Confidencial

“Las calles nos quedan como forma de lucha”

Francisca Ramírez, del movimiento campesino anticanal, durante una marcha en San Miguelito. Carlos Herrera | CONFIDENCIAL.

Ante los abusos del Gobierno de Daniel Ortega contra la población nicaragüense, “la única salida” que ha quedado “son las calles”, aseguró Medardo Mairena, líder campesino anticanal y uno de los integrantes de la Mesa de Diálogo Nacional. 

“(Daniel) Ortega no ha dejado manifestarse a la población y siempre ha intentado manipular y reprimir a la población, por eso hoy solo las calles nos quedan como forma de lucha”, declaró durante su participación en el programa Esta Noche. 

 El líder anticanal dijo que han analizado el tema de los tranques, pero no pueden atribuirse el liderazgo de los mismos “porque muchos ya no solo son de campesinos o estudiantes” si no que es población autoconvocada por todo el país.

“Hay muchos tranques que ahora son autoconvocados en todo el territorio nacional y por lo tanto no podemos decir que nosotros los manejamos y podemos pararlos o intentar quitarles el derecho constitucional a protestar”, precisó. 

En eso coincidió, la líder campesina Francisca Ramírez, durante su participación en Esta Noche, para quien los tranques son una forma de protesta legítima y una forma de presión para evitar más abusos y asesinatos. 

“La única solución que nos queda es salir en masas de gente y luchar desde nuestras calles, protestar en los tranques para defendernos de la violencia del Gobierno y sus fuerzas represivas”, indicó. 

Gobierno intransigente 

Durante la cuarta mesa del diálogo, el pasado miércoles el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, dijo que era “indispensable” la eliminación de los bloqueos en las carreteras.

“Es la agenda del pueblo que está sufriendo tranques, violencia y que ve coartado su derecho a trabajar”, indicó.

Al respecto, Mairena declaró en el programa televisivo que se transmite en Canal 12 que no se ha logrado avanzar y se tuvo que suspender el diálogo “porque están aplicando tácticas dilatorias”. 

“Sabemos que Ortega firma un acuerdo y nunca cumple, por eso estamos en la calle para exigir su renuncia. Lo que queremos es que nos diga y firme cuándo se va y cómo se va a ir del poder”, manifestó por su parte Francisca Ramírez. 

Mairena dijo que cuando iniciaron los tranques “intentaron flexibilizar” para que hubiera abastecimiento de alimentos en el país, incluyendo la tregua de 48 horas, pero el Gobierno “no ha mostrado interés y violó esos acuerdos”.

El líder campesino expresó que sería “grave” perder el control de los tranques y que existiera desabastecimiento en el país.

Contó que no han tenido comunicación oficial del Gobierno sobre la posibilidad de retomar el diálogo, pero que escuchó este jueves a la vicepresidenta Rosario Murillo “repetir el mismo discurso” del supuesto amor al pueblo en su alocución diaria televisada.  

“La verdad es que si le tuvieran amor al pueblo no habrían mandado a matar a tanta gente, por eso los responsabilizamos de lo que pueda pasar”, insistió el también integrante de la denominada Alianza Cívica-conformada por representantes de la sociedad civil, estudiantes universitarios, productores y empresarios– que participa en la por ahora suspendida Mesa de Diálogo Nacional. 

Ortega “imposibilitado” para gobernar

Sobre qué decisiones tomarán si el Gobierno mantiene su intransigencia y evita que se discutan los puntos sobre la democratización del país, Mairena respondió que la Alianza Cívica solo es “la voz del pueblo” pero serán ellos mismos “los que decidirán qué hacer”. 

Mairena aseguró que el Gobierno solo ha querido mostrar que los tranques “son un problema económico” pero no han querido “dar importancia a la vida de los nicaragüenses que han asesinado”. 

Por su parte Francisca Ramírez, el presidente Ortega ya demostró “está imposibilitado de gobernar” porque mandó a reprimir a la misma población. “Están enfermos de poder y se creen los dueños de Nicaragua”, afirmó. 

Ambos invitados al programa televisivo condenaron los nuevos ataques de las turbas orteguistas a las personas que se manifestaban en el Occidente del país. “Seguimos sumando muertos en esta lucha y Daniel Ortega es el principal responsable porque no ha demostrado ninguna voluntad política de llegar a un acuerdo sin derramamiento de sangre”, aseguró Mairena. 

Ramírez insistió en que la lucha debe seguir hasta que Ortega deje el poder. “En un tranque no ha habido muertos, ni heridos, que no solo se preocupen por la economía y que se preocupen por todos los jóvenes que mandaron a  asesinar”, declaró. 

Sobre la posibilidad de convocar a un paro nacional, Mairena dijo que se está valorando esa posibilidad aunque “no quisiéramos estar un mes, dos o tres meses en la calle bajo sol y agua”.

“Pero si es la lucha que el pueblo decide nosotros estamos dispuesto a apoyarla (…) creo que Ortega debería escuchar al pueblo presidente como él mismo lo llama que hoy le pide que se vaya”, declaró.