Opinion

Inicios del 2016 en Centroamérica y Nicaragua

El retraso a la convocatoria electoral de Nicaragua pone una nueva nota al concierto centroamericano

El 2016 se inicia en Centroamérica con 4 ex presidentes y 1 Vicepresidenta acusados en los tribunales como causa de la corrupción en la región. Unos, por mal manejo de fondos estatales y otro por la relación con el escándalo de la FIFA en el mundo. A esto se agrega un Sistema de Integración Centroamericano (SICA) disminuido por el retiro de Costa Rica de la esfera política.

Otro de los elementos a considerar es la discusión sobre la Unión Aduanera en el Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) y sus consecuencias así como el avance que supone la entrada en vigencia de la Alianza para la Prosperidad, proyecto impulsado por los Estados Unidos de América con los objetivos, entre otros, de fortalecer el empleo, reforzar la seguridad y la institucionalidad de los Estados del Triángulo Norte.

Por su parte la Comisión Económica para América Latina informa de una disminución de la inversión directa en la región, situándolo en un  4%, mientras en el mundo hubo un crecimiento del 7%. En relación a inversión realizada en Investigación y Desarrollo (I+D) el Estado de la Ciencia 2015 revela lo siguiente:

Si bien la evolución de la inversión en I+D de ALC mostró una evolución muy positiva de acuerdo a los valores de inversión de diez años atrás, es importante no perder de vista que dicha inversión representa tan sólo el 3,5% del total mundial. La región se caracteriza por un fenómeno de concentración en el cual tres países, Brasil, México y Argentina, representan el 90% de la inversión regional. (Recuperado de http://www.oei.es/salactsi/estado2015.pdf)

El anuncio de la presencia del Vicepresidente de los EUA en la toma de posesión del presidente guatemalteco, Jimmy Morales pone el sello para el afianzamiento de la ejecución de la Alianza para la prosperidad y una retoma de la hegemonía de los Estados Unidos en la región.

La búsqueda de solución al problema migratorio de más de 6000 cubanos por su paso por Centroamérica es otro hecho a considerar al igual que la recién pasada resolución de la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo territorial entre Costa Rica y Nicaragua, y sus consecuencias inmediatas que han permitido generar la búsqueda del dialogo entre ambos Estados.

A su vez, el retraso a la convocatoria electoral de Nicaragua pone una nueva nota al concierto centroamericano y los inicios de la construcción del canal interoceánico cuyos recelos y discusiones no terminan de acallarse ni están lo suficientemente superadas.

La región sigue siendo presa de su posición estratégica para el tráfico de drogas y de personas y de los delitos conexos y es recipiendaria de los conflictos migratorios hacia Estados Unidos.

Todos estos hechos regionales se enmarcan dentro de un mundo convulsionado en el que las poblaciones se ven inmersas tanto en el Sur (Venezuela, Argentina, Brasil, Chile) como en la búsqueda de la paz a través de las conversaciones FARC y el gobierno de Colombia realizadas en La Habana; así como en las recién iniciadas relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba.

De igual forma y con mayor profundidad se observan las discusiones y acciones en el Oriente, donde Francia, Estados Unidos, Rusia, Siria, Iraq, Irán y el Estado Islámico (EI) han sido protagonistas de una lucha cruenta por los recursos energéticos y diversidad de intereses en la zona que tiene como fundamento histórico la colonización y recolonización del Oriente por las potencias, llevada a cabo en los siglos XIX y XX y hoy recrudecidas.

Una nota sobresaliente es el llamado a la paz que realizara el Papa Francisco, jerarca de la iglesia católica en la Misa de Nochebuena para mitigar el sufrimiento de los pueblos, que en última instancia son las principales víctimas de los hechos relatados.

Sirva este artículo para contribuir a  iniciar el 2016 informados e invitar a la reflexión durante todo el año y con ello, contribuir a consolidar la participación de una ciudadanía con claridad y metas en los cambios que se avecinan.

Nueva Guatemala de la Asunción, 4 de enero de 2016

Más en Opinion

Send this to a friend