Política

Indiana Gallardo dicta retención migratoria contra Raúl Herrera y Eddy Gómez

Judicial admite acusación contra diputados del PLI

Programan audiencia inicial para el 31 de marzo e imponen retención migratoria a los dos parlamentarios



Indiana Gallardo, jueza noveno Distrito Penal de Audiencia, admitió la mañana de este jueves la acusación por el delito de Homicidio Frustrado en contra de los diputados del Partido Liberal Independiente (PLI), Raúl Herrera y Eddy Gómez, quienes, según la denuncia del Ministerio Público, agredieron al líder de Forfunic David Campos el pasado cuatro de noviembre en una edición del Miércoles de Protesta.

La Fiscalía aseguró que presentará “pruebas documentales, audiovisuales” del incidente. Asimismo, usará el testimonio de agentes policiales quienes vieron los hechos, pero quienes en otras ocasiones han hecho caso omiso de las agresiones que han sufrido los manifestantes que reclaman elecciones libres y transparentes. “Llama la atención que si están viendo cometer un delito, por qué no actuaron, está en su ADN prevenir los delitos”, cuestionó el defensor de los diputados, Freddy Arana.

La judicial programó la audiencia inicial para el 31 de marzo e impuso retención migratoria a los dos parlamentarios cuya inmunidad fue retirada por la bancada sandinista en la Asamblea Nacional.

Para la oposición, este proceso es político y criticaron que la desaforación de ambos fue ilegal, así como la imposibilidad para que ellos alegaran inocencia ante la comisión especial formada en la Asamblea Nacional. Este caso también envuelve a otros miembros del PLI: Omar Lola, concejal en Managua, y Pedro Ortiz, activista del mismo partido.

Arana, defensor de los diputados del PLI, dijo que el delito imputado por la Fiscalia carece de “solidez”. El abogado indicó que han valorado las pruebas y no se ve por ningún lado la manifestación de una agresión de parte de los diputados hacia la supuesta víctima. “Incluso los dictámenes médicos legales  no refieren que causó lesiones que puso su vida en peligro”, dijo.

“Nos hemos presentado voluntariamente, el que no la debe no la teme, tengo 69 años, 48 de casado, jamás me acuerdo haber pateado a nadie, ni haber amenazado a nadie, siempre me he conducido por los cauces de la paz y prosperidad, no tengo nada absolutamente nada que temer”, dijo Gómez. “Si tienen pruebas que presenten videos donde aparezca pateando alguien,  garroteando a alguien, o tirando alguna piedra, no es mi estilo de conducirme en la vida, nunca lo he hecho y no creo que a estas alturas de mi vida voy a empezar a hacerlo”, agregó el acusado.