Mundo

Autoridades los catalogan como “actos de terrorismo”

Investigan explosiones en Nueva Jersey, Nueva York y Minesota

Las autoridades estadounidenses investigan las tres explosiones, sin descartar ninguna posibilidad, incluida el terrorismo



Nueva York y Washington 18 sep (EFE).- El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que la explosión del sábado fue un “acto de terrorismo” pero las autoridades aún no tienen pruebas que lo vinculen con el terrorismo internacional.

“Todavía no hay evidencias que lo vinculen con el terrorismo internacional, pero una bomba que explota en Nueva York obviamente es un acto de terrorismo”, dijo Cuomo en rueda de prensa desde el lugar de la explosión.

El gobernador añadió que las autoridades encontrarán a quienes hayan colocado las dos bombas en Manhattan, y los llevarán ante la Justicia.

Cuomo afirmó que en esta ocasión hubo “suerte” porque no hubo que lamentar víctimas mortales, y explicó que las 29 personas que resultaron heridas tras la explosión ya han sido dadas de alta en los hospitales.

Por su parte, el jefe de la policía de la ciudad, James O’Neill, explicó que los agentes continúan recabando pruebas tanto en el lugar de la explosión como en la zona donde se encontró un segundo artefacto, y añadió que también se están analizando imágenes del momento de la explosión captadas por cámaras de seguridad.

Mientras tanto, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, subrayó que “todas las teorías están encima de la mesa” y que queda “mucho trabajo por hacer” hasta saber los motivos.

“Lo que sabemos hasta ahora es que fue algo intencionado, que fue un acto violento y que fue un acto criminal organizado, pero lo que no sabemos todavía es si existe alguna conexión internacional”, insistió De Blasio.

La explosión del artefacto, colocado en el interior de un cubo de basura, ocurrió hacia las 20.30 hora local en el barrio de Chelsea, zona muy frecuentada por turistas.

Posteriormente, las autoridades localizaron un segundo artefacto a poca distancia del lugar de la explosión, una olla a presión de cuya parte central salía un cableado oscuro que está siendo analizada en los laboratorios del FBI en Quantico (Virginia).

 

Testimonios

A escasos metros del lugar de la explosión se encontraba María Martínez, una periodista española residente en Nueva York quien relató los momentos de confusión que se vivieron en la zona justo después de la explosión.

“Vi la nube de polvo de la explosión. La gente empezó a correr y todos queríamos alejarnos del lugar. Los que estaban en los bares y restaurantes salían a la calle y nos preguntaban a los que veníamos de allí. Todo el mundo decía que había que irse”, aseguró.

Martínez explicó que “en seguida” empezaron a llegar policías y ambulancias y que se vivieron momentos de mucha tensión “porque era difícil conseguir un taxi” para salir del lugar. “Todos los Uber me cancelaban, pero en quince minutos al final conseguí uno”, añadió.

 

Sospechosos

Las autoridades reiteraron que todavía no se ha identificado a ningún sospechoso pero diferentes medios publicaron en sus ediciones digitales que la policía está investigando una página en la red Tumblr en la que un hombre reivindica los hechos.

La página, titulada “I’m the NY Bomber” (“Yo soy el atacante de Nueva York”), ha sido vetada por la policía y en ella el hombre asegura ser el responsable de la detonación en Chelsea, según el periódico local Daily News.

“Lo hice porque no puedo soportar esta sociedad. No puedo vivir en un mundo donde los homosexuales como yo y el resto de la comunidad LGBT son vistos con desprecio por la sociedad”, escribió el hombre.

Por su parte, el periódico New York Post publicó este domingo la transcripción de una llamada de teléfono al número de emergencias de la ciudad 9-1-1 minutos después de lo ocurrido en la que un hombre asegura que “habrá más explosiones”.

Además, según fuentes de la investigación citadas por el mismo diario, en una de las grabaciones captadas por las cámaras de seguridad aparece una persona colocando el segundo artefacto explosivo en la calle 27.

La explosión tuvo lugar mientras Nueva York se prepara para una semana complicada con la llegada a la ciudad de más de un centenar de delegaciones internacionales para participar en una cumbre sobre refugiados, y los debates de la Asamblea General de la ONU.

 

FBI investiga ataque en Minesota

El Buró Federal de Investigación (FBI) está investigando como un “posible acto de terrorismo” el ataque perpetrado ayer por un hombre en un centro comercial de Minesota, (medio oeste de EE.UU.), que apuñaló a nueve personas mientras invocaba a Alá.

“Estamos investigando esto como un potencial acto de terrorismo”, anunció Richard Thornton, el agente del FBI a cargo de la división de Mineápolis, ciudad del estado de Minesota ubicada a un centenar de kilómetros de la localidad de Saint Cloud, donde tuvo lugar el ataque.

En una rueda de prensa en Saint Cloud, Thornton detalló que el FBI examinará las redes sociales y los contactos del atacante, abatido tras el ataque, y al que la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, consideró hoy un “soldado” del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El agresor, cuya identidad no ha sido hecha pública, llevó a cabo el asalto ayer en la noche “en respuesta a los llamamientos para atentar contra los ciudadanos de los países pertenecientes a la coalición cruzada”, aseguró la agencia Amaq, en referencia a la alianza militar liderada por EE. UU. que bombardea al EI en Siria e Irak.

En su comparecencia ante la prensa, el alcalde de Saint Cloud, Dave Kleis indicó que la cifra de víctimas ha subido de ocho a nueve, pues las autoridades locales no tuvieron conocimiento hasta hoy de que una de las personas heridas fue trasladada a un hospital fuera de la jurisdicción de la ciudad.

De los nueve heridos, tres permanecen ingresados en el hospital y no se teme por su vida, detalló Kleis.

El agresor, vestido con el uniforme de una empresa de seguridad privada, usó un arma blanca parecida a “un cuchillo de cocina” para atacar a los vecinos, detalló durante la rueda de prensa el alcalde.

Durante el ataque, el agresor invocó a Alá y preguntó al menos a una persona si era musulmana antes de apuñalarla, reiteró el jefe de la policía local, Blair Anderson.

El atacante, que solo estaba fichado por la Policía por infracciones de tráfico, irrumpió en el centro comercial de esta ciudad de unos 70,000 habitantes sobre las 8:15 horas del sábado.

El agresor fue abatido por los disparos de un oficial de policía fuera de servicio de otra jurisdicción, identificado como Jason Falconer y al que el alcalde de Saint Cloud llamó “héroe”.

El incidente en Minesota se produjo casi simultáneamente a la explosión del artefacto en Nueva York, y horas después de otra explosión en Seaside Park, (Nueva Jersey), que no causó víctimas ni daños materiales graves.