ad-200x90

 

Economía

Gobierno promete carretera de US$150 millones y solicita préstamo al BCIE para diseñarla

La costanera será primero un “camino de todo tiempo”

Carretera costanera

MTI inicia obras para conectar El Naranjo, en la frontera sur, con polo turístico de Tola, invirtiendo cinco millones de dólares



La anhelada carretera costanera del Pacífico va, pero es poco factible que se construya en dos años como prometió la vicepresidenta Rosario Murillo el martes pasado, al anunciar una obra de 138 kilómetros que tendría un costo de 120 millones de dólares.

De acuerdo a las escasas informaciones que las mismas autoridades oficiales han brindado, la obra apenas se encuentra en la etapa inicial de diseño y gestión de financiamiento, y no existe un cronograma que confirme su conclusión a finales de 2019 como anunció la vicepresidenta.

Primero se construirá un “camino de todo tiempo”, mientras se realizan los estudios de diseño de la obra definitiva que permitirían decidir si la carretera será de asfalto, concreto hidráulico o adoquines. Y aunque no se conoce el nombre de la firma que diseñará el proyecto, ya existen dos cifras diferentes sobre el costo de la construcción. Dos días después del anuncio oficial que hizo la vicepresidenta, el ministro de Hacienda Iván Acosta ajustó el presupuesto de la obra de 120 a 150 millones de dólares.

Acosta informó a medios oficialistas que unidades de construcción del Ministerio de Transporte e Infraestructura ya iniciaron las obras de rehabilitación del tramo de 34 kilómetros que hay entre los mojones de El Naranjo, en la frontera sur, y San Juan del sur.

El objetivo es habilitar un “camino de todo tiempo, mejorar los puentes y el acceso, y se espera en el transcurso de este año hacer el corredor de El Naranjo, Ostional, El Coco, San Juan del Sur y Tola, esa sería la primera etapa conectada”, indicó el ministro. La inversión se ejecutará con recursos del presupuesto a un costo de cinco millones de dólares (150 millones de córdobas).

Gráfico: Olga Sánchez/Confidencial.

San Juan del Sur-El Naranjo

La obra inicial incluye la ampliación del derecho de vía, la construcción de puentes y obras de drenaje, y mejorar la ruta en curvas y pendientes, dejando un camino de macadán listo para su eventual revestimiento asfáltico. Asimismo se edificará un puesto fronterizo turístico en los mojones de El Naranjo, en el borde con Costa Rica.

En el trecho que conecta Ostional con San Juan del Sur ya existe un camino, que incluye siete kilómetros adoquinados, que requiere de algunas obras complementarias. En cambio, en el trayecto Ostional y el Naranjo, se requiere hacer obras mayores de construcción para habilitarlo plenamente, pues en los últimos kilómetros cerca de la frontera solamente existe una especie de trocha. Eventualmente, Costa Rica debería construir un tramo de cinco kilómetros entre El Naranjo y el pueblo de La Cruz, para establecer la comunicación terrestre con el polo turístico de la zona costera de Guanacaste.

San Juan del Sur-Tola

El segundo tramo de la obra en dirección norte consiste en conectar San Juan del Sur con el polo turístico de Tola, hasta llegar al aeropuerto de Costa Esmeralda, ubicado entre los resorts de Guacalito e Iguana.

Entre San Juan del Sur y el empalme de Marsella, siguiendo la ruta de “La Chocolata” hacia Rivas, ya existe un “camino de todo tiempo” de siete kilómetros que requiere de trabajos complementarios. Las mayores obras deben construirse entre la zona conocida como La Esperanza y El Aguacate, en San Juan del Sur, para conectarse con Brito y El Coyol, en la zona de Tola. Este es un trecho de unos ocho kilómetros en el que actualmente no existe un camino.

El empresario francés, Clemente Poncon, inversionista de Morgan´s Rock Hacienda & Ecolodge, ubicado en la zona, es también el propietario de El Aguacate, una finca de 800 manzanas en la que ha desarrollado un proyecto de reforestación desde hace diecinueve años. Poncon ha propuesto al Estado una ruta alternativa, para que en vez de cruzar su propiedad la costanera se desvíe varios kilómetros al norte, hacia una zona de mayor altura que le permitiría incluso alcanzar un mayor atractivo paisajístico. “Como dueño de la reserva, yo no me opongo. La decisión es de ellos (el MTI)”, dice Poncon. “Si deciden cruzar a través de la reserva le darán mayor valor y plusvalía a mi propiedad, pero si se desvían unos pocos kilómetros, tendrán una verdadera carretera turística”, sugirió.

En la ruta canalera

El nuevo camino conectaría San Juan del Sur con la zona de Brito, cerca de la costa del Pacífico en la finca Miramar, donde hace más de dos años el empresario chino Wang Jing y el gobierno anunciaron con bombo y platillo el “inicio de las obras de construcción del canal interoceánico”. Una obra limitada hasta hoy al mejoramiento de un camino de tierra de seis kilómetros que conectaba Miramar con la bahía de Brito.

Entre Brito-Miramar y El Coyol, existe otro tramo que debe construirse para conectar este trecho de la costanera con el camino ya existente en la zona turística de Tola, cerca del aeropuerto de Costa Esmeralda.

Un productor rivense conocedor de la zona describió la geografía de Brito como de malos suelos, lo que implicará una demanda adicional para el diseño de la construcción. “Hay muchos suampos, es la zona más baja que existe en el Pacífico de Nicaragua, y precisamente por eso fue seleccionada como el punto de entrada de la ruta canalera”, dijo la fuente.

Sin embargo, a pesar del reciente anuncio de la empresa china HKND de una supuesta actividad en 2017 para iniciar la construcción puerto de Brito, ninguna obra ha sido sacada a licitación y entre los empresarios del sector privado la promesa canalera cada vez tiene menos credibilidad. “De la costanera, al menos sabemos que ya empezó y que va poco a poco, del canal nunca hemos visto los 50 mil millones de dólares y desde hace más de un año no existe ninguna información”, comentó un empresario del sector de la construcción.

Gestiones iniciales con el BCIE

El compromiso del gobierno en 2017 es conectar El Naranjo, en la frontera con Costa Rica, con El Coyol en la zona de Tola. “Ese es el trazado que conocemos hasta ahora”, dijo una fuente vinculada a la construcción del proyecto. De la zona de El Coyol hacia el norte de Tola, ya existe un camino todo terreno que atraviesa la zona costera en los accesos a Guacalito, Aqua Resort, El Gigante, Iguana, Rancho Santana, Popoyo, Guasacate hasta culminar en El Astillero.

Una segunda fase, que no está contemplada para el 2017, implica conectar El Astillero, en la zona de Rivas, cerca de la reserva de Chacocente, con las costas de Carazo y Managua hasta culminar en Masachapa, siempre como un “camino de todo tiempo”.

El ministro Acosta confirmó que el Ministerio de Hacienda está gestionando ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) los fondos para elaborar “el estudio preliminar” de lo que será el nuevo “corredor del Pacífico Sur”.

El director por Nicaragua ante el BCIE, Silvio Conrado, adelantó la anuencia de ese organismo financiero de apoyar la solicitud, “porque forma parte de las prioridades del BCIE y también está alineado con las prioridades de Nicaragua”. La gestiòn inicial para elaborar el estudio duraría entre seis y ocho meses, y según Conrado, una vez realizado el diseño del proyecto, el BCIE estaría anuente a financiar la construcción. “Estoy seguro que habría una respuesta positiva”, dijo a Confidencial, aclarando que aún no se puede hacer estimaciones sobre el monto del financiamiento.

Expectativa en sector empresarial

La promesa oficial ha generado grandes expectativas y optimismo en el sector empresarial, que apuesta al impacto multiplicador que tendría esta obra para atraer mayores inversiones en el sector turismo. El jueves pasado, al instalarse la Comisión Nacional del Turismo, los empresarios esperaban que el gobierno presentara en detalle el proyecto de la costanera, pero no hubo mayor información sobre el diseño y financiamiento de la obra.

En la reunión presidida por el “asesor de inversiones” Laureano Ortega Murillo, el director de la Empresa de Puertos, Virgilio Silva, y la directora del Instituto de Turismo, Anasha Campbell, fue notoria la ausencia de la autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, que por ahora están a cargo de la costanera. Ortega Murillo se limitó a repetir la versión del Ministro de Hacienda sobre la construcción de “un camino de todo tiempo” en 2017.

Nos dijeron que “se va a empezar con un camino de todo tiempo de El Naranjo a Tola, mientras se consigue el financiamiento para el proyecto. Todavía no hay un diseño, no dijeron quién lo iba a diseñar y tampoco a qué costo. Solo aseguraron que se va a hacer el estudio y entiendo que el BCIE lo va a financiar. No nos dieron ningún detalle”, destacó un participante en la reunión.

Sergio Argüello, asesor de la Cámara Nacional del Turismo, explicó que hasta la próxima reunión (dentro de un mes), el gobierno daría a conocer los detalles sobre financiamiento y diseño del proyecto.

“Se aprobaron los primeros 34 kilómetros de tierra desde El Naranjo hasta Tola. La presentación completa y específica será en la próxima sesión”, mencionó Argüello.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, aseguró a Confidencial que si bien se dijo que el gobierno hará una inversión pública desde El Naranjo hasta Tola, de al menos 34 kilómetros de longitud, esto es un camino, que se va a preparar para el futuro proyecto, una vez que tengan los fondos.

“Luego se necesitarán 150 millones de dólares. No se sabe quién va a diseñar, eso quedó para tema de la siguiente reunión”, argumentó el presidente del Cosep.

———————————————————-

*Con la colaboración de Maynor Salazar