Confidencial

La represión de Ortega sigue: intimidación y criminalización de la protesta

Carlos Herrera | Confidencial

La criminalización de la protesta ciudadana, emprendida por el Gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, busca “intimidar, silenciar y desmovilizar” a los nicaragüenses que han elevado su grito por la libertad, justicia y democracia del país, según las reacciones de dirigentes de los opositores Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y Ciudadanos por la Libertad (CxL), sobre un escrito judicial que los incrimina en supuestos delitos de terrorismo, aunque ninguno ha recibido una comunicación oficial sobre la acusación.

“Parte de la represión de Ortega ha sido utilizar el sistema judicial en contra de los manifestantes, como una forma de criminalizar la protesta, violando nuestro derecho a manifestarnos”, valoró la presidenta del MRS, Suyen Barahona, en entrevista con el programa de televisión Esta Noche.

La presidenta de CxL, Kitty Monterrey, también denunció en una conferencia de prensa que “Ortega está utilizando la represión como un distractor, para que los nicaragüenses comencemos a temer por nuestra seguridad y nos olvidemos del verdadero problema del país, que es la falta de democracia y el clamor por elecciones libres y transparentes”, y además la matanza de al menos 300 nicaragüenses, durante los primeros cien días de protestas contra el régimen orteguista.

“Acusaciones falsas y sin fundamento”

Barahona y Monterrey se refieren concretamente al libelo judicial presentado en el caso de los dirigentes del Movimiento 19 de Abril de Masaya, Cristian Fajardo y su esposa María Adilia Peralta, capturados por paramilitares y ahora acusados de “secuestrar” la ciudad, con supuesto financiamiento de “un grupo de personas organizadas y radicadas en Estados Unidos” y miembros de la Alianza Cívica y políticos opositores. para obtener armas de fuego, provisiones y medicina.

Ciudadanos autoconvocados de Masaya anuncian que buscan un autogobierno, el pasado 19 de junio. Carlos Herrera | Confidencial

“El caso de Cristian es un montaje, lleno de acusaciones falsas, a como están acusando con mentiras a cientos de nicaragüenses que han estado en las protestas”, denunció Barahona.

Monterrey tampoco duda que “a pesar de lo impreciso de la acusación es evidente que esta mención absurda y sin fundamento es parte de la estrategia de represión gubernamental, que en esta etapa, como bien ha señalado la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), se basa en criminalizar la protesta mediante acusaciones infundadas”.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, denunció a finales de julio que la represión en Nicaragua ha entrado en una “tercera fase con un carácter “más crudo”, que consiste en el uso las instituciones públicas para criminalizar a los manifestantes.

Los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos calculan que en el país hay más de 400 presos políticos, de los cuales 127 ya están siendo procesados por diferentes delitos, incluyendo terrorismo. Además de la intimidación oficial contra medios y periodistas por el ejercicio de libertad de prensa.

No van a dejar las calles, a pesar de intimidación

Las acusaciones, sostuvo Barahona, “son un acto más que intenta intimidar, silenciar, desmovilizar a los nicaragüenses, y sin embargo, a como hemos visto, eso no ha ocurrido. El pueblo de Nicaragua se sigue manifestando, sigue en las calles, se sigue movilizando”.

La presidenta del MRS reiteró que las acusaciones no los van a silenciar y tampoco dejarán de denunciar ni manifestarse, para demandar justicia por cada uno de los muertos, y también por los desaparecidos, detenidos y torturados. “No lo van a lograr con nosotros (el MRS), como no lo van a lograr con la gente”, que asegura a puesto de sus propios recursos, “que se ha bolseado, como decimos en Nicaragua, para movilizarse”.

Universitarios marchan el Día del Estudiante, en Managua. Carlos Herrera | Confidencial

Además, Barahona cuestionó el discurso del comandante Ortega en la inédita cesión de entrevistas a periodistas de cadenas internacionales, incluyendo Fox News, Euronews y CNN en Español, en las cuales ha rebajado de 300 a 195 la cantidad de muertos y alega que las protestas en su contra son un intento golpista para desestabilizar a su Gobierno.

“Daniel Ortega a lo que se ha dedicado es a mentir internacionalmente, como lo ha hecho aquí, a nivel nacional. Cree que va a poder engañar a la comunidad internacional, y lo que hemos visto más bien son reacciones de mucha contundencia y firmeza en respaldo al pueblo de Nicaragua y condena al Gobierno de Ortega”, estimó Barahona.

Cambiando una vez más su versión sobre quiénes son los grupos paramilitares que han impuesto la muerte, persecución y terror en diferentes ciudades del país, Ortega aseguró en las entrevistas con Euronews y CNN en Español que estos son “policías voluntarios”, una declaración que según Barahona lo incrimina directamente en las muertes, por su calidad de jefe supremo de la institución policial.

“Ortega está negando asesinatos, secuestros, delitos, está usando el sistema judicial para criminalizar y judicializar a quienes hemos estado en la calle, a organizaciones cívicas y manifestantes en general. Pero él está aislado. La comunidad internacional sabe que su Gobierno es producto de fraudes y manipulaciones de Ley. Nosotros sabemos que su fin está pronto a venir”, afirmó Barahona.

La presidenta del MRS anotó que mientras Ortega acusa por terrorismo a los manifestantes, “aquí sabemos quiénes han quemado casas, con familias, con bebés adentro, quiénes son los que han asesinado a menores y esos son los miembros de esta dictadura, los Ortega y Murillo”.