Nación

La Prensa reduce páginas por retención de papel y tinta

El Nuevo Diario también denuncia al Gobierno de Daniel Ortega por retención de papel; es "arbitraria e injustificada" sostiene La Prensa

El diario La Prensa de Nicaragua salió este lunes a la calle con menos páginas debido a, como ha denunciado, “la retención arbitraria e injustificada” de papel, tinta y otras materias primas por parte del Gobierno, en medio de la crisis sociopolítica que afecta al país.

Se trata de la primera vez en décadas que el influyente medio de comunicación es impreso en 12 páginas, que ya antes había bajado a 16.

“La medida se toma obligado por las circunstancias ante la retención, arbitraria e injustificada, que hace la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) del papel y la tinta con que se elabora este periódico”, explicó el Grupo Editorial La Prensa, en la edición de este lunes.

Según el Grupo, que incluye al periódico Hoy, de perfil popular, la DGA mantiene “secuestradas” 92 toneladas de papel desde el 17 de octubre pasado, valoradas en más de 72.000 dólares.

La DGA también tiene retenidos, desde el 10 de septiembre pasado, materias como planchas, gomas y reveladoras, por un valor cercano a los 70.000 dólares, indicó la editorial.

“La reducción del paginaje es un esfuerzo por alargar la vida de La Prensa”, agregó el Grupo, que además apeló al derecho constitucional de la libertad de prensa y su rol en una democracia.

“El régimen comete abusos al retener los insumos con que se elaboran los diarios, en un intento por evitar que la población reciba información de calidad que pueda contrastar con la que sirve el Gobierno”, advirtió la editorial.

El Grupo Editorial La Prensa ya ha señalado la situación actual le puede llevar a la desaparición física en junio próximo, y al despido de decenas de trabajadoras.

También El Nuevo Diario

El periódico El Nuevo Diario también denuncióa la Dirección General de Aduanas (DGA) por retener su más reciente cargamento de papel, pese a mantener inmovilizadas otras materias primas desde el 6 de septiembre pasado, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país.

“La DGA retuvo hace una semana un cargamento de papel periódico importado por El Nuevo Diario, y desde el 6 de septiembre de 2018 tiene retenida en la Aduana tinta y otras materias primas necesarias para la impresión de este periódico”, informó el gerente general de ND Medios, Arnulfo Somarriba.

La primera retención ya había causado efectos negativos en ND Medios en los últimos meses, como la reducción de circulación de El Nuevo Diario a solamente cinco días a la semana, la desaparición del periódico Q’Hubo, y la reducción de páginas de Metro.

“Prácticamente nos está obligando a cerrar las versiones impresas de los periódicos y dejar solo las digitales, pero en el ámbito digital miles de ciudadanos quedan sin acceso a la información por la baja conectividad a internet que hay en el país”, señaló el subdirector de ND Medios, Douglas Carcache.

El grupo mediático también resaltó que la medida de la DGA viola la libertad de prensa e información, así como el Reglamento del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Recauca IV).

Dictadura se ensaña contra periodismo independiente

Datos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro indican que entre abril y diciembre pasados se registraron al menos 712 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinatos, entre otras transgresiones.

Al menos 57 periodistas nicaragüenses han salido al exilio desde abril pasado, en su mayoría por razones de seguridad, según el recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua.

El periodismo es considerado una de las profesiones más peligrosas en Nicaragua desde el inicio de la crisis, cuando el comunicador Ángel Gahona murió de un disparo certero mientras cubría maniobras de la Policía Nacional, y los supuestos autores del crimen fueron condenados por el Poder Judicial a pesar de que los testigos, vecinos y familiares de la víctima alegaron su inocencia.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Advertisements

Más en Nación

Send this to a friend