Nación

Liberan y otorgan medidas alternas a la abogada de la CPDH, María Oviedo

Oviedo abofeteó al teniente policial, Óscar Danilo López, quien la agredió verbal y físicamente en comisaría de Policía de Masaya

Más de 48 horas después de haber sido detenida en la estación de policía de Masaya, la abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), María Oviedo, fue liberada tras otorgarle medidas alternas, que le prohíben salir del país y la obligan a llegar afirmar una vez al mes al complejo judicial de Managua.

Oviedo fue arrestada a las nueve de la mañana del viernes pasado, cuando según narró, le dio una bofetada al teniente Óscar Danilo López, jefe de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones (DAEM), después de que este se negara a entregarle unos documentos que pertenecen a su defendido, el excarcelado, Cristian Farjado, y la empujara para que saliera de la oficina. Ellos habían llegado hasta la delegación de Masaya a interponer una denuncia por la pérdida de una arma de fuego.

“Nos agredieron tan fuerte que yo le tuve que decir a Cristian: ‘vámonos’. Después me regresé a traer los documentos que se nos estaban quedando y él oficial me dice ‘¿cuáles documentos?’, yo le digo ‘esos que están en el escritorio’ y me dice ‘de aquí no vas a sacar nada’ y me comenzó a sacar a empujones. Yo sentí que me estaba faltando el respeto y en un acto defensivo le di una bofetada porque no voy a permitir que me vaya agredir de esa forma”, dijo Oviedo tras salir de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde fue trasladada desde la tarde del viernes.

Sin embargo, en la acusación oficial, que presentó la Fiscalía durante la audiencia preliminar que se realizó la mañana del domingo, no se menciona que fue el oficial quien la agredió en primer momento, y ella solamente se defendió.

“Estamos viendo cómo actúa este Gobierno, cómo utiliza a los organismos de justicia como la Fiscalía y el Poder judicial para instrumentalizarlos y que nos discriminan a nosotros por defender los derechos humanos de nuestros representados”, denunció la abogada defensora, Leyla Prado.

A pesar que la abogada de la CPDH tiene medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estas no fueron consideradas durante la audiencia preliminar, y cuando la defensora argumentó que el oficial ultrajó a Oviedo, la juez dijo que “ no se puede pronunciar porque no tiene pruebas”.

La abogada denunció también ante los medios de comunicación que al ser arrestada fue golpeada. “Me tocaron tan fuerte el cuello que yo sentí que me iba a morir. Luché y luché porque yo estaba tratando de quitar el brazo de la persona que me estaba asfixiando”, dijo Oviedo.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend