Emergencia Coronavirus

Tres falsas “curas” contra la covid-19 que ha promovido el régimen de Daniel Ortega

Primero prometieron Interferón, luego recibieron donaciones de Hidroxicloroquina y ahora hablan de adquirir Avifavir para enfrentar la covid-19

El régimen de Daniel Ortega ha promovido el uso de al menos tres falsas “curas milagrosas” para el tratamiento de la covid-19, a pesar de que el uso de esos medicamentos no ha sido probados o están en desuso en otros países del mundo que han tenido períodos de pruebas más largos.

A inicios de abril de 2020, los medios oficiales anunciaron la llegada al país de 8000 dosis “adicionales” de Interferón Alfa 2B, tan solo 20 días después de reportado el primer caso confirmado de covid-19 en el país. Entre las filas de los simpatizantes sandinistas, se vendía como una cura milagrosa que incluso había ayudado a controlar el virus en China, donde se originaron los primeros casos.

Antes de eso, el 19 de marzo, el oficialista El 19 Digital anunció también que la planta de vacunas Mechnikov de Nicaragua podría producir el fármaco y por ello el sancionado presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Roberto López, realizaba un recorrido por la planta para finiquitar detalles que desencadenarían en la producción del Interferón Alfa 2B.

La promesa de fabricar Interferón Alfa 2B

“…Como ustedes saben el Interferón es uno de los medicamentos que se está utilizando contra el covid-19. Ya Nicaragua ha adquirido una cantidad necesaria de Interferón de Cuba, pero ante las posibilidades que tiene nuestra planta de vacunas Mechnikov, estamos evaluando como en un proyecto rápido, empezar a fabricar el producto aquí mismo en Nicaragua y de esa manera que Biocubafarma, pueda explotarlo, venderlo no solo aquí en Nicaragua, sino exportarlo a otros países de Latinoamérica”, dijo López al medio oficialista en aquel entonces.

Sin embargo, la producción de vacunas nunca empezó y silenciosamente el Gobierno decidió retirar el Interferón de la lista de fármacos que se utilizan para tratar los síntomas del covid-19, según el Algoritmo de Manejo de Pacientes con covid-19 según Severidad.

El interferón “es una molécula que los seres humanos producimos” ante los ataques virales, explica el doctor Carlos Quant, infectólogo nicaragüense, despedido por el Gobierno del Hospital Roberto Calderón, por criticar el manejo oficial de la pandemia. Esta defensa natural del sistema inmunológico tiene un “efecto de inhibición de los virus, un efecto antiviral”. Sin embargo, el nuevo coronavirus, en lugar de inducir la producción de interferones, la disminuye. Por lo que administrar Interferón Alfa 2B parecía una solución para combatir la enfermedad.

Falsas curas milagrosas contra covid-19 Interferon

El fármaco cubano es usado habitualmente para el tratamiento de enfermedades virales como la hepatitis, el virus del papiloma humano, y las generadas por el VIH. “Es un medicamento que se conoce desde hace muchos años”, señaló Quant. Pero “se ha dejado de usar ya que han salido medicamentos que son superiores” en el tratamiento de la hepatitis.

Para el doctor, la administración de Interferón Alfa 2B, a pesar que no se ha demostrado su efectividad contra el nuevo coronavirus, se hace “de manera compasiva” hacia las personas que tienen alto riesgo de morir. Esto debido a que el fármaco disminuye la inflamación y “pareciera que existe cierto beneficio”. No obstante, al aplicar un medicamento “de forma compasiva” es muy “difícil identificar si hay algún efecto negativo”, dijo.

Menos de cuatro meses después del anuncio del Gobierno, este 13 de julio, los médicos cubanos que llegaron a Nicaragua junto a las promesas de Interferón ya habían abandonado Nicaragua, sin informar qué ocurrió con la promesa de producir la medicina en el país.

Otra “cura milagrosa”: Hidroxicloroquina

Un segundo medicamento, cuyo uso es cuestionado a nivel mundial, es la Hidroxicloroquina o cloroquina, un fármaco que según algunos estudios, combinado con Azitromicina, aumenta en un 40% las muertes de pacientes en edades avanzadas.

Falsas curas milagrosas contra covid-19 Hidroxicloroquina

Aún así, el sábado cuatro de julio, Nicaragua recibió 170 000 tabletas de Hidroxicloroquina, donadas por el Gobierno de la India. El Gobierno de Taiwán donó otras 80 000 tabletas el 14 de mayo y otras 80 000 más el día 29 de ese mismo mes, que según medios oficiales se utilizarían para combatir la covid-19.

