Nación

La mayor parte del territorio nacional ilesa ante el huracán

La secuela de Otto en Río San Juan

Reserva Indio Maíz después del paso de Otto / Cortesía

Mientras en Costa Rica dejó nueve muertos, en Nicaragua solo causó daños materiales: 564 casas destruidas en San Juan de Nicaragua



San Juan de Nicaragua y San Carlos soportaron durante cuatro horas el impacto directo de Otto, en categoría de huracán. Misael Morales, alcalde de la primera localidad, aseguró en un reporte preliminar que al menos 564 casas quedaron inhabitables en el casco urbano, y en la zona rural la pérdida, dijo, fue casi total.

Rosario Murillo, vocera del gobierno, indicó en su reporte oficial  “fueron evacuadas 10,143 personas por la emergencia en 69 comunidades, de las cuales ya sólo quedan 597 en albergues, sobre todo en la zona del departamento de Río San Juan”.

Digna Avilés, vicealcaldesa de San Carlos, informó que resultaron afectados en ese municipio un total de 1948 ciudadanos. Alrededor de 65 casas perdieron sus techos y 8 quedaron totalmente destruidas.

Otto avanzó sobre la ruta del río hacia Boca de Sábalos, San Carlos y el archipiélago de Solentiname. En San Carlos, pobladores del lugar confirmaron a Confidencial que más dos mil personas fueron evacuadas previo al impacto de Otto, que ya iba debilitado como tormenta tropical, pero aún registraba vientos superiores a los 100 km/h.

Desde San Carlos se reportaron cientos de casas sin techo e inundadas. También árboles derribados por los fuertes vientos y tendido eléctrico en el suelo. Las calles cubiertas de ramas y cables.

Fue hasta las ocho de la noche del jueves 24 de noviembre, que a San Carlos llegó la calma. Se creyó que había pasado el impacto de Otto y de pronto volvieron los vientos más fuertes y violentos, arrancando techos, botando árboles y cables que habían quedado en pie.

636157134263029665w
Poste caído en la comunidad de Mena EFE/JorgeTorres

Un poblador de San Carlos aseguró que horas más tarde, varias cuadrillas trabajaron levantando cables reventados y reparando el tendido eléctrico. El delegado de Enatrel en el Caribe Sur, Danilo Hernández, afirmó en el noticiero Tras La Noticia, de radio La Costeñísima, que una cuadrilla que estaba prevista para el Caribe Sur se estaba trasladando a Río San Juan para apoyar las labores en el lugar.

El periodista Julio López, del programa Onda Local, realizaba una cobertura en Boca de Sábalos, cuando Otto impactó la zona. Onda Local detalló que en la comunidad Marcelo, El Castillo, se reporta una vivienda destruida, luego que le cayera un árbol. También hay afectaciones en techos. Y la lluvia y los vientos se sintieron con fuerza.

A pesar de los daños, las autoridades del Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres Naturales (Sinapred) celebraron que Otto dejó el territorio “sin causar graves daños ni víctimas mortales”.

El ciclón ingresó a territorio nacional por San Juan de Nicaragua en horas del mediodía, convertido en categoría 2, y salió por Rivas la madrugada del viernes 25 de noviembre, degradado a tormenta tropical.

Datos de evacuación

Según la información brindada por Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, no se reportó ninguna muerte tras el impacto del huracán Otto,.

Murillo indicó que en el Caribe Sur, se evacuaron a 5067 personas originarias de Bluefields, El Rama, Corn Island y Laguna de Perlas, en 13 refugios.

En Río San Juan, la vocera indicó que se evacuaron a 2289 ciudadanos en un total de 57 refugios. En Rivas, se evacuó a 750 personas, de Altagracia y Cárdenas.

Murillo aseguró que en Cárdenas hubo 17 viviendas: 5 colapsadas y 12 sin techos. En Cárdenas hay dos albergues aún habilitados.

Comunidad de Río Mena EFE/Jorge Torres
Comunidad de Río Mena EFE/Jorge Torres

“Hemos sido protegidos, nos fue bien, porque no tenemos pérdidas hasta el momento, salvo Juana García, de 57 años de edad, quien falleció por infarto ante alerta de tsunami, no hay víctimas que lamentar”, aseguró Murillo.

La alerta de tsunami fue activada casi a la misma hora que Otto entró al país y provocada por un terremoto de 7.0 sacudió las costas del pacífico de Nicaragua y El Salvador. Minutos más tarde, el gobierno decidió suspender la advertencia, y los ciudadanos que fueron evacuados en Poneloya o Jiquilillo, regresaron a sus casas.

Menor impacto en Caribe Sur

Aunque se esperaba que el impacto de Otto fuera mayor en la ciudad de Bluefields, en el Caribe Sur, la situación no fue tan grave. Si bien el municipio se mantuvo en alerta máxima casi todo el jueves, por la tarde la calma regresó a las personas de esa ciudad.

Otto pasó de largo, mientras impactaba con fuerza en Río San Juan. En la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (Raccs), las principales afectaciones se registraron en Corn Island, con al menos una docena de casas inundadas.

En Bluefields fueron evacuadas unas siete mil personas, que hoy poco a poco irán regresando a sus comunidades y casas.

“Es poco probable que tengamos otro huracán el resto del año. Otto fue un ciclón raro, se formó en una zona donde normalmente no ocurren estos fenómenos, además que fue casi al terminar la temporada de huracanes”, destacó Agustín Moreira, meteorólogo y experto en fenómenos naturales, tras el paso de Otto.

Jaime Incer Barquero, científico y exministro del Marena, manifestó que fue positivo el hecho de que Otto disminuyera la intensidad al ingresar a Nicaragua, pues de alguna forma, ayudó a que no se repitiera la historia, como pasó con otros huracanes que han afectado el país.

Reportes de periodistas en la ciudad de Bluefields, destacaron que las lluvias que provocó Otto no fueron tan intensas, y solo se reportan daños materiales.

“Tal como se había informado el impacto de Otto fue al sur de Bluefields, hay daños leves reportados en Corn Island en algunas viviendas por fuerte oleaje en la zona de South End; Bluefields urbano se convirtió en refugio para la población de El Bluff, Rama Cay, Punta Águila, Monkey Point y CornRiver. La población de barrios de la ciudad se autoevacuaron a centros de albergues por temor a la anegación y al viento, unas 1200 personas de los barrios El Canal, Fátima, Santa Rosa y Pancasán ocupan escuelas como centros de albergue”, informó la periodista blufileña Ileana Lacayo.

Sinapred, Marena, Ineter y otras autoridades del gobierno, realizaron un sobrevuelo en la región del Caribe Sur, para evaluar daños ambientales ocasionados por Otto. El recorrido se realiza en Río San Juan, Bluefields y Corn Island.

Expedición atrapada en Indio Maíz

Una expedición de guardaparques ramas y mestizos quedaron atrapados al momento en que Otto ingresó al Caribe Sur.

En la expedición iba el documentalista Camilo de Castro. Al grupo, le tocó enfrentar el huracán a la intemperie. Lograron salir de esta “aventura” mojados, con frío pero ilesos.

De Castro y otros miembros de la expedición fueron evacuados de la reserva Indio Maíz en helicóptero. Los demás se trasladarían hasta Samaria, dormirían en ese sitio, para luego dirigirse a Las Maravillas, caminando un total de nueve horas. Se espera que el grupo llegue a Sábalos y luego se puedan trasladar en una lancha a San Juan del Norte.

Los guardaparques realizaban un patrullaje en la zona. Salieron desde domingo, cuando no había una amenaza directa de Otto.