En pantalla

Las 12 mejores películas (que vi en el cine) en 2015

Cada vez es más difícil hacer esta lista. El torrente de contenido que entra por internet y DVD, hace ingrato este trabajo

Cada vez es más difícil hacer esta lista. El torrente de contenido que entra por internet y DVD, hace ingrato este trabajo. ¡Tantas buenas películas que no puedo incluir, por el simple hecho que los distribuidores internacionales no creen que sean viables para exhibirse en nuestros cines! Y bien puede ser que tengan razón. Ellos están en el negocio de vender boletos. Mi misión es ver buenas películas. A veces, nuestros caminos se cruzan. En el 2015, se cruzaron en estas 12 ocasiones:

  1. Amy (Asaf Kapadia, 2015): vívida recreación del ascenso y caída de Amy Winehouse, la prodigiosa cantante británica. El documental es extraordinario por lo personal que es: Kapadia usa filmaciones de Winehouse, su familia y amigos. Todos pertenecen la generación del video casero y el teléfono inteligente. La compulsión de documentarse a sí mismo, en la banalidad cotidiana, produce momentos de desarmante naturalidad. Todo se siente cálido y reconfortante, hasta que la adicción, la co dependencia, el culto a la celebridad, y la prensa amarillista, le pasan la cuenta a una muchacha frágil que sólo quería cantar. Nos creemos fans de Amy, pero Kapadia nos revela también como verdugos.

  1. Bridge of Spies (Steven Spielberg, 2015): en el momento más álgido de la guerra fría, un espía soviético (Mark Rylance) y un abogado norteamericano (Tom Hanks) deben trabajar juntos en el nombre de la ley y la decencia, resistiendo los embates del extremismo. Con su dominio de lenguaje clásico del cine, Spielberg crea un sólido thriller ético, sorpresivo por su gentileza y sentido del humor.

https://www.youtube.com/watch?v=r3hY90q3jgQ

  1. Crimson Peak (Guillermo del Toro, 2015): un romance gótico que le hace honor al espíritu de las hermanas Bronte, con matices de horror dignos de Lovecraft. Mia Wasikowska es una inocente heredera, atrapada entre dos decadentes aristócratas ingleses con una relación enfermiza. Jessica Chastain es una magnética villana, el espectro más aterrador en una irresistible mansión embrujada.

https://www.youtube.com/watch?v=eRh4EU5hOkU

  1. The Grand Budapest Hotel (Wes Anderson, 2014): fue una de las mejores películas del 2014, pero se estrenó aquí en enero del 2015, gracias al empuje de 9 nominaciones al Óscar. Wes Anderson refina su estilo idiosincrático con esta comedia picaresca sobre Monsieru Gustave (Ralph Fiennes), conserje de un majestuoso hotel es un país europeo de fantasía, en medio de las dos guerras mundiales que estremecieron el continente. Pero bajo la preciosa superficie, se oculta una conmovedora meditación sobre la fragilidad de la humanidad, cuando esta se enfrenta con la codicia y la guerra.

  1. Inside Out (Peter Docter, 2015): después de años de secuelas descoloridas, los estudios Pixar recuperan bríos con esta comedia escenificada en el subconsciente de una niña. Además de la brillante conceptualización de la psiquis humana, la película encuentra una reserva de subversión en su reinvindicación de la tristeza como la contraparte indispensable de la felicidad.

  1. Mad Max: Fury Road (George Miller, 2015): la película de acción que los machos y las feministas pueden amar por igual. 30 años después de “Mad Max: Beyond Thunderdome”, el director australiano George Miller regresa a su distopia post-apocalíptica, dejando que el taciturno héroe titular (Tom Hardy, ocupando el lugar de Mel Gibson), le ceda el protagonismo a Imperator Furiosa (Charlize Theron), una mujer lista para destruir al patriarcado que reduce a sus hermanas a la condición de máquinas reproductivas. Pero no crea que este es un taller de sensibilidad de género. Es un filme de acción y suspenso bellamente realizado.

  1. Marguerite (Xavier Giannoli, 2015): una joya oculta en el Tour de Cine Francés. Catherine Frot encarna a Margueritte Dumont, acaudalada dama de la alta sociedad que sueña con ser una cantante de ópera. Es tan rica, que nadie la disuade de serlo, a pesar de su patente falta de talento. Lo que pudo ser una comedia de una sola nota, es más bien una hermosa exploración sobre la relación del ser humano con el ejercicio del arte, coloreada por el ego, la inseguridad y el interés. Una comedia sensible, inteligente, y finalmente, conmovedora.

  1. Relatos Salvajes (Damian Szifrón, 2014): sublime tragicomedia de exasperación, destilada en seis anécdotas sobre seres humanos que cruzan el límite de la propiedad y recurren a la violencia para tratar de corregir las injusticias cósmicas que los humillan. Cada episodio es brillante a su manera, pero si me torciera el brazo para escoger un favorito, me quedo con la boda de Romina (Erica Rivas) y Ariel (Diego Gentile), una pareja que debe destruir su amor para salvarlo…enfrente de un centenar de invitados.

  1. Selma (Ava Duvernay, 2014): en una era en la cual los derechos civiles y políticos son pisoteados ante la aparente indolencia de la mayoría, esta apasionada recreación de las protestas lideradas por Matin Luther King en un pequeño pueblo de Alabama, sirve como campana de alerta, correctivo e inspiración. Más que un episodio brillante en la vida de un héroe, la directora Ava Duvernay ha creado el retrato de un movimiento, luchando por un noble objetivo común. David Oyelowo, como el revernendo King, humaniza a una leyenda.

  1. Shaun the Sheep (Mark Burton y Richard Starzak, 2015): los estudios Aardman, creadores de los clásicos “Wallace y Gromit”, ofrecen una nueva aventura alrededor de una oveja campechana, cuya fascinación por la gran ciudad acarrea grandes complicaciones para sus compañeros de granja. Una sublime comedia visual, hecha con plasticina y modelos a escala infundidos por el espíritu de Chaplin, Keaton y Lloyd.

  1. Sicario (Denis Villeneuve, 2015): ¿Cómo luchar contra un enemigo capaz de todo? Esa es la pregunta que obsesiona a esta exploración en el oscuro corazón de la lucha contra el narcotráfico. Emily Blunt es una soldado inocente, y la acompañamos en su camino al infierno. Sus guías son el mercenario Josh Brolin, y Benicio del Toro, como un matón seguro de su misión. La fantástica fotografía de Roger Deakins quema con la luz del desierto, y deshumaniza a sus combatientes con anteojos de visión nocturna. En este fuego cruzado, todos somos carne de cañón.

  1. The Walk (Robert Zemeckis, 2015): reconstrucción cómica de la hazaña de Phillipe Petit, equilibrista francés que en 1974 cruzó sobre un alambre el abismo que separaba a las Torres Gemelas de Nueva York. Usando con virtuosismo la tecnología digital y el 3D, el director rescata a los emblemáticos íconos arquitectónicos de su trágico destino, y nos pone al borde del abismo, en los zapatos de un inusual artista.

Más en En pantalla

Share via
Send this to a friend