Opinión

El INE violenta la ley

El INE, con una tarifa abusivamente más elevada que la legítima, consiguieron tomar del bolsillo de los ciudadanos



Ver lo correcto y no hacerlo es 

falta de coraje o de principios.

Confucio

Por la forma que INE ha decretado el reciente incremento del 2 % de la tarifa eléctrica ha violentado repetidamente la ley. Es decir, la ha violentado de manera múltiple. Hemos llegado a un punto de cinismo en la violación impune de la ley, bajo el régimen de Ortega, que parece cándido señalar un caso más de transgresión del orden jurídico. Sin embargo, este caso ocurre en un ente regulador y fiscalizador del mercado eléctrico, cuya función de acuerdo al marco regulatorio consiste, precisamente, en velar por los derechos de los consumidores y en vigilar el cumplimiento de las normativas del sector.

Cuando se supere el orteguismo, estas denuncias que hoy parecen cándidas serán indispensables para el juicio histórico, que deberá formularse críticamente para reconstruir aleccionadoramente la nueva sociedad.

El Precio Medio de Venta es un dato objetivo, de costos reales, verificados oficialmente entre INE y el distribuidor

El Precio Medio de Venta, en cada período considerado, es resultado de una sumatoria aritmética muy simple de costos energéticos auditados, en gran parte por el CNDC. Por ley, no puede ser objeto de una decisión discrecional (de nadie, ni del gobierno ni de INE), ni puede ser resultado de negociación o de regateo alguno. Pensar que se pueda negociar su valor sólo cabe en una mente corrupta, dentro de un modelo corporativista. Ni le compete a INE consensuar o darles participación a otros agentes económicos (salvo al distribuidor) en el cálculo del PMV (Precio Medio de Venta). Mucho menos, a cámara empresarial alguna. La definición de la tarifa es atribución del ente regulador, en consenso con el distribuidor. Y por la corrección de dicho cálculo tarifario, los funcionarios de INE deben responder, autónomamente, ante la ley.

INE violenta la ley

El militar que Ortega ha puesto como obediente presidente de INE, sin el menor recato profesional, declara públicamente:

Atendiendo instrucciones expresas del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, hemos hecho estudios para amortiguar y garantizar el objetivo de estabilidad que el país necesita para continuar las operaciones se incrementa el 2 % en la tarifa eléctrica, cerrando el 2017 sin cambios.

Se ha incrementado el precio del Bunker en un 28%. El impacto al menos debería de incidir en un 14 % de aumento de la energía.

En primer lugar, ni Ortega ni Murillo pueden darle ninguna instrucción a INE, ya que es un ente regulador autónomo. De modo, que INE se pone fuera de la ley si sigue instrucciones del ejecutivo en el ejercicio de sus funciones. En segundo lugar, hacer estudios para amortiguar y garantizar el objetivo de estabilidad… es un contrasentido, ya que no es posible amortiguar ninguna sumatoria de costos objetivos de la industria eléctrica. Y alterar subjetivamente los procedimientos de cálculo, es delito. En tercer lugar, si el incremento de la tarifa pudiese ser amortiguado (de 14 % a 2 %) mediante estudios instruidos por Ortega, entonces, la instrucción de amortiguación -con independencia de los costos reales- debería ser una rebaja continua en la tarifa eléctrica (para continuar las operaciones…). Lo cual, es obviamente un fraude.

Pero, INE miente, cuando dice que el bunker incrementó 28 %, y más aún, cuando dice que a tal incremento le corresponde un alza tarifaria del 14 %.

Oculto incremento tarifario de 6.5 %, en diciembre de 2016

En diciembre de 2016, mediante la ley 943, se incrementó la tarifa real en 6.5 %. Este incremento del 6.5 % en la tarifa eléctrica, ocurrido con la complicidad del COSEP, no fue explícito, sino, callado, camuflado, pasado bajo la manga, sin resolución de INE (como debiera ser).

¿Por qué no se percibió este incremento tarifario?

Desde julio de 2016, la tarifa, que conforme a los procedimientos normados debió ser de 194.7 USD/MWh, cuando el bunker estaba a 38.99 USD/BBl, se estableció abusivamente en 207.38 USD/MWh, para sustraerle a los consumidores los últimos 16 millones de dólares (para el fondo de combate a la pobreza y para el pago de la deuda a Caruna).

En diciembre de 2016, a la vez que la ley 943 elimina la sustracción abusiva de dinero para el pago de Caruna, se incrementa la tarifa real de 194.7 USD/MWh a 207.38 USD/MWh. La ciudadanía no percibe que ha ocurrido incremento alguno porque desde julio ya se cobraba, antojadizamente, exactamente el mismo valor de 207.38 USD/MWh), que en diciembre –sin el pago a Caruna- se calcularía como PMV real (aunque incorrectamente).

Incorrectamente, porque hay que señalar que el incremento que correspondía efectuar, conforme a normas, en diciembre de 2016, con el precio del bunker a 44 USD/BBL, era inferior al 3 % (los cálculos arrojan un PMV de 198 USD/MWh). Pero, el gobierno fijó el incremento, callada y abusivamente, en 6.5 % (con un PMV de 207.38 USD/MWh). Es decir, el mismo valor exacto de julio, para que el incremento no se percibiera.

Por lo tanto, desde diciembre de 2016, había un incremento tarifario en exceso, de 3.5 %, con el que se podía absorber cualquier alza del bunker en 2017, hasta un valor promedio de 50 USD/BBl. Lo que hacía innecesario e ilegítimo el incremento adicional del 2 %, de mayo 2017

Razones por que, en mayo de 2017, no debió ocurrir incremento tarifario alguno

En estos últimos cuatro meses y medio de 2017, el precio medio del bunker, según los registros del CNDC, ha sido de 45.3 USD/BBl. De manera que, si comparamos el precio del bunker en diciembre de 2016 versus el promedio de 2017, notamos una variación de 2.95 % en el precio del bunker (no del 28 %, ya que INE pretende ignorar el ajuste tarifario de diciembre). ¿Cuánto sería su impacto en el Precio Medio de Venta?

  • Considerando que el porcentaje de energía térmica en lo que va de 2017 es del 38 % del total;
  • considerando además que el costo actual de la energía térmica es por lo menos 10 % menor que la energía renovable;
  • considerando, además, que el costo de generación es el 73 % del Precio Medio de Venta;
  • y considerando que el costo variable respecto a los costos fijos de la generación térmica es del 80 %,

El impacto en el Precio Medio de Venta, por ese ligero incremento del bunker, sería del 0.59 %. Es decir, si prescindimos que ya en diciembre se produjo un incremento en exceso del 3.5 %, el incremento tarifario en estas circunstancias no debió exceder el 0.59 %.

No obstante, cada vez que se desea aplicar un ajuste tarifario hay que describir el escenario más probable en la proyección de costos energéticos en lo que resta del año.

Escenario de costos energéticos hacia la baja en lo que resta de 2017

En lo que resta del año, es decir, en el invierno nicaragüense, el costo de generación tiende a bajar en nuestro país.

  • Primero, porque aumenta la generación hidroeléctrica (la más barata del parque generador).
  • Segundo, porque disminuye la demanda de energía (ya que al bajar la carga térmica del entorno climático, trabaja menos la climatización y la refrigeración), luego, no hay irrigación, y no hay grandes eventos comerciales, lo que hace que se despachen menos los generadores con costo marginal.
  • Tercero, porque se incrementa el porcentaje de la generación térmica, que es más barata que la energía eólica y de biomasa (que por hoy son las más caras del parque generador, ya que afortunadamente esta generación estacional disminuye sustancialmente en invierno).
  • INE
  • Cuarto, porque el precio del bunker que subió sostenidamente en 2016, ha comenzado a disminuir en 2017. Y las proyecciones internacionales del precio del bunker indican que, o se mantendrá estable, o presentará una ligera tendencia a la baja (luego que disminuye la demanda excesiva de energía durante el crudo invierno de este año en los países del norte), mientras se mantienen excesivamente altos los inventarios mundiales de crudo hasta 2019, y las refinerías que estaban en mantenimiento en estos meses, vuelven a operar.
  • Adicionalmente, el Factor de Expansión de Pérdidas pasará de 1.15 a 1.14 a partir de junio de 2017, lo que significa, sólo por este elemento, una disminución en el Precio Medio de Venta de 0.63 %.De manera, que el incremento tarifario del 2 %, ocurrido en el mes de mayo, era absolutamente injustificado (aún sin los estudios sesudos de INE para amortiguar el incremento abusivo).El gran atraco, vía tarifa eléctrica

    Un gráfico puede ayudarnos a entender el procedimiento enrevesado con que Ortega ha distorsionado el procedimiento de cálculo de la tarifa eléctrica (con ayuda de INE y del COSEP) para captar 140 millones de dólares de los usuarios del servicio eléctrico.

    INEEn este gráfico, como puede verse, a cada valor incremental del bunker en 2016 (línea azul) corresponde un Precio Medio de Venta (línea roja), de acuerdo a la variación de los costos que componen el suministro de la energía eléctrica, y a las normas de cálculo de la tarifa eléctrica. Ocurrieron cuatro ajustes tarifarios en 2016, el último de ellos en diciembre.

    Pero, el orteguismo, en complicidad con INE y el COSEP, subió abusivamente la tarifa del pliego por encima de los costos reales (hacia la línea gris), para obtener dinero –vía tarifa eléctrica alterada- dizque para un fondo de combate a la pobreza y para el pago de una deuda con Caruna.

    Por último, trazó un valor antojadizo (240 USD/MWh), al que llamó precio de referencia (línea naranja) para poder afirmar que la diferencia entre la línea naranja y la línea gris (un área artificial compuesta de aire) constituía un ahorro que se trasladaría al consumidor como rebaja tarifaria (por un monto acumulado de 16 %).

    De esta manera, con una tarifa abusivamente más elevada que la legítima, consiguieron tomar del bolsillo de los ciudadanos, entre mediados de 2014 y 2016, en el área comprendida entre la línea gris y la línea roja, aproximadamente ciento cuarenta millones de dólares (para compensar, en parte, la caída de la ayuda venezolana).

    Con ese dinero se pudo instalar 50 MW de una planta totalmente amortizada a base de carbón (como hay en Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá), que sería propiedad del Estado, y que produciría un ahorro anual de 23 millones de dólares en la compra de energía, lo que hubiera impactado en un descuento tarifario sostenido por 30 años del 3.7 %.

    ———————————————–

    El autor es Ingeniero eléctrico