Confidencial publica Estirpe sangrienta: los Somoza, de Pedro J. Chamorro

El libro de PJCH sobre la dictadura dinástica del siglo XX, por Carlos F. Chamorro

A partir del 10 de enero, los treinta y cinco capítulos del libro se divulgarán diariamente como una serie.

Carlos F. Chamorro
@cefeche

Una noche de 1970 en mis años de adolescencia, husmeando en los estantes de la biblioteca de mi padre en mi casa en Las Palmas, descubrí el libro Estirpe sangrienta: los Somoza.

El título me resultaba familiar por algunas conversaciones que había escuchado en las tertulias de mi padre, pero hasta ese momento no sabía, o no entendía, que se trataba de un libro escrito por él sobre la dictadura dinástica del siglo pasado.

Conocía que mi papá, periodista y luchador político antisomocista, había estado preso, desterrado y exiliado, pero en nuestra casa nunca nos habló explícitamente de su libro, ni de las torturas que él y sus compañeros padecieron en las cárceles de la Loma de Tiscapa, durante los días y noches de terror después de la muerte de Anastasio Somoza García.

Todo estaba contado de forma detallada y desgarradora en ese libro testimonial. Un relato capaz de conmover a cualquier nicaragüense con un mínimo sentido de patriotismo, pero aún más a un hijo confrontado con el dolor y el sufrimiento de su padre, que también es un ciudadano aferrado a sus convicciones de libertad, democracia y justicia social.

Leí Estirpe sangrienta de un tirón con una emoción irrepetible, y descubrí en el testimonio de mi padre a un auténtico cristiano, comprometido con la liberación de su patria, que predica y convence con el ejemplo. Desde entonces me embargó hacia él un sentimiento de complicidad, más allá del afecto incondicional que compartíamos. Ilusamente, me prometí a mí mismo protegerlo para que nunca le pasara nada, pero no le pude cumplir el 10 de enero de 1978.

Así comienza mi historia personal con Estirpe sangrienta y estoy seguro que todo mundo tiene algo que contar sobre este texto, frente al que nadie ha quedado indiferente. Las escasas copias del libro que circularon de mano en mano antes de 1978, lo convirtieron en un texto fundacional de la conciencia patriótica de varias generaciones de nicaragüenses, que por distintas vías confluyeron en la lucha contra la dictadura somocista.

El libro se publicó por primera vez en México en 1957, y desde entonces ha tenido por los menos seis ediciones en México, Buenos Aires, y Managua.

En su prólogo original, mi padre escribió: “Todo lo escrito en las páginas del presente libro, es cierto; absolutamente cierto; y el propósito de su autor ha sido narrarlo con la mayor sencillez posible, y sin exageraciones de ninguna clase”.

“Su contenido está enmarcado en la cronología de una prisión, que sufrió un hombre a quien tomaron preso el 21 de septiembre de 1956 en una casa de la Colonia Mántica, Managua, capital de Nicaragua”.

“Lo detuvieron como a tantos otros, y, como ellos también vivió en las cárceles de la familia Somoza, mucho tiempo, y fue objeto de métodos brutales”.

“Presenció y sufrió torturas, conoció a prisioneros que fueron luego asesinados, vivió un juicio histórico que por su formación y desarrollo merece ser calificado como el más negro error judicial americano de nuestra época, y ahora narra su experiencia, con la intención de divulgarla en beneficio de quienes luchan contra la tiranía en Nicaragua, y en otros pueblos de América”.

“También desea que sirva para explicar a los hijos de los que han muerto asesinados por los Somoza, el porqué del sacrificio de sus padres”.

Por la contundencia y autenticidad de su testimonio, su valor histórico, y calidad literaria, Estirpe sangrienta ha sido considerado como uno de los libros más importantes del siglo XX en Nicaragua y, además, como un texto pionero del periodismo narrativo en América Latina.

Los nicaragüenses estamos obligados a aprender de las lecciones funestas de nuestro pasado, y sobre todo a honrar la memoria de aquellos que como Pedro Joaquín Chamorro, con su sacrificio hace 40 años, abrieron el camino de la libertad que hoy el poder autoritario intenta arrebatarnos.

Por ello, cuando nos encontramos en los albores de una nueva dictadura dinástica que se pretende instaurar en Nicaragua, en Confidencial nos parece pertinente publicar una nueva edición de Estirpe sangrienta, un texto de renovada vigencia y actualidad en Nicaragua 2018, ahora como una serie en formato digital.

Esperamos que este nuevo formato de difusión masiva de Estirpe sangrienta, resultará accesible para todos los que nacieron después de 1979, y en particular después de 1990. Queremos convocar a los adultos jóvenes y jóvenes millenials que navegan a sus anchas en el mundo digital, a sumarse a esta conversación nacional sobre nuestro pasado reciente, para dilucidar los caminos para que “Nicaragua vuelva a ser república”. Y tengo la convicción de que en este libro escrito hace más de 60 años, encontrarán algunas de las razones fundamentales para reflexionar sobre lo que significa una nueva dictadura dinástica en el siglo XXI y, ojalá también, la inspiración para dar el siguiente paso.