A diferencia del Interferón, la Hidroxicloroquina sí está incluída en el Algoritmo del Minsa y CONFIDENCIAL confirmó con diferentes fuentes médicas de hospitales de Managua y los departamentos, que ese algoritmo no se ha actualizado desde que fue distribuido en los hospitales en el mes de marzo.

La Hidroxicloroquina es un medicamento denominado inmunomodulador, que puede estimular o deprimir el sistema inmunológico de una persona y es utilizado en tratamientos contra el cáncer o la malaria. Sin embargo, su efecto benéfico en pacientes graves con covid-19 no ha sido demostrado.

Según el mismo documento del Minsa, la Hidroxicloroquina debe ser administrada en dosis de una tableta de 400 miligramos cada 12 horas el primer día de tratamiento del paciente grave. Además, recomienda entre otros medicamentos, la Azitromicina en cápsulas de 500 miligramos por un período de cinco días.

El neumólogo Jorge Iván Miranda explicó a CONFIDENCIAL que no solo existen preocupaciones alrededor de la eficacia de este medicamento para el tratamiento de pacientes con covid-19, sino que también es cuestionable la procedencia del mismo.

“Es un medicamento más potente la Hidroxicloroquina que la Cloroquina, pero el Minsa no tenía Hidroxicloroquina. Lo que estaba dando en los Centros de Salud era cloroquina. Lo otro es eso, el origen. Nosotros particularmente hemos tenido muchos problemas con medicamentos genéricos que vienen de la India de muy mala calidad”, explicó Miranda.

La infectóloga Mercedes Somarriba, miembro del Comité Científico Multidisciplinario de Nicaragua, también advirtió que el uso de la Hidroxicloroquina puede traer otros síntomas negativos a quienes tomen este medicamento como dolor de cabeza, mareos, pérdida del apetito , malestar estomacal, diarrea o dolor de estómago, vómitos y sarpullido.

Además, explica que, al ser la Hidroxicloroquina un inmunomodulador, se han realizado diferentes pruebas para determinar si es posible tratar el covid-19 con ella, sin que hayan resultados concluyentes. Por ejemplo, un estudio del Cold Spring Harbour Laboratory y la Universidad de Yale determinaron que no existen beneficios en el uso del fármaco en pacientes con covid-19.

“Existen resultados de estudios científicos controversiales y el médico se enfrenta a esta situación donde se toma en cuenta la situación del paciente y la experiencia del médico para tomar una decisión. Esta es una enfermedad que se conoce poco aún y lo que hoy se indica como tratamiento puede ser que mañana no sea indicación, depende de lo que los estudios científicos van evidenciando”, explicó Somarriba. 

Ahora la tercera cura milagros es el Avifavir

La tercera promesa del Gobierno llega ahora de la mano de Rusia, que anunció la intención de vender Avifavir a los mercados de América Latina. Este es un antiviral derivado de un medicamento japonés llamado favipiravir, utilizado para el tratamiento contra la influenza. Sin embargo, tampoco es considerado como una cura, a pesar que el Ministerio de Salud de Rusia aprobó su uso como el primer fármaco para combatir la covid-19 el pasado 29 de mayo.

Falsas curas milagrosas contra covid-19 Avifavir

A pesar de que diferentes ensayos clínicos realizados en Japón no demostraron que el fármaco tuviera algún beneficio para el tratamiento de pacientes contagiados con covid-19, la vicepresidenta del régimen, Rosario Murillo mostró interés en su adquisición en su acostumbrado monólogo de mediodía el pasado 10 de julio.

“(Es) un medicamento genérico que se puede producir, también un medicamento que se ha demostrado como seguro y que ha sido comercializado en el Mundo con distintas marcas. Se ha usado contra el covid en China, Japón, Bangladesh, India e Italia… Y bueno, vamos a seguir trabajando para lograr que, en cuanto sea posible, esté a disposición también de nuestro pueblo”, expresó Murillo sin volver a referirse al tema posteriormente.

Guatemala fue el país donde se presentó Avifavir para América Latina y luego de la reunión virtual que sostuvieron diferentes países del Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), el Ministerio de Salud de ese país emitió un comunicado en el que indicaban que todavía hace falta la conclusión de la fase tres de las pruebas “para determinar con solidez la seguridad y eficacia del medicamento”.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend