Nación

Exhortan a no comprar artículos que generen impuestos

Llaman a paro de consumo y paro energético

Paro

El paro de consumo está convocado para tres días a partir de hoy miércoles, y el paro energético de una hora diaria se extendería por tiempo indefinido



La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco convocó a un “paro de consumo” de tres días a partir de este miércoles, y a un paro energético de una hora cada día que se extienda de manera indefinida, para protestar por “la cruel represión” del régimen de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

“Exhortamos a la ciudadanía en resistencia pacífica ante esta criminal dictadura a ser protagonista de paro de consumo por tres días, iniciando el día miércoles 17, jueves 18 y viernes 19 de octubre”, instó esa alianza opositora en una convocatoria pública.

La coalición pide específicamente no comprar los artículos que más generan impuestos al Estado: combustible, bebidas alcohólicas , bebidas gaseosas y tabaco.

Asimismo, invita a la sociedad nicaragüense a suspender el consumo energético de las siete a las ocho de la noche de manera indefinida.

La unidad opositora explicó que hizo esa convocatoria como parte de una serie de acciones dirigidas a debilitar al régimen de Ortega, y “ante los hechos de represión, persecución, asesinato, secuestros” contra los manifestantes antigubernamentales.

En ese sentido, condenaron de manera enérgica los hechos acontecidos el domingo pasado, cuando la Policía Nacional “una vez más hizo uso irracional de las fuerzas para-policiales, antimotines y policiales, para criminalizar el derecho de reunión y protesta cívica” establecido en la Constitución, y en donde privaron de libertad “por más de 36 horas a 40 ciudadanos”.

Asimismo, esa unidad exigió la liberación inmediata de los más de 400 presos políticos “por el simple hecho de hacer uso de sus derechos constitucionales”.

La Policía Nacional dijo el pasado domingo que había liberado a ocho de los 38 detenidos ese día durante una operación para garantizar “el orden y la seguridad en la capital ante los intentos de agrupaciones terroristas, golpistas y criminales que en los últimos meses han estado desarrollando acciones que violentan la paz y la tranquilidad”. El resto de los detenidos fueron liberados a lo largo del día siguiente, a excepción de un joven que continúa en las celdas de El Chipote.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado, según organizaciones humanitarias locales e internacionales, al menos 325 muertos confirmados, mientras que el Ejecutivo cifra los fallecidos en 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos, pero el Ejecutivo rechaza esas denuncias.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social el 18 de abril pasado, y se convirtieron en una exigencia de renuncia tras las muertes registradas durante las manifestaciones.

La amenaza de Ortega

A finales de septiembre, Ortega amenazó a los empresarios no volver a sumarse a un paro nacional, bajo el argumento de que la economía se encuentra “seriamente herida”, debido a la crisis sociopolítica que atraviesa el país y que ha dejado cientos de muertos.

Ortega advierte a empresarios no sumarse a paro

Durante un acto partidario, el mandatario anunció que enviará a policías para resguardar los negocios que abran sus puertas ante un nuevo paro nacional, porque, de acuerdo con Ortega, las empresas alegan que cierran por razones de seguridad al recibir amenazas que quemarán sus locales.

“Vamos a mandar a la policía para que (los negocios) mantengan las puertas abiertas, para que eso (presencia policial) les de la seguridad que nadie les va a quemar el negocio”, señaló.

La sociedad civil organizada y los autoconvocados nicaragüenses han realizado tres paros nacionales de 24 horas en contra del régimen de Ortega y Murillo