Panama papers

Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación expone a personalidades mundiales

La gran investigación sobre ‘empresas de maletín’

Confidencial forma parte del grupo de medios que destapó "Panama Papers", filtración 46 veces más grande que Wikileaks



El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó este domingo la mayor filtración de documentos sobre empresas offshore (de maletín) de la historia. La investigación mundial es llamada Panama Papers y articuló a más de 370 periodistas y 120 medios de comunicación, entre ellos Confidencial.

Todo inicia en el bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en la prestación de servicios fiduciarios a nivel internacional. La empresa comunicó a sus clientes que su base de datos fue hackeada. Esta contendría datos confidenciales sobre sus clientes, entre ellos posiblemente empresarios, Presidentes, ministros y traficantes de droga.

La filtración es 46 veces más grande que Wikileaks (251.000 documentos). La filtración inicial fue recibida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que compartió los registros con la ICIJ.

La Administración del Presidente Juan Carlos Varela de Panamá emitió un comunicado en este domingo en el que “reafirma su compromiso con las reformas para fortalecer la transparencia en sus servicios legales”. “El Gobierno de Panamá lidera una política de cero tolerancia ante cualquier aspecto de su sistema legal o financiero que no se maneje con altos niveles de transparencia”, sostiene.

El gobierno de Valera señala que a partir de agosto de 2015 entraron en vigencia nuevas normas que limitan el uso de acciones al portador de las sociedades panameñas.  “A partir de ahora, las sociedades que hayan emitido acciones al portador deberán entregarlas en custodia a agentes autorizados y regulados por entes financieros”, se lee en el comunicado.

La documentación revela unas cuatro décadas del archivo del despacho panameño, hasta 2015. Hay información de casi 214.500 sociedades ‘offshore’ que aluden de forma directa a indirecta a unos 140 políticos y gente cercana a personalidades de 21 países diferentes en los que aparecen personalidades tan relevantes como Salmán bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudí, el presidente de Emiratos Árabes Unidos, el presidente de Ucrania, amigos de la infancia de Putin, primos de Bachar Al Asad o una docena de miembros de la familia Domecq.

“Sobre la base de un tesoro de más de 11 millones de archivos filtrados, la investigación expone un elenco de personajes que utilizan las compañías costa afuera para facilitar el soborno, el tráfico de armas, la evasión de impuestos, fraude financiero y el tráfico de drogas”, expone Panama Papers.

En un comunicado de la compañía panameña, se informa que “todas las medidas necesarias” fueron tomadas “para prevenir que vuelva a ocurrir”. Mossack Fonseca agrega que “reforzó sus sistemas de seguridad” y que trata de determinar la información exacta a la que accedieron “personas no autorizadas”.

El bufete, que es considerado la mayor plataforma de testaferros de América Latina, fue señalada por la Fiscalía brasileña, como “gran lavadora de dinero”, en el marco de la mega investigación anticorrupción denominada Lava Jato.

Diversas personalidades

Diversas personalidades conocidas internacionalmente, entre las que figuran hasta 72 jefes o exjefes de Estado, están afectadas por un ataque informático perpetrado contra Mossack Fonseca. Entre los clientes del citado bufete panameño figuran líderes internacionales como el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el de Argentina, Mauricio Macri.

Otros de los clientes que figuran en esa lista hecha pública por medios internacionales es el futbolista Lionel Messi, la hermana del rey Don Juan Carlos, Doña Pilar de Borbón, y el director de cine español Pedro Almodóvar.

Sobre el presidente ruso, la investigación revela que Putin colocó a viejos amigos al frente de empresas ‘offshore’ para realizar sus negocios. Serguey Roldugin, quien también es padrino de la hija mayor de Putin, aparece como propietario de varias de estas empresas que recibieron pagos de otras sociedades de la red por un valor de decenas de millones de dólares.