Reporte ciudadano

Indígenas denuncian intentos de invasión de tierras

Un nuevo ataque a comunitarios de Sagnilaya provoca temor entre los pocos indígenas que viven en el bosque en la comunidad Kukasquiamp

Los indígenas Sagni Laya en Puerto Cabezas continúan siendo víctimas de ataques por parte de colonos, que según los denunciantes, quieren apropiarse de sus propiedades. Un nuevo ataque se registró este  jueves nueve de septiembre, en el que un comunitario del territorio Kukasquiamp, resultó herido de un disparo que le rozó la camisa mientras iba caminando por el bosque.

Los comunitarios se encuentran alarmados, porque este se suma a una serie de ataques que han sufrido por parte de colonos, según una denuncia pública que hicieron en Facebook.

“En cuanto entré al bosque, mientras iba escuchando música, recibí un disparo que pasó rozando la camisa desbotonada que llevaba puesta. Me tiré a un zanjo y huí del lugar. Ahora estamos en nuestro rancho con mi mamá, mis hermanas y mis hermanos. Suponemos que estamos rodeados”, cita parte de la denuncia de los comunitarios.

Según Juan Carlos Ocampo, líder de las comunidades SIPBAA, el ataque se dio supuestamente como represalia de los colonos porque alegan que los miskitos mataron a uno de sus miembros, sin embargo, Ocampo dice que la realidad es que hubo un enfrentamiento entre los mismos colonos que acabó con la vida de uno de ellos.

La familia del afectado, quien no quiso revelar su nombre por seguridad, expresó que temen que les quiten sus cultivos y su propiedad, pues argumentan que saben que están rodeador porque “las urracas están alborotadas”, esa, para ellos, es una señal clara de que podrían darse más ataques.

“Tenemos información verídica que colonos del Territorio de Tasba Pri, concretamente de las comunidad de San Pablito, se están organizando para atacar a comunitarios de Sangnilaya y comunidades vecinas del Territorio de Twi Yahbra”, citan en la denuncia.

Arrecian ataques de colonos

Ocampo mencionó que la mamá del afectado “me llamó llorando porque dice que no tienen cómo defenderse y están rodeados y el trayecto para llegar hasta el llano de ahí en invierno son dos horas de camino y tiene mucho temor que le vayan a quitar sus cultivos, es decir, que al salir ellos ocupen su rancho y que tampoco puedan sacar sus animales”.

Ocampo mencionó además que ya interpusieron la denuncia en la Policía y que están a la espera de que se realicen las investigaciones del caso.

Este no es el único suceso que involucra a esta comunidad. El seis de septiembre denunciaron que 30 familias habían abandonado sus tierras como consecuencia de las amenazas de un ataque de colonos, pero una cantidad no precisada de familias todavía viven en el bosque y no se encuentran seguras.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend