Confidencial

La clave para invertir en Bolsa de Valores: información

Luego de celebrar que ¡por fin! la Bolsa de Valores de Nicaragua superó la barrera financiera de los mil millones de dólares, los ejecutivos que la manejan comienzan a vislumbrar con ligero optimismo, qué podrían esperar del 2016.

“No se puede hacer una proyección firme que nos diga qué va a pasar en el 2016, porque este es un negocio muy volátil. Las condiciones de este año se ven muy similares a las del 2015, por lo que esperamos mantener ese nivel y lograr un crecimiento modesto”, asegura Gerardo Argüello, Gerente General de la Bolsa.

El experto explicó al ser entrevistado durante el segmento ‘Cuentas Claras’ del programa de televisión ‘Esta Noche’, que se transmite por Canal 12, explicó que los US$1,205.5 millones, negociados en 2015, superan en 20.9%, los US$997.5 millones transados en 2014. La cifra se eleva al 28%, si la comparación se hace en córdobas.

La Bolsa sigue estando constituida por los mismos cinco puestos de bolsa (BAC Valores, Invercasa, Invernic, Lafise Valores y Provalores), y manejando básicamente los mismos productos, con los mismos 23 emisores, de los que los dos mayoritarios siguen siendo los de siempre: el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, en ese orden. Le siguen varias empresas, bancos, y 9 fondos costarricenses de inversión.

Aunque institucionalmente no ha cambiado mucho, buena parte del crecimiento se explica por el aumento de los ‘reportos’, término con el que el mercado se refiere a la transacción de valores a corto plazo que efectúan empresas, bancos y diversos tipos de inversionistas institucionales, para obtener la liquidez que se requiere por poco tiempo, o simplemente para darle salida.

Argüello explicó que aunque el desempeño de la Bolsa tiene poca conexión con lo que ocurre en el resto de la economía nicaragüense, eso no quiere decir que ese vínculo sea inexistente. Una prueba de ello es que “hace 10 años, la deuda pública pagaba intereses del 15% al 18%, mientras que ahora se mantiene en un dígito, lo que se explica por diversas razones estructurales de la economía nica”.

El negocio también está conectado con lo que suceda en Estados Unidos, en especial, con las tasas de interés que se pagan en ese país, porque si suben ahí, también subirán en Nicaragua, lo que a la larga es beneficioso para los inversionistas locales que pueden esperar percibir mayor rentabilidad por sus ahorros.

Finalmente, Argüello invitó a quienes quieran buscar mayor rendimiento en la Bolsa, a que se informen adecuadamente, que busquen asesoría especializada de un corredor autorizado, y a que recuerden que la palabra clave para disminuir el riesgo es la diversificación. Combinar la inversión en certificados de depósito, con la que puede hacerse en bolsa a través de instrumentos nacionales y extranjeros.