peligro de extinción como el jaguar (Panthera onca), el danto o tapir (Tapirus bairdii) y la lapa verde (Ara ambiguus).

Al menos 20 indígenas han muerto en ataques de “colonos” desde 2015, según datos de la organización Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), que ha advertido que dichas poblaciones corren el riesgo de ser exterminados, por la constante invasión de sus territorios.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend