Nación

Líderes territoriales de Río San Juan y Nueva Guinea rompen con Medardo Mairena

"No queríamos llegar a esto, pero vimos que el Movimiento Campesino está secuestrado", afirman; Mairena asegura que está dispuesto a reunirse

Tras varios meses de tensiones entre la dirigencia de Medardo Mairena  y líderes territoriales de Río San Juan y Nueva Guinea, la fragmentación del Movimiento Campesino se concretó. Más de noventa integrantes de las bases campesinas de La Unión, La Fonseca, en Nueva Guinea, y San Miguelito, en Río San Juan, eligieron su propia representación y desconocen la coordinación de Mairena y Juana Juárez.

Los nuevos dirigentes del Movimiento en lo que llamaron “Franja del Territorio Anticanal” son: Abel Marenco, Laureano López Pérez, Martín Oporta y Manuel Soza. La integrantes de este grupo afirman que se ampliarán en las próximas semanas, tras conversaciones con otros territorios como Nueva Segovia y Rivas, que buscan sumarse.

“La coordinación nacional que nos representaba ya no nos representa y no representa al Movimiento Campesino Anticanal”, reza parte de la misiva divulgada durante el fin de semana, luego de la reunión que sostuvieron los más de noventa campesinos inconformes en La Unión, Nueva Guinea.

El grupo agrega que “Freddy Navas, Lener Fonseca, Marcos Pineda y Pedro Mena, no representan al Movimiento Campesino Anticanal”.

El origen de la ruptura

Recordaron que los conflictos internos entre los campesinos de Río San Juan y Nueva Guinea con la dirigencia de Mairena, surgieron por la falta de información y consulta en decisiones tomadas por la organización. 

La nueva dirigencia conformada por los líderes territoriales de Nueva Guinea y Río San Juan señala que, luego de varios llamados a la dirigencia nacional de Mairena, continuaron “desinformados” por más de un año, por lo que se vieron en la urgente necesidad de “elegir nuestra propia representación en la Franja del Territorio Anticanal”.

Los campesinos resaltan que en una ocasión estuvieron reunidos con miembros del Consejo Nacional, dirigido por Mairena, “con el objetivo de hacerles del conocimiento que era necesario fortalecer el Movimiento Campesino…. pero no lo hicieron, al contrario, se alejaron más”.

Entre las inconformidades con la dirigencia de Mairena, argumentan los campesinos de Nueva Guinea y Río San Juan, está la “modificación de los reglamentos y estatutos”, que permitió períodos más extensos para la coordinación del Movimiento, además de la “exclusión de líderes nacionales y territoriales de las directivas”.

La nueva directiva Movimiento Campesino en Nueva Guinea y  Río San Juan refiere que esta decisión “no significa que se estén dividiendo”, sino que buscan “fortalecer” con “transparencia, responsabilidad y honestidad”  la organización.

Víctor Díaz, líder territorial de San Miguelito, en Río San Juan, dijo que la creación de la dirigencia fue la última opción, pues “no” podían seguir “esperando que nos escuchen”.

“Nosotros no queríamos llegar a esto, pero vimos como que el Movimiento Campesino está secuestrado, no se nos escuchaba, entonces, decidimos por unanimidad hacer esta acción”, afirma.

El líder de San Miguelito asegura que esta nueva dirigencia no pertenece a “un nuevo Movimiento Campesino, sino a un Movimiento Campesino original, verdadero, regido por los mismos reglamentos, sin reformas que no fueron consultadas con las bases”.

“Nosotros para hacer esto primero hicimos asambleas y luego enviamos notificación a Medardo, Pedro y a grupos donde están estos líderes que ahora desconocemos, pero no respondieron como de costumbre”, criticó.

Mairena: “Han querido ver dividido al Movimiento Campesino”

Sin embargo, Mairena negó haber sido invitado por el grupo de Nueva Guinea y Río San Juan, además dijo considerar que la conformación de esa nueva dirigencia no representa una “fragmentación como tal” y reconoció que para su coordinación ha “sido difícil poder hacer las asambleas constantemente”.

Rescata, no obstante, que líderes territoriales como Pedro Mena y Gilberto Gadea le han informado que han realizado “constantes reuniones” en esos territorios que se quejan de falta de información.

Mairena señala que la decisión del grupo de más de noventa campesinos se debe  a que “de alguna manera, hay personas que desde Managua están haciendo incidencia, porque hay personas que han querido ver dividido al Movimiento Campesino, lo cual no es de ahorita”. Por lo cual, dijo estar anuente a reunirse con la dirigencia conformada, para “discutir inconformidades, resolverlas y que pueden, si lo desean, reincorporarse”.

Nueva dirigencia denuncia “poca transparencia”

Otra de las denuncias contra la coordinación de Mairena, destaca la misiva, es la supuesta conformación de una organización sin fines de lucro en Costa Rica a nombre del Movimiento Campesino, la cual afirman es dirigida por los integrantes del Consejo.

“No sabemos con qué fin administra esa ONG, pensamos que la formaron con el fin de trabajar el Movimiento Campesino, pero no sabemos cuáles son los logros que ha tenido y los beneficios que ha tenido el Movimiento Campesino o ellos como personas”, denunciaron.

Díaz señaló además que, desde esa ONG, se ha “usado el nombre del Movimiento Campesino para recoger fondos y estos no han llegado a quienes más lo necesitan, a los lisiados de abril, entonces, vemos cómo se están lucrando a nombre del campesino”. 

Las afirmaciones de la directiva de Nueva Guinea y Río San Juan son rechazadas rotundamente por Mairena, quien dijo que el Movimiento Campesino “no tenemos una ONG en  Costa Rica, no tenemos personería jurídica en Costa Rica, no la tenemos porque no somos una ONG, somos un Movimiento social”.

Mairena asegura que lo que han hecho como Movimiento Campesino es apoyar a “muchas familias en el exilio con víveres, obviamente, no han podido subsidiar toda la demanda que tienen los exiliados, pero se hace lo que se puede”. Además, insistió en que como Consejo y coordinación están “anuentes a escucharlos, escuchar las inconformidades, aclarar las dudas, resolver los conflictos, para que de alguna manera puedan incorporarse nuevamente, porque no hay ningún interés de excluir a nadie, todo lo contrario, la intención es unirnos todos en un solo puño para que salgamos juntos de esta dictadura”.

Impulsarán unificación

Mientras tanto, la dirigencia que conformaron los líderes territoriales de Nueva Guinea y Río San Juan recalcaron que su propósito, por ahora, es “invitar a todos aquellos líderes nacionales y territoriales que se sintieron excluidos” a unirse a esta nueva representación.

“Ya estamos en comunicación con los campesinos de diferentes municipios y departamentos y campesinos en el exilio y pronto estaremos reuniéndonos con el sector estudiantil y juvenil”, señala el documento.

Díaz aclaró además que, por ahora, no han consultado a sus bases sobre la posibilidad de integrarse a una de las organizaciones opositoras de tendencia azul y blanco, pues “no queremos que nos utilicen ni causar inconformidad, entonces, ahorita sí podemos hablar con cualquier sector opositor a nivel nacional, pero sin compromiso”.

Culminó recordando que este espacio, a través de la nueva coordinación, será con el fin de  “reivindicar los principios del verdadero Movimiento Campesino y se dejará abierta la puerta para que los que fueron excluidos, por la coordinación de Mairena, para que puedan integrarse a esta nueva dirigencia… Todos son bienvenidos”.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